domingo, 12 de noviembre de 2017

Retomando la calma.

Semana libre, comienzo a plantearme que ando mucho rato estresado,  no disfruto de las cosas, siempre con mil cosas que hacer, que si la finca, el niño, trabajo y luego mantenerme en forma y no me está haciendo bien. El cabreo del viernes pasado por el tema de la mesa me hizo mucho mal. 
Lunes comienzo con fuerza, me pongo a montar un armario que había comprado hace una semana en ikea y en un par de horas ya estaba montado. 
Aquí el resultado, está quedando chulo el nuevo diseño de salón que le gusta a Ángela para las navidades, como buena británica una chimenea para que santa deje sus regalos ahí, no quiero ni imaginar lo bonito que va a estar el árbol de navidad éste año. 
Después de nadar y ya casi se me hizo el tiempo de recoger a Juanito que hoy ha salido del cole muy contento, dice que comió puré y carne pequeñíta, jajajajaja. 
Por la tarde he llevado a Abián a entrenar y me he ido a un sendero que hacía tiempo tenía ganas de visitar. 

Saliendo de Arguineguín y cruzando la autopista por la montaña, tenía otra idea en mi cabeza de como era ésto, pero bien, me ha gustado. 
Por su parte Juanito ha tenido piscina y ha bajado caminando a casa con Ángela, se quedó dormido muy temprano, la piscina lo agota mucho ajajjja. 
Martes voy a la finca a currar, sulfato los árboles y empiezo un nuevo muro que quiero avanzar durante ésta semana, a ver que tal, le he metido ganas. Por la tarde Juanito merienda pan de chorilate (nutela) y mira como se le queda la cara y las manos. 
 Decidimos dar un paseo temprano por el puerto de Mogán, éste niño es un personaje, en cada rincón que se presenta encuentra algo que le llama la atención.
 Aquí le hemos dado de comer a los peces pan de leche, a Juanito le ha gustado mucho, Abián nos ha acompañado y ha sido un paseo muy agradable.
 Habían unos jóvenes haciendo popas de jabón cerca de la playa y Juanito fue uno de los que más rompió, le encantan las pompas.
 Aquí con Abián y Juanito viendo los cangrejos, Juanito preguntó, ezo como ze rama, (eso como se llama, refiriéndose a los cangrejos).
 Abián y yo subimos al mirador corriendo y pasamos por casa de mi abuela a ver a mi tía y tomamos agua y él vio la casa de mis abuelos, aquí un selfie super bonito, ha sido un día muy guay.
 Una foto hoy antes de ir al cole, nos parecemos mucho aquí, hoy ha ido contento pero ha sido un día duro.
 En la finca he parado a desayunar a media mañana, bocadillo de atún unas uvas y una cerveza de limón tropical, una gozada, se trabaja duro pero también se da uno un homenaje.
Tengo que terminar ésta parte del muro para poder empezar a poner las puertas y vallado, se avanza menos porque hay que hacerlo con vista a dos caras.
Por el otro lado de la finca he empezado a limpiar para comenzar a levantar el último muro que falta para dejarla toda ya casi a punto de caramelo para rematarla, ha costado lo suyo pero ha merecido la pena.
 El jueves cuando tenía todo preparado para empezar a colocar piedras me pegué un buen corte en la mano debajo del meñique con una piedra, no puede seguir haciendo el muro, me fui a poner al centro de salud unos puntos de papel, porque el corte no era tan grande para poder cocerlo.
 Bueno al día siguiente manos a la obra, Canelo me acompañó toda la mañana, sobre todo en el desayuno.
Al final del día hice un poquito del muro, parece poco pero lleva su trabajo, es mucho más pequeño que la otra parte que hice el mes pasado, terminando ésta parte ya está hecho lo más duro del trabajo pendiente.
Viernes noche tocaba una cena y una salida, hemos ido a un chino que solíamos ir mucho antes y comimos super bien, creo que demasiado, jajajaj. 
 Después del chino hemos quedado con unos amigos en el Jumbo center por unos conciertos que habían, cantó Stacey Francis, una cantante que a mi personalmente me gusta mucho y lo pasamos genial.
 El sábado decidimos quedarnos en la finca, anocheció rápido e hicimos un asadero, los pasamos genial, Juanito no paró, comimos muy bien y tuvimos unos momentos de paz super agradables.
 Domingo por la mañana hora de despertar todo el mundo para ir a la Venguera Trail, Juanito se quedaría con Paola y con Abi mientras Ángela y yo corríamos.
 Comenzamos casi al final del pelotón pero poco a poco fuimos cogiendo buena posición y a mucha gente que marchaba por delante.
Una foto de una de las primeras bajadas, al fondo se aprecia un gran grupo de gente que nos sigue muy de cerca. 
 Aquí otra foto de la última bajada, terminando la Cogoya, de aquí a meta quedaría algo menos de dos kilómetro, la disfrute mucho porque fui ayudando a Ángela en las cuestas y pude sacar algunas fotos y no terminar roto como cuando compito para poder tener luego una tarde de buen humor con la familia.
 Al llegar otra vez a la finca una ducha de agua fría y una comida compuesta con todo lo que había sobrado del día anterior, hicimos otro fuero y calentamos la comida, y parecía recién hecha, todos quedamos contentos.
 Después de una buena siesta nos tocó disfrutar del resto de la tarde, que paz y que tranquilidad he sentido éste fin de semana, la ausencia de ruidos, el descansar en un ambiente de plena naturaleza nos ha venido a todos muy bien.
 Aquí una foto super bonita de Paola que es un encanto con Juanito, haciendo pompas de jabón, Abián editó la foto y quedó super bonita. 
Al final del día Antonio tocó en nuestra puerta para regalar a Juanito un coche, se quedó muy contento, es un puntal.
Ha sido una pedazo de semana llena de buenas vivencias y muy buenos momentos con amigos y familia.
Un abrazo a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario