domingo, 7 de enero de 2018

Comienza el año 2018

El primero día del año me toca trabajar temprano, mi sorpresa viene en lo tranquilo que terminó la fiesta donde me tocó cubrir servicios, Plaza de Arguineguín. 
Una foto que tomó el concejal de deportes que estaba en la zona de todos los que estábamos trabajando. 
 El único incidente a destacar ocurrió justo debajo de nuestra casa, no se si por el lanzamiento de un petardo o qué, pero ardió el barranco. Gracias a la pronta actuación de los bomberos, protección civil y nuestra se pudo apagar. 
No pararon de llegarme fotos de todo el proceso de extinción del incendio gracias a Ángela que vivió el suceso de primera mano.
Empieza el año y me voy caminando y corriendo hasta la finca para empezar el año, espero ir más veces durante el mismo y recuperar un poco mi forma física que la tengo abandonada totalmente.
Llego y siempre me encuentro a mi fiel amigo Canelo, no protesta ni dice nada, siempre agradecido y fiel, es el mejor amigo que tengo aquí, no me juzga y me respeta .
 He refrescado y abonado la tierra del limonero, ya que lleva dos años plantado y he aprendido que se recomienda hacerlo.
 Mientras tanto Paola Abi y Ángela han ido a comprar a Las Palmas después de que ella terminara de trabajar, lo han pasado muy bien.
 Ya en casa me noto resfriado pero aquí estaba Luna para darme un poquito de calorcito y mimos, es un amor, la mejor gata del mundo y otra vez lo repito, no me juzga y siempre se alegra de verme.
 Jueves por la mañana Abián, Juanito y yo, hemos ido a Veneguera y hemos ordenado muchas cosas que habían en la finca desordenadas, además él ha quitado las burbujas que se habían formado en el techo para re pintarlo de nuevo y ver si no gotea más el salón.
 Éstas estructuras metálicas de color marrón ya las he comenzado a lijar y pintar porque van a ser la base de la puerta de la entrada de la finca, irán pintadas de verde y luego vestidas de madera y pondré unos tachones de color negro para hacerla aún más bonita.
Los niños después de ayudarme se han puesto a jugar a la pelota un rato, me encanta verlos disfrutar de éste lugar, es increíble.
Por la tarde fuimos a ver Ferdinand, una película de dibujos de un toro de lidia, muy divertida y emotiva al final. 
 Ángela nos sacó una foto de camino a casa regresando del cine, Juanito no paró de hablar en todo el trayecto, mejor dicho de hablar por encima de nosotros. Estamos pasando una época de incomprensión general, jajaja, nosotros contra el mundo.
 Juanito llegó con muchas ganas de pintar porque la madre le había comprado unas ceras y quería estrenarlas, está pintando super bien, le gusta mucho pintar.
He empezado a trabajar en lo que será la puerta de entrada, espero que quede muy bonita, la quiero hacer de madera y con unos clavos simulando a una puerta antigua y rodeada con el hierro de color verde isla de los puntales. 

También he plantado dos nuevas hiedras, para que el vallado se pueble de verde y nos de un poco de intimidad, aparte de que quede el entorno más bonito. 
Llega el día de reyes y con eso la alegría y el roscón, ha habido regalos para todos como siempre, hemos pasado un día super bueno.
Aquí Jose montando la grúa de Juanito, nos hemos echado unas risas.
Juanito al mover el brazo de la grúa se mandaba de lleno y Jose y yo nos reíamos mucho, fue muy gracioso.
Momento de respiro, tiempo de lluvia y disfrutando del aire fresco en la terraza, ha sido un día muy bonito.
Por la tarde hemos ido a la finca un poco a ver como están nuestras plantas, Canelo y la gatita, nos va a traer creo yo que tres bonitos gatitos que mantendrán la finca limpia de ratones y llena de alegría. 
Por la noche ha llegado Paola y nos hemos intercambiado regalos, me ha gustado verlos tan contentos, Abián estaba muy nervioso y contento a la vez con todo el tema de regalos. 
 Que foto más guapa ésta que tiene Abián, fue un regalo de Paola, me parece una foto espectacular, que bonita la juventud, eso es en la playa de Patalavaca creo.
Domingo de mañana hacemos una buena limpieza de la casa y decoramos un poco, hemos montado un reloj nuevo super guapo, me encanta, lleva su trabajo dejarlo tan bien puesto. 
 Al subir a casa de mi madre los chicos estaban jugando al juego que se llama escape y les eché una mano para terminar antes de que acabara el tiempo, muy guapo el juego.
 Luego hemos comido todos juntos en la azotea, que sería de nosotros sin nuestros viejos queridos que siempre nos tienen la comida en la mesa puesta, le debemos la vida y mucho más.
 Después del almuerzo decidimos ir toda la tropa a la finca a jugar un rato a la petanca y a hacer la segunda parte del juego que antes mencioné, lo pasamos bien a pesar de que el tiempo no acompañó mucho, hacía frío y un poco de lluvia.
 También Gabri se animó a dar una vuelta en la bici que tenemos allí, ahora con las ruedas infladas se hace más fácil.
 Juanito y yo hemos echado una carrera y ha ganado él como siempre, dos espectadores de lujo, Triki y Canelo, que momentos más agradables. 
Ha sido una semana increíble, como siempre digo muy llena de vivencias y alegría, no es difícil ser felíz, es cuestión de fluir y aceptar todo como venga, simplemente vivir la vida. 
Un abrazo a todos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario