domingo, 3 de septiembre de 2017

Última de vacaciones.

Lunes, nos levantamos y comenzamos el día, yo quiero escribir en el blogg pero a pesar de eso tengo que dibujar barcos en la pizarra magnética y preparar todos los utensilios de trabajo de Juanito, como sacar los colores, juguetes y plastilina. 
 Los resultados son sorprendentes, me quedo pasmado cuando me trae ésta galleta hecha por él y con tan solo 3 años, todo un artista.
 A media mañana tengo un poco de tiempo para escaparme y entrenarme un poco, las ganas no son muchas pero quiero recuperar mi forma física. 
 Después de comer fuimos al vivero con mi madre y compramos algunas flores más para ir adornando la finca, me gusta el colorido que está tomando. 
 Hoy por la mañana le ha costado mucho a Juanito levantarse, me reí un poco porque estaba super trancado durmiendo jajaajaj, es normal no para en todo el día. 
 Hoy le dio por colgarse ese mono y darle abrazos, super gracioso, tiene cosas a veces que me sorprende, si uno se para prestar atención a un niño de 3 años se sorprende de la imaginación y la visión del mundo que tienen, una cosa que no se puede perder.
 Por la tarde compras y ahí estaba Abián para ayudarme, me gusta lo tranquilo que es, aprendo mucho de él, ojalá fuera yo un poco más como él en ese aspecto.
Una foto de la bicicleta que hay en la pared de la finca, he puesto una maceta en el centro y no ha quedado del todo mal.
Por la mañana recibimos la visita de dos de nuestras primas Imi y Teresa que hacía siglos que no las veía, siguen tan guapas como siempre. 
 Abián por la tarde cuando regresa del entrenamiento se olvida las llaves y como nosotros habíamos salido se pone la ropa de su abuela, ajjjajaajaj. 
 Llegamos al Centro Comercial Atlántico, atacado de gente, día del espectador para ver Tadeo Jones 2, a Juanito le encanta, pero hicimos tiempo dando una vueltita en éste mini.  
 Yo intento jugar un moto GP del año del catapún y estoy más fuera de la pista que dentro. 
Seguimos de viernes de mañana cuidando al colega, lo voy a echar de menos cuando empiece a trabajar de tardes, es un sol.
Por la tarde se prueba son con su madre Juanito las gafas de natación que le he comprado en Decathlón, tienen buena pinta. 
Hacemos noche del viernes en la finca y lo pasamos genial, aquí esperando en la cara sur a que llegase Ángela de su entrenamiento mañanero. 
                                              

El entorno llama a hacer deporte y se marca unos 45 minutos de carrera y caminata, se le ve llegar muy feliz y realizada. 
                         
Acto seguido nos vamos a la piscina y yo al gimnasio a hacer unas pesas para luego volver corriendo a Veneguera por la montaña, una gozada. Lo que fue realmente una gozada fue ver a Juanito Abián, Paola y Ángela disfrutando de la piscina. Juanito y yo nos tiramos del caballete muchas veces y a él le encantaba. 
                          
 A la llegada nos comimos un pavo al curri con arroz que estaba buenísimo, ya apetecía algo así. 
 Por la tarde preparamos la piscina pero el tiempo no acompañó mucho, pero guardamos las ganas para el domingo que seguro que luciría más el sol.
Tiempo para jugar a la baraja y un poco al ajedrez, Abián y Paola si que le dieron caña al ajedrez, una tarde muy agradable. 
 Por la noche Juanito quiso dormir con ellos dos en la caseta, no hay palabras para describir la cara de felicidad de éste niño jajajajaaj. Al parecer durmieron bien. 
 Por la mañana temprano antes de que llegaran mis padres y hermanos tía y primo me dio tiempo de hacer la ruta de 8km de la Veneguera Trail, una gozada, sobre todo porque la hice casi toda corriendo, me noto con mucha fuerza en las piernas. 
 El asadero del Domingo fue espectacular, había de todo y la finca cumplió a la perfección para divertir a todos y cada uno de los que allí fueron. 
 Vi a todo el mundo relajado y muy felices, reímos muchísimo, a algunos les hacia mucha falta pasar un rato de diversión, sobre todo a Clara y mi madre después de la muerte de mi abuela. 
 Disfrutamos de la comida, de la tranquilidad de los Juegos de mesa, y de la piscina, Juanito se lo pasó en grande y Abián también. 
Los chicos jugaron a un juego de mesa que se llama pasta gansa y pasaron horas entretenidos con muchas risas y piques. 
 Cada uno hacía lo que le apetecía y había un lugar para cada uno y hacía un día estupendo, soleado pero no de mucho calor. 
Flores hizo pan y fue el remate para una comida perfecta, pan artesanal recién hecho con la carne asada, ni en el mejor restaurante, un sabor increíble. 
 Por el Wasap uno de éstos días pasaron fotos nuestras de cuando eramos niños. 
 Son de un viaje a la Palma que hicimos, y me acuerdo como si hubiera sido ayer, comimos mucho y bien en ese viaje. 
 Que tiempos y que recuerdos aquellos, hace ya casi 25 años de eso o quizás más. Recuerdo recorrer la Palma con sus muchos kilómetros de carretera de tierra en ese tiempo con ese Seat panda y terminar mi hermano y yo con el culo roto. 
En definitiva una semana estupenda llena de vivencias y buenos ratos, como a mi me gustan, sobre todo cuando ya estamos disfrutando con la familia de algo que ha costado trabajo hacerlo. 
Un abrazo a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario