domingo, 26 de noviembre de 2017

A otro ritmo...

Parece que fue ayer cuando decidí dejar el tema del ironman y dedicar tanto tiempo a solo una cosa y ya hace dos años que pasó. Tenía el hábito de ir a la prisa y con ansiedad a todos lados. Seis años haciendo de un minuto, dos, pasa factura. comenzamos la semana, hoy Ángela ha tenido el día libre y ha llevado a Juanito al cole, ha sacado ésta bonita foto. 
A la vuelta nos ha contado que se ha portado muy bien y le hemos dado unas gafas de reno para que cuando hagamos el árbol de navidad se las ponga, le ha gustad mucho y parece que hoy se ha comido todo el puré en el cole, está comiendo mucho ya.  
 Ha hecho una tarde estupenda, he ido a comprar a Puerto Rico un poco de material para seguir haciendo cosas en la finca y el cielo estaba tal que así, una pasada, están habiendo unos atardeceres increíbles. 
 Viendo el entreno del equipo de Abián, a ver si se va marchando la mala racha que llevan, algunos partidos perdidos están haciendo que bajen los brazos.  
En el sofá de casa saqué esta foto de Triki antes de entrar a matar al calcetín, me ha hecho mucha gracia.
Ayer día de hacer cosas en la finca, recuerdo ya casi hace un año que encontré ésta planta media muerta en la jefatura y salvó la vida, está decorando una parte de la valla. 
A última hora de la tarde vinieron caminando Jose, Alba y Abián por la montaña, Alba me dijo que le gusta mucho esa ruta y no se le hizo del todo dura, es muy agradable caminar por las montañas. 
Paco y yo habíamos terminado ya la mesa rústica que estaba planeada, ha quedado super bonita, esperamos pasar muchos días de buenos momentos sentados ahí. 
Ya en casa me afeité la barba en plan broma y me dejé éste bigote tan molón, nos echamos unas risas, no creo que me deje un bigote así en toda mi vida jajajaaja.
Hoy miércoles he ido a la finca por la mañana pero me he limitado solamente a limpiar las hojas del suelo y reorganizar la cantidad de cosas que tengo dentro del terreno, hay que ver cuantas cosas se van acumulando. 
Las flores se están poniendo super bonitas, aquí unos geranios o jitanillas, son para colgar pero yo los tengo en el muro, supongo que cuando crezcan pues irán colgando hacia el suelo, la floración es muy bonita porque se abren como una rosa en su fase más temprana. 
Hoy he cogido algunos mangos, el año pasado estaban mucho más buenos según mi madre, y es porque los hemos regado más de la cuenta, ese árbol estaba acostumbrado a ser regado una vez por semana o menos y ahora lo regamos dos veces por semana. Es un Árbol que si no se riega tampoco pasa nada porque ya está hecho y las raíces cogen agua de todos los demás.
 Después de recoger a Juanito hemos ido a llevar a Paco el Flamboyant pequeño y de paso ir a cambiar al vivero la bugambilla de violeta a naranja pálido, voy a intentar hacer un trenzado con la parte de atrás de la finca y que cubra la valla, es una zona de mucho sol y creo que se darán bien.
 Por la tarde después de la natación hemos ido a buscar pinochas para decorar el árbol de navidad, Juanito ha estado super motivado buscándolas, se ha quedado muy contento porque ha encontrado muchas.
 El jueves por la mañana ha venido mi tía Clara a echarme una mano en la finca, es una máquina arreglando los terrenos, lo deja todo limpio en un abrir y cerrar de ojos.
 Por la tarde también hemos ido a la finca, Jose, Alba y yo en el coche con Juanito y Ángela caminando por la montaña.
 Juanito se quedó sopa, el cansancio del colegio y la tremenda comodidad del coche hacen que se durmiera enseguida.
El viernes de mañana también he ido, quería terminar unas cosas, sobre todo quitar la tierra de al lado de la caseta para poder aparcar el coche y tener más espacio, esa tierra la he desplazado a la terraza para dejarla más o menos transitable. 
 Ya se empiezan a ver los espacios libres y la disposición de como quiero que queden las cosas en el terreno, es mi sentido de la estética, supongo que otros tendrán otro pero éste es el mío.
 Aquí es donde he dejado ésta semana los arreglos a la finca, estaba reventado y medio cambado de la espalda, la semana próxima voy a dedicarla entera a nadar y descansar de la finca, sólo ir a regar o el día que Paco tenga pensado ir iré a ayudarle.
 A la vuelta Triki estaba derrotado, jajajaaj, el sobrepeso lo tiene medio adormilado, es un puntal, cuando vengo a la finca me da compañía.
 En la noche del viernes hemos ido a las Palmas al Irish Pub que nos gusta de la Calle Triana, es muy bonito y se come super bien, Ángela estaba preciosa, nos acompañaron Jose, Alba, Abián y Paola y nos echamos unas risas de escándalo.
 Sábado por la mañana tocaba partido, aún no se acaba la mala racha del Arguineguín, pero mi Abián siempre está a la altura en cuanto a entrega y comportamiento, para mí es un grande, estoy orgulloso de él.
 Juanito está muy grande y el paraguas para evitar un poco el sol le quedaba hasta pequeño pero lo pasó bien con Alba que se vino a ver el partido y con Ángela.
Por la noche nos fuimos a quedar a la finca y hemos puesto lúces al Flanboyant Grande, está muy bonito, aunque creo que quedará mejor con más luces aún, pero sólo en las ramas. 
 Se quedaron en la caseta, Abián, Paola y Juanito, les encanta esa sensación, creo que la próxima vez me quedaré yo con quien quiera quedarse, quiero repetir el poder dormir calentito ahí.
 Abián y Juantio posando en una especie de experimento que hicieron con los teléfonos, muy curioso y logrado a la vez.
 El domingo teníamos planeado un almuerzo en la finca con toda la familia y lo pasamos genial, las horas fueron volando a pesar de que comimos temprano, después jugamos a las cartas, al juego del ladrón, policía y prostituta y nos reímos lo que no está escrito. Antes de ese juego jugamos a un juego de palabras por tiempo en la que teníamos que a partir de una letra poner un nombre de país, marca, comida, ciudad, capital etc...
Algunos se durmieron su siesta, el día acompañaba mucho, una temperatura agradable y comodidades por todas partes, "El Huertillo" se está convirtiendo en un lugar donde pasarlo muy bien y olvidarse uno de los coches y ruidos.
Una semana estupenda llena de buenos ratos.
Un abrazo a todos.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Con fundamento.

 Comenzamos la semana poniendo algunas piedras en la parte derecha del muro, ya no queda nada para terminar lo que empecé. 
 A media mañana un buen bocata de atún y una cocacola para espabilar bien, la verdad que en solo dos horas de trabajo he adelantado mucho. 
Por la tarde a currar, me llega una foto a las 5 menos diez de Juanito a punto de entrar en la piscina, se ha portado muy bien hoy en clase según Ángela.
Otro día que trabajo de tarde antes de cambiar a la mañana, aquí Juanito con su super tete antes de entrar al cole, que siempre va con muchas ganas y alegría.
Por la tardes trabajando siempre es todo más relajado, podemos comernos el bocadillo con tranquilidad y todo va más como a cámara lenta.
Nos han llegado justo a tiempo unos chalecos reflectantes para salir a correr de noche ya que las tardes ahora son muy cortas y no dan para nada.
La abuela va a llevar a Juanito al cole cuando yo estoy trabajando de mañana y a él le gusta mucho, él es un niño muy cuadriculado y le gusta su rutina. 
Una foto de cuando sale del cole, le gustan mucho que en su cole hay guaguas éste año, creo que es una de las razones por las que le gusta más el cole grande que el pequeño.
Una de esas tardes que yo trabajo han ido a un centro comercial a comprarle a Juanito unas zapatillas que tienen un dinosaurio con luces y ha traído una revista con el catálogo de juguetes para navidades, el le llama el cuento de juguetes de santa, jajajaja. 
 Miércoles Juanito se ha encontrado muy cansado, hacía frío y no apetecía nada salir de casa, tocaba natación pero nos quedamos en casa, luego hemos jugado un rato a la pelota en la terraza, hemos reído mucho, sobre todo él.
 Ya caída la noche he salido a correr, antes de salir he visto en el cielo dos nubes de forma muy extraña, parecían torbellinos, nos han parecido preciosos tanto a mí como a Ángela.
 He estrenado el chaleco que llegó a principio de semana, muy cómodo y útil, creo que ofrecen mucha visibilidad porque los coches me podían ver desde muy lejos.
 Jueves de mañana me toca trabajar con Alejo, y me como un pedazo de bocadillo de aguacate con Jamón serrano que me deja a gusto toda la mañana, muy recomendable la cooperativa agrícola de fruta para comer.
Por la tarde hemos ido a regar porque las tardes no dan para más, ese ratito que estamos ahí lo disfrutamos mucho, Juanito más que nadie, se recorre todo de un lado para el otro, a veces pienso que ese pedacito de tierra en Veneguera nos ha dado un desahogo a la rutina de todos nosotros.
El Viernes de mañana me toca mercadillo por la mañana en el trabajo y termino cansado de tanto coche, cada vez me molesta mucho más el ruido y vibraciones de los coches, siempre pienso que bueno sería un mundo sin coches de combustión, estoy deseando que llegue de una vez por todas la era eléctrica. Por la noche pensamos en ir a Triana, desde hace tiempo queríamos probar el pub irlandés de esa calle de Las Palmas.
Cenamos muy bien y lo pasamos genial, nos echamos unas buenas risas y algunas que otras copas, des pues de ahí hemos ido a un Pub de Vegueta a tomar algo y nos hemos echado unos bailes, Ángela estaba preciosa. 
Sábado de he trabajado de tarde y Ángela se ha llevado a Juanito a la montaña a coger unas piñas, aquí una foto de ellos en el mirador de la Quebrada, hay unas muy buenas vistas, la de veces que he pasado por ahí entrenando con la bici. 
Juanito a cogido muchas piñas para el árbol de navidad, me ha comentado Ángela que tenían todo el campo para ellos solos, que había mucho silencio y tranquilidad y que hacía un poco de frío.
 Domingo por la tarde después de yo venir del trabajo nos fuimos a la finca a hacer una pequeña barbacoa y exprimir un poquito la tarde que nos quedaba, regamos las planas y árboles y comimos salchichas y pollo a la braza y papas sancochadas, muy rico también el pan de leña.
Hemos adornado varios árboles pequeños en concreto un olivo un naranjero y un limonero con luces de navidad creando un ambiente super bonito, a Juanito le encanta, es como un lugar de cuento de hadas.
Una semana increíble llena de vivencias super bonitas.
Un abrazo a todos. 

domingo, 12 de noviembre de 2017

Retomando la calma.

Semana libre, comienzo a plantearme que ando mucho rato estresado,  no disfruto de las cosas, siempre con mil cosas que hacer, que si la finca, el niño, trabajo y luego mantenerme en forma y no me está haciendo bien. El cabreo del viernes pasado por el tema de la mesa me hizo mucho mal. 
Lunes comienzo con fuerza, me pongo a montar un armario que había comprado hace una semana en ikea y en un par de horas ya estaba montado. 
Aquí el resultado, está quedando chulo el nuevo diseño de salón que le gusta a Ángela para las navidades, como buena británica una chimenea para que santa deje sus regalos ahí, no quiero ni imaginar lo bonito que va a estar el árbol de navidad éste año. 
Después de nadar y ya casi se me hizo el tiempo de recoger a Juanito que hoy ha salido del cole muy contento, dice que comió puré y carne pequeñíta, jajajajaja. 
Por la tarde he llevado a Abián a entrenar y me he ido a un sendero que hacía tiempo tenía ganas de visitar. 

Saliendo de Arguineguín y cruzando la autopista por la montaña, tenía otra idea en mi cabeza de como era ésto, pero bien, me ha gustado. 
Por su parte Juanito ha tenido piscina y ha bajado caminando a casa con Ángela, se quedó dormido muy temprano, la piscina lo agota mucho ajajjja. 
Martes voy a la finca a currar, sulfato los árboles y empiezo un nuevo muro que quiero avanzar durante ésta semana, a ver que tal, le he metido ganas. Por la tarde Juanito merienda pan de chorilate (nutela) y mira como se le queda la cara y las manos. 
 Decidimos dar un paseo temprano por el puerto de Mogán, éste niño es un personaje, en cada rincón que se presenta encuentra algo que le llama la atención.
 Aquí le hemos dado de comer a los peces pan de leche, a Juanito le ha gustado mucho, Abián nos ha acompañado y ha sido un paseo muy agradable.
 Habían unos jóvenes haciendo popas de jabón cerca de la playa y Juanito fue uno de los que más rompió, le encantan las pompas.
 Aquí con Abián y Juanito viendo los cangrejos, Juanito preguntó, ezo como ze rama, (eso como se llama, refiriéndose a los cangrejos).
 Abián y yo subimos al mirador corriendo y pasamos por casa de mi abuela a ver a mi tía y tomamos agua y él vio la casa de mis abuelos, aquí un selfie super bonito, ha sido un día muy guay.
 Una foto hoy antes de ir al cole, nos parecemos mucho aquí, hoy ha ido contento pero ha sido un día duro.
 En la finca he parado a desayunar a media mañana, bocadillo de atún unas uvas y una cerveza de limón tropical, una gozada, se trabaja duro pero también se da uno un homenaje.
Tengo que terminar ésta parte del muro para poder empezar a poner las puertas y vallado, se avanza menos porque hay que hacerlo con vista a dos caras.
Por el otro lado de la finca he empezado a limpiar para comenzar a levantar el último muro que falta para dejarla toda ya casi a punto de caramelo para rematarla, ha costado lo suyo pero ha merecido la pena.
 El jueves cuando tenía todo preparado para empezar a colocar piedras me pegué un buen corte en la mano debajo del meñique con una piedra, no puede seguir haciendo el muro, me fui a poner al centro de salud unos puntos de papel, porque el corte no era tan grande para poder cocerlo.
 Bueno al día siguiente manos a la obra, Canelo me acompañó toda la mañana, sobre todo en el desayuno.
Al final del día hice un poquito del muro, parece poco pero lleva su trabajo, es mucho más pequeño que la otra parte que hice el mes pasado, terminando ésta parte ya está hecho lo más duro del trabajo pendiente.
Viernes noche tocaba una cena y una salida, hemos ido a un chino que solíamos ir mucho antes y comimos super bien, creo que demasiado, jajajaj. 
 Después del chino hemos quedado con unos amigos en el Jumbo center por unos conciertos que habían, cantó Stacey Francis, una cantante que a mi personalmente me gusta mucho y lo pasamos genial.
 El sábado decidimos quedarnos en la finca, anocheció rápido e hicimos un asadero, los pasamos genial, Juanito no paró, comimos muy bien y tuvimos unos momentos de paz super agradables.
 Domingo por la mañana hora de despertar todo el mundo para ir a la Venguera Trail, Juanito se quedaría con Paola y con Abi mientras Ángela y yo corríamos.
 Comenzamos casi al final del pelotón pero poco a poco fuimos cogiendo buena posición y a mucha gente que marchaba por delante.
Una foto de una de las primeras bajadas, al fondo se aprecia un gran grupo de gente que nos sigue muy de cerca. 
 Aquí otra foto de la última bajada, terminando la Cogoya, de aquí a meta quedaría algo menos de dos kilómetro, la disfrute mucho porque fui ayudando a Ángela en las cuestas y pude sacar algunas fotos y no terminar roto como cuando compito para poder tener luego una tarde de buen humor con la familia.
 Al llegar otra vez a la finca una ducha de agua fría y una comida compuesta con todo lo que había sobrado del día anterior, hicimos otro fuero y calentamos la comida, y parecía recién hecha, todos quedamos contentos.
 Después de una buena siesta nos tocó disfrutar del resto de la tarde, que paz y que tranquilidad he sentido éste fin de semana, la ausencia de ruidos, el descansar en un ambiente de plena naturaleza nos ha venido a todos muy bien.
 Aquí una foto super bonita de Paola que es un encanto con Juanito, haciendo pompas de jabón, Abián editó la foto y quedó super bonita. 
Al final del día Antonio tocó en nuestra puerta para regalar a Juanito un coche, se quedó muy contento, es un puntal.
Ha sido una pedazo de semana llena de buenas vivencias y muy buenos momentos con amigos y familia.
Un abrazo a todos.