domingo, 15 de abril de 2018

Segunda semana del cambio...


Comienza la semana de cole para Juanito y de trabajo para mi, lo he tenido que despertar ya que el sueño le acompaño una hora más de lo habitual. Pero una vez puesta la mochila se animó como siempre, le encanta el cole. Ésta foto es de una curiosidad que quiero dejar plasmada, Juanito se está tomando su bibe y si hay publicidad deja de tomárselo para continuar una vez y comiencen los dibujos nuevamente. 
 Después de llevarle al cole fui a regar la finca, los Árboles están creciendo mucho, el olivo que está a la derecha de la casa está enorme, tan grande que ya le he quitado la guía que lo mantenía recto, ha enraizado muy bien. 
Una vez y la finca está regada llegó el turno de regar mi cuerpo y mente, me he marcado un circuito de pesas que ya es marca de la casa y me he quedado super a gusto. Que bien sienta el deporte moderado, nutre y no marchita, ni la mente ni el cuerpo. 
Por la tarde es turno de Juanito y su natación, Ángela también tiene el mismo circuito que yo, se está poniendo muy en forma y la ropa le está quedando genial, un cuerpo de infarto.
Hoy por la mañana después de dejar a Juanito en el cole recibo ésta foto de mi amigo Luis, es del Barranco de la Torre, ahí pasé yo muchos veranos con María, Luis, Maca, Eduardo y José Miguel, y sus primos Hector y Jenifer. Fueron unos momentos memorables, Maca murió hace ya un año y me dejó una gran pena. Le he dicho a Luis que quiero visitar la tumba de su madre y honrarla con flores, siento que necesito hacer eso y lo haré. 
Acto seguido y aprovechando que hacía un día increíble salí a correr por la montaña, bueno a caminar y trotar que es lo que me gusta, así disfruto más.
Está todo precioso, todos los matorrales y arbustos florecidos, la temperatura perfecta para salir a correr, una buena sudada y para casa.
Por el camino me llegó un wasap de my Brodel Richard, había salido a correr con su mujer Sabrina, están los dos guapísimos. Cuando uno se rodea de gente positiva algo se pega, por eso ellos son protagonistas de la entrada de mi blog esta semana, gracias por la "Afoto", "malintentao".
A mi llegada a la finca me esperaba como casi siempre mi fiel compañero Canelo, siempre alegre y más sabiendo que le pongo unos granos nuevos que le compró Ángela que le encantan. Que animal más noble, cuando pueden aprender muchas personas de él.
Ya a la entrada de mi trabajo saqué ésta foto que publiqué en instagram, me gusta mucho el desenfoque del fondo y los colores del primer plano, me parece una foto muy agradable a la vista.
 Ángela y Juanito fueron por la tarde al curso que se está impartiendo en la guardería sobre comportamiento infantil. Ahí ha estado jugando y ha visto a sus antiguas profesoras. Que alegría.
 Abián mandó al grupo una foto del Santiago Bernabeo, en la mañana en la que se va a Jugar el pase a semifinales de la Champion Leage contra la Juventus, que pedazo de estadio más bonito.
 Después del gimnasio llegué a casa y descansé un poco, me esperaba para almorzar unas samas a la espalda que hicieron mis padres. Dios mío que ricas estaban, gracias a ellos como muy bien, estoy sólo en casa y ellos en la suya y siempre almorzamos juntos.
Así de guapo y de a gusto me quedé para ir al trabajo, con optimismo y con ganas. Es un buen trabajo y esto aprendiendo a mirar la parte positiva y me va viento en popa.
 Jueves día de regar la finca, decidí ir corriendo hasta la finca por la montaña y me encontré con Pepe Cruz, un vecino del Pueblo y compañero de trabajo de mis hermanos. Hablamos un rato sobre muchos temas y se hizo el camino mucho más ameno. Al final llegó hasta la finca conmigo y le gustó mucho lo que he hecho ahí.
 No quiero que a nuestro árboles y plantas les falte el agua ya que están saliendo brotes en todos ellos. Aquí una foto de la Jacaranda, estoy ansioso de que ramifique un poco éste año y ver si en uno o dos años más tiene una buena floración. Son un espectáculo cuando están en floración. Es en mayo y son de un color violeta muy intenso.
A la vuelta por el itinerario de siempre, hacía hoy un día de calor y humedad, lo noté en la cantidad de agua que tomé en el trayecto de ida y de vuelta. Ésta es la primera casa que encontramos viniendo de Mogán.
Por la tarde Juanito a ido a la ludoteca y Abián a entrenar, Ángela a intentado hace yoga y éste ha sido el resultado, jajajaj, me parece una foto super graciosa.
 Hoy día de hacer muchas cosas, último día de cole de la semana para los chicos y a disfrutar el fin de semana. Juanito después de clase aprovechó la cama del abuelo para descansar un ratito.
 Abián por su parte no escapó del rancho que la abuela le tenía prepadao. Está en un momento de cambio de su vida y a punto de terminar su etapa de estudiante en el Pueblo para ir a Maspalomas el año próximo.
Comenzamos la mañana del sábado a las 6 de la mañana despertando para ir al Trail Mini Sky Gran Canaria, una carrera de 18km que transcurría por nuestro municipio.
Disfrutamos de un día de escándalo, un sol radiante y unas vistas espectaculares, eso que se ve ahí abajo es Mogán visto desde el Guirre, hay muchos barrancos con unas verticales imponentes. 
 Un vídeo de Juani, sufrió lo suyo pero terminó, aquí está en el final de la subida de los primeros 7km que le costaron los suyo.
 Aquí ya en plena bajada hacía el Puerto de Mogán, las rodillas sufrieron mucho, es un camino que creo se disfrutaría mucho más con botas de senderismo y no zapatillas de trail.
 Llegando casi a meta nos pasó Victor, venía algo tocado pero había hecho una carrera muy buena, estaba entre los primeros de la carrera de mitad de distancia, creo que 34 kilómetros totales.
Por la tarde del Sábado Ángela y los chicos llenaron la piscina nueva para disfrutar un rato del día de sol que había, además de jugar con globos llenos de agua. Juanito por lo que se ve disfrutó como un enano que es. 
Yo fui al trabajo, y allí me esperaba éste regalo, Antonio un compañero me ha traído una parra enraizada que plantaré en el terreno, ya que de las 3 que yo planté solo veo que una ha enraizado.
 Por la noche nos fuimos Abi y yo a regar la finca y dejar el tanque que se vaciara, porque al día siguiente vendría el montador del mismo a arreglarlo y después de eso nos quedamos los dos a dormir allí y fue una gozada. Una super tranquilidad.
 Yo desperté a las 8 y Abián casi a las 10, solo se escuchan el trinar de los pájaros por la mañana, ya hacía falta recargar las pilas y tener contacto con nuestro santuario.
 Comenzamos la mañana haciendo unos trabajos en lo que Abián y Juanito me echaron una mano y lo pasamos bien a pesar de que era un trabajo pesado.
 Para desayunar un lujo que no solemos hacer mucho porque tratamos de mantenernos en forma, bocadillo de pan de leña y mortadela frita, jajaajaj.
 Juanito se encargó de Lavar los cacharros, o más bien de jugar con ellos en el agua, pasamos una mañana muy tranquila y agradable.
Una semana llena de vivencias y buenos momentos.
Un abrazo a todos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario