lunes, 3 de septiembre de 2018

Se nos va agosto.

 Comenzamos la semana como viene siendo típico en éstas vacaciones veraniegas, Juanito y yo de marcha en la finca, nos lo pasamos bien en un entorno natural, tranquilo y silencioso. 
Tanto él como yo fluimos sin problema haciendo nuestras cosas, él jugando y en su mundo con sus historias y yo intentando dejar bonito el entorno con las flores que he colgado y han sido regalo de mi madre. 
 Así han quedado una vez y las plantas colgadas, parece un lugar super acogedor, donde uno nada más verlo quiere sentarse a descansar y tener un momento de paz.
 El martes de tarde noche, decidimos ir de caminata a la finca a regar un poco y volver de noche con las luces. A Ángela le encantó la experiencia aunque duro, otra pájara que sufrí yo a la vuela y menos mal que estábamos juntos me habló un rato y se me pasó.
 Creo que sufro de picos de subida de insulina al tomar alguna que otra barrita sin proteínas y sufro éstas pájaras. Una foto tomada de la vuelta que me parece muy bonita. 
Al día siguiente voy otra vez medio corriendo y medio caminando hasta la finca, llevo algo de comer a los animales y de paso pongo otra vez agua ya que los días están fuertes de calor. 
Es raro el día que Canelo no me está esperando para acompañarme hasta arriba y pasar un rato conmigo, es mi fiel compañero en éste rincocito de paz. 
 Ese día por la tarde habíamos quedado para ir con Heather y Nick al cine al aire libre de Meloneras y tomarnos algo, nos gustó mucho la experiencia y Juanito se vio toda la película como un campeón, una tarde muy agradable.
A la mañana siguiente otra visita a la finca, saqué una foto de un papayero que planté no hace mucho para ver lo que ha crecido, en verano se dan muy bien, a ver como aguantan el invierno. 
Una foto de la bugambilla que había dado por muerta tras transplantarla, ha florecido y tiene una flor naranja muy bonita, son una de las plantas ornamentales que más me gustan. 
A mi llegada había un paquete de correos con la guagua de Cars 3 que le encanta, se pasó toda la tarde jugando e inventando historias imaginarias, que pasada de imaginación que tiene. 
Vienes por la noche habíamos reservado mesa en el Bandera para comer con Heather y Nick y Abián que regresaba de Fuerteventura. No pusimos muy guapos como se puede observar en la foto. 
Fue una velada muy entretenida, comimos bien, hablamos mucho y reimos que es de lo que se trata, además de escuchar buena música.
Sábado entre compras y piscina lo pasaron ellos mientras yo trabajaba, Juanito según veo en los vídeos ya nada como un auténtico pez. 
Del bufet del hotel sacaron un snak a la piscina y de eso almorzaron mientras disfrutaban del buen día que hacía. 
El domingo por la mañana voy a dar otra velta a la finca y veo el papayero a reventar de Papayos, estoy deseando que maduren y probar nuestra cosecha, que cosa más bonita. 
Ángela se ha comprado el sábado las asics trabuco de mujeres para seguir saliendo de ruta conmigo, espero que les haga muchos kilómetros y disfrutar de la montaña como yo lo hago.
 Ése sábado de compras Juanito también pudo disfrutar de loas saltos de las colchonetas en el centro comercial las terrazas, la primera vez que lo hizo fue en Tenerife y le encantó.
El domingo se marchaba la familia de Ángela a casa y Juanito se cogió un buen disgusto, incluso lloró porque quería ir a Inglaterra en el avión.
 Ya en casa por la tarde se lo pasó bien vestido de policía y jugando con Abián a las detenciones.
Mientras tanto Ángela le hacía una tarta a mi madre por su cumpleaños que esperamos partir mañana por la tarde después o antes de nadar. 
Una muy buena semana, un abrazo a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario