martes, 10 de julio de 2018

De visita.

 Comenzamos una semana en la que Tony y Mike se quedan en nuestra casa e intentamos pasarlo bien a pesar de las limitaciones, la casa es pequeña y sólo tenemos un coche. 
 Juanito se ha puesto más difícil aún, a la falta de actividad por no haber cole, se le suma la excitación de tener gente en casa, pero hacemos lo que podemos.
 Las salidas son pocas pero intentamos pasarlo bien, es difícil entrar en el chip de la gente que nos visita, ellos entran en modo vacaciones y notros pues estresados y con más trabajo de lo normal.
 Los desahogos son las salidas y paseos cuando salimos a comprar, yo me quedo con Juanito para que Ángela tenga su momento de paz. 
A principios de semana hemos jugado un partido entre gente del taxi y familiares, lo he pasado bien, pero no estoy preparado para ese tipo de esfuerzo, arrancadas y cambios de dirección. Se me cargaron mucho los abductores pero en general lo pasé bien y hasta metí un gol. 
 Entre semana hemos hecho una pequeña barbacoa en la finca y hemos encendido todas las luces que compramos días atrás, me ha gustado mucho la iluminación que deja en el entorno, estaría super bien pasar unos días tranquilos allí.  
 He puesto la piscina y hacía un día espectacular para darse unos baños, la temperatura idónea para disfrutar del sol y la brisa de la montaña. 
 El Huertillo se está convirtiendo poco a poco en un lugar donde tenemos tranquilidad y podemos disfrutar de nuestra intimidad sin intromisiones ni ataduras a nada ni a nadie, ese era el fin de todo éste proyecto, el poder tener un lugar de paz. 
 Quiero hacer mención a una frase que Juanito dice y que dejaré plasmada aquí para releerla en el futuro y que me lo recuerde, cuando quiere conducir me dice, "PAPI, QUIERO RANCAR", jajajaja. 
 Hemos colocado una diana y nos hemos echado unas partidas, es muy entretenido, empezamos con el 1 hay que terminar en el 20 y una vez terminado dar en la diana del centro. Nos pegamos un buen rato para terminar una partida que jugamos Ángela y yo, concretamente casi hasta la una de la mañana. 
El verano ha llegado y el tener agua propia y el sistema de goteo activo he hecho que ésto cambie de color en muchos aspectos, hay muchas flores y un ambiente super natural. Mucho colorido, las plantas y árboles ya están recibiendo mi buen rollo. 
No hay más que ver lo relajada que está Ángela en ésta foto, disfrutando de la piscina y el colorido que hay, aún siendo esos minutos de buenos momentos. 
Ha sido una semana cargada de mucho estrés y decisiones de nuestra calidad de vida tomadas, pero hay que seguir y salir reforzado, aprendiendo de los errores y revivir en el trabajo esos minutos de tranquilidad que hemos pasado en El Huertillo. 
Un abrazo a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario