lunes, 10 de julio de 2017

Comienzo fuerte

Comienzo el lunes con mucha fuerza de voluntad, después de dormir mis horas me decido a hacer unas abdominales y a salir corriendo hasta la finca de Veneguera para allí hacer muchas de las cosas que tengo pendientes. 
 Me calzo mi mochila y zapatillas de trail y al tajo, por la mañana fresquito a la vuelta ya no tanto, se nota el verano.
 Parece que fue ayer cuando comencé con éste proyecto y ya me queda apenas unos metros para cerrar todo el perímetro del terreno.
 En uno de los postes del vallado ondea la bandera pirata, territorio peligroso para el que pase por aquí jajjajaa.
Hoy me tocó recoger al colega de la guardería y me acompañó Abián que ésta semana está con nosotros.
Por la tarde le tocó a Abián un poco de juego con la caja de Juanito, creo que hemos pasado todos por esa caja jajajjajaj.
 Hoy ha sido levantarme, activarme y tirar para la piscina, ya se empieza a ver un poco el fruto de algunas flexiones, abdominales y un poco de natación. Estoy empezando a verme como me gusta a mí, delgado y algo marcado.
 Foto de Juanito viniendo de la guardería, luego me tocaría pasar la tarde con él porque Ángela tenía dentista.
Ahí va mi chica saliendo a correr y preparando una carrera de 9km que tiene éste próximo sábado, se está poniendo la mar de guapa.
 Hoy habíamos quedado para pintar el techo de la caseta de la finca, a las 3 y poco todo el mundo esperando el paso de Paco para ir a currar, un calor de escándalo, pero algo hicimos Abián y yo, se nos acabó el material pero hicimos lo que pudimos con lo que teníamos. 
Éstas tardes uno prefiere quedarse en casa sin hacer nada, pero luego cuando la noche llega se siente uno satisfecho con lo hecho, en ésta foto parece que estrangulo a Triki pero no es así jajajajaajja.
 Día libre y tarde para ir un ratito a la Playa con Juanito y Abián, Ángela se quedó descansando, lo pasamos genial, se han portado como dos hombres, hemos ido incluso a hacer la compra.
 Por la noche fuimos a Meloneras a tomar algo ya que era mi noche libre, lo pasamos bien y nos invitó el dueño del local a las bebidas, pero todo hay que decirlo, estábamos muy muy cansados.
 A la mañana siguiente he seguido reparando la azotea de la caseta de Veneguera y espero que no se moje de una vez por todas ya que sería un ahorro importante el no tener que ponerle una cubierta.
Ángela manda ésta foto desde su trabajo, menudas vistas y que buen día hace. 
 Sábado por la mañana super carrerón de Ángela y de Juanito, una experiencia super bonita en Galdar, su primera carrera, fue todo una risa, me encantó.
Domingo termina Juanito disfrutando a solas con su mami y yo trabajando en un servicio extra de 18 horas intensivas de trabajo, un día largo pero fructífero para las arcas familiares. 
Una semana estupenda, un abrazo a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario