lunes, 27 de marzo de 2017

Seguir creando

Sigo muy ilusionado poniendo el terreno bonito con el poco tiempo del que dispongo, la verdad que últimamente he descuidado un poco el tema entrenamientos pero creo que el trabajar con piedras y carretillas de tierra me mantienen en forma. A saber la cantidad de kilómetros que hago en dos o tres horas que estoy trabajando las tardes que puedo. 
He comenzado entre otras cosas a vestir los laterales de los tres escalones que me hizo Paco la semana pasada y está quedando muy guapa. 
La entrada ya limpia, estoy deseando ver como va quedando el muro de piedras que tenemos previsto empezar el viernes.
Me he imprimido un pequeño manual para hacer casas para pájaros a ver si Abián se anima y me hace un par de ellas e ir colocando dos o tres por distintas partes del terreno.
Ayer por la tarde bajé a la parte del barranco más pegada a mi terreno donde tengo plantada higueras y vi como ya empezaron a salir las primeras brevas, preciosas se están poniendo las plantas.
La semana transcurre creando, nos hemos hecho unos maestros de hacer muros de piedra Jose y yo, estamos dejando el terreno muy curioso.
Hemos terminado la terraza que le da otra altura a una parte del terreno y ya empieza a verse todo más ordenado.
 Sábado turno de Ángela y Gema para dar caña en la Vegueta Nigt run, una prueba espectacular que se corre de noche en un marco muy bonito.
Después de la carrera una cena muy agradable y unas cervecitas muy a gusto en Meloneras, hace falta recetear la mente.
Juanito ha pasado un buen fin de semana disfrutando a tope de su pandilla de Toy Story.
Domingo, día de relax y un poco de trabajo en la finca, Juanito dormido de dar caña con la bici en la Plaza de Veneguera. Semana espectacular.
Un abrazo a todos. 

lunes, 20 de marzo de 2017

Más sueño.

Comenzamos la semana igual que terminó la pasada, seguimos en la batalla con Juanito para que pueda dormir bien y sólo. 
Lunes ya deseando ir con mi hermano Jose a Veneguera por la montaña para de paso entrenarnos y hacer algo en el terreno.
Siempre hay mil cosas que hacer y otras mil que aprender, pero todo va saliendo, lo que un día parece un obstáculo al día siguiente parece una tontería. Parece que no pero el tema de construir cosas tipo muros y otros quehaceres te abre la mente y te lleva a la dimensión de la paciencia, algo que tenía olvidado. 
La experiencia de semanas pasadas nos dice que tenemos que tener un par de días a la semana para romper la monotonía y relajarnos y decidimos como el tiempo acompaña ir a la playa. Aquí un fotón que saqué a Juanito.
Miércoles reclutamos a Abián y a mi hermano Jose para cargar piedras en el camión y continuar haciendo los muros que tanto he querido hacer, espero que se hagan realidad algún día.
 Seguimos Paco y yo currándonoslo a tope los sábados por la mañana, el me marca los deberes y yo los hago ya se han unido a la familia dos olivos más que plantamos de una vez por todas.
 También hemos empezado a preparar la entrada para poner la puerta correspondiente y arrancar con los muros de piedras.
Otra idea ha sido el poner piedras en las pocetas para que mantengan mejor la humedad y el consumo de agua sea menor.
Lo que ha sido una pasada fue el regalo del día del padre de Juanito, él estaba super ilusionado y no paraba de repetir, mira, soy  yo, Juanito y Papi, jajaajajja.
Una semana super bonita, con Abián motivado y aprobando exámenes y todo lo demás en orden.
Un abrazo a todos. 

miércoles, 15 de marzo de 2017

Sueño.

Sueño es lo que tenemos Ángela y yo desde hace ya unos meses. Juanito se despierta cada noche de madrugada y nos rompe el descanso, pero vamos llevándolo como podemos.
Son las fases que hay que ir superando como todo en la vida, es que ser padres es cuestión de fases o asignaturas pendientes que hay que ir aprobando poco a poco con paciencia y mucho trabajo.
Con más Trabajo y paso a paso también van saliendo las cosas en el terreno, ésta semana me ha ido a ayudar mi hermano Raul y la verdad que lo estamos pasando de puta madre.
Llego a casa sucio y exhausto pero muy satisfecho de ver como van avanzando las coas. 
 Aunque poco, sigo corriendo por la montaña los días que voy al terreno a trabajar, muchas de las veces regreso de noche y siempre se engancha algún amigo, ésta semana ha ido Hector conmigo y lo pasamos genial. 
Y gracias a que se engancha alguien puedo subir una foto decente mía de vez en cuando al blogg, aunque tengo que decir que algunas fotos que he subido con disparador automático han salido geniales. 
La semana ha sido la mar de productiva y la verdad que estamos muy cansados pero seguimos en forma y con nuestros proyectos viento en popa. 
Un abrazo a todos. 

martes, 7 de marzo de 2017

A currar.

Semana de mucho trabajo, trabajo mezclado con deporte para poder seguir compatibilizando los proyectos que tengo sin dejar de lado ninguno de los dos.
Ahora mismo tengo más en mente el ir avanzando en el terreno que hace ya casi dos años tenemos y de paso seguir manteniéndome en forma, ya que puedo ir y venir por la montaña desde casa. 
He comenzado a hacer los muros organizando un poco el terreno con las pocas ideas que tengo, y de como quiero tenerlo dispuesto más o menos y parece que ya va cogiendo forma. 
Muchos de los días regresamos de noche, y así nos hacemos 45 minutos extra de entrenamiento después de estar trabajando unas horas.
Así ha pasado la semana y tengo que decir que aparte de ir manteniendo la forma voy avanzando en éste proyecto que metí en nuestras vidas hace ya casi dos años. 
Los días están espectaculares tanto para andar por la montaña, como para estar currando. Tengo la sensación de que es verano. Mi hermano Jose me está acompañando en algunas salidas y le va entrando el gusanillo de entrenar otra vez.  
Sigo aprendiendo y atreviéndome a hacer cosas nuevas y la verdad que es muy gratificante cuando tú mismo vas terminando las tareas que pensabas que no podías hacer. 
 Los días han pasado volando ésta semana y hemos pasado buenos momentos a pesar del cansancio que acumulamos, el colega se está despertando por las noches con alguna que otra pesadilla y nos corta un poco el poder dormir de un tirón.
Me gusta escribir éstas entradas ya que en un año toman un valor incalculable el haber plasmado un poco nuestras vivencias semanales.
Y ver como las pequeñas plantas que plantamos ahora, en un año o dos ya estarán echando flores y nuestros retoños también pasarán a ser adultos y adolescentes.
Un abrazo a todos.