domingo, 11 de marzo de 2018

Organización.

Comenzamos la semana de trabajo y planteándonos el tener más organización con las cosas, el ritmo de la vida es tan rápido y tenemos tantas cosas que hacer que a veces andamos perdidos. 
 Visita de rigor a la finca para dejar el terreno llano y poder poner un depósito de agua que lo nuestro nos ha costado para poder tener autosuficiencia y seguir tirando para delante con éste proyecto que nos hemos propuesto. 
 Por otra parte las puertas de entrada al terreno ya van viento en popa, hice una visita al taller metálico de nuestro pueblo y Sebastián ya las ha comenzado, que alegría ver como todo al final se va consiguiendo y pagando poco a poco. 
 Juanito yendo al cole por las mañanas y creo que pasando ésta época difícil que tiene, un poco cabezota, pero bueno tiene tres años y medio y hay que pasar esos momentos y seguir con su educación. Es muy gracioso y la mayoría del tiempo pasamos muy buenos momentos. 
 Una foto de mi hermano que ha salido a caminar, menos mal, los días están veraniegos y hay que moverse, la pereza para todo, ya sea trabajo, pareja, familia o actividad física siempre nos está acechando y hay que vencerla, hay que recordarlo y actuar en consecuencia. 
 Ángela me manda esta foto de su tiempo de descanso en el trabajo y me comenta el buen día que hace para ir a la playa y decidimos que al llegar a casa preparamos las cosas y vamos a la playa un rato. 
 El agua estaba absolutamente congelada pero a pesar de todo Juanito y yo en plan valiente nos damos un baño que a mi sobre todo me sirvió para relajarme y soltar toda la tensión del trabajo.
Sábado por la mañana Juanito saca todo su arsenal para pasar una mañana en casa Jugando. 
 Domingo nos toca a mi y a Richard salir juntos y nos mandan a un evento en el horno pero antes vamos a dar una ronda por Soria y hacía un día de escándalo. 
 Aún seguía cayendo agua desde la montaña y se respiraba pura paz y tranquilidad. 
 A la vuelta encontramos a tres jinetes en sus caballos, impresionante, muy bonitos y muy grandes, a Juanito le hubiera encantado verlos. 
 El día anterior me había mandado Ángela una foto del terreno cuando no había absolutamente nada de nada, ahora me doy cuenta de todo el trabajo que he hecho. 
 Por la mañana Juanito y Ángela habían estado en casa hasta que yo llegara de trabajar, aquí una foto de lo que andaban haciendo, no se salió nada Juanito pintando las uñas de su madre jajajaja. 
Me llega una foto a última hora de mi sobrina Gabriela que había ido al estadio del Gran Canaria a ver un partido de baloncesto. 
Una semana muy buena llena de vivencias, un abrazo a todos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario