martes, 20 de junio de 2017

Cambio de planes...

Comienza la semana y comienzo un nuevo turno. Paso a la noche, siempre es bueno cambiar la monotonía de los turnos y siempre que pueda cumplir con mis obligaciones como padre y seguir adelante con mis proyectos pues lo hago. 
Hoy se han casado Fredi y Caroline, Ángela ha sido su testigo ha sido una ceremonia muy bonita, como ya le dije a Caroline, a veces menos es más. 
A mi me ha tocado hacer las veces de fotógrafo y dejar algunas imágenes para el recuerdo, lo he disfrutado mucho. 
Al regreso hemos ido al vivero y hemos comprado un árbol de pomelos, una fruta que nos gusta a los dos, ya tengo el lugar donde lo quiero plantar. Me gusta mucho plantar Árboles. 
 Por la noche tiempo de ir a correr un ratito, hice unos 7 kilómetros y noté que no estoy del todo mal de forma.
 Aunque imposible bajar peso si luego de cena tenemos una pizza casera para cenar, jajajaajaja.
Uno de los días que he trabajado de noche he salido a la calle con Ángel y lo pasamos genial, es un buen compañero, se pasa el turno cantando, hoy tocó Rafael, con el tema "A mi manera" jajajajaj.
 Hoy he corrido y nadado como cuando hacía triatlón, pero luego llega la cena y me meto éstas bombas atómicas jajajaj. Lo bueno es que trabajando de noche y me mantengo despierto, el metabolismo se supone que gasta más, o ese consuelo espero tener. 
Mientras yo cenaba en la terraza la mar de relajado Juanito andaba a la pesca de algún camión o guagua que pasara, jajajjaajaj.
 Día de compras y Juanito pidiendo una llave (moneda) para que la máquina recreativa o cochito se mueva, que gracioso. 
Sábado noche una salida con mi amor a nuestro restaurante preferido, tocaba unos momentos de relax y unas horas para nosotros solos.

lunes, 12 de junio de 2017

Ni bien ni mal.

Seguimos adelante y ya es viernes, como pasan los días..
Hemos terminado algunas cosas pendientes y también casi terminado un libro que tenía en casa desde hace mucho tiempo, "Tus Zonas Erróneas", me ha gustado mucho y lo veo la mar de útil. 
La verdad que me ha ayudado sobre todo a estar tranquilo y consciente de que las cosas tienen un tiempo de ejecución, y que hay que disfrutar consciente mente del día a día. 
Cuando uno se siente bien eso se transmite al resto de la familia, parte de estar más tranquilos todos ha sido la pérgola que hemos hecho, disfrutamos de una buena sombra en la hermosa terraza que tenemos y de comidas, bebidas y tertulias con unas vistas increíbles. 
Seguimos poco a poco dando forma a nuestro proyecto, ayer me echó una mano mi hermano y Jose y dimo caña, parece que empezamos ayer y ya casi estamos cerrando el terreno en todo su perímetro.
 Viernes, aunque cansados reunimos fuerzas para salir a dar una vuelta por el pueblo, (Ángela estaba preciosa) son las fiestas patronales y apetecía que nos diera el aire. Nos encontramos con María, mi antigua compañera de trabajo y nos tomamos algo juntos.
 Al día siguiente quedamos también para que viese a Juanito y recordamos el embarazo y parto de Ángela, las horas de trabajo dan para mucho.

 Sábado de tarde decidimos estrenar nuestra nueva flamante caseta, la instalamos en el terreno para pasar la noche y disfrutar de una barbacoa, alitas de pollo, chuletillas de cordero y muslos de pollo sería nuestra comida.
 La verdad es que lo pasamos muy bien, Juanito le encantó estar en la caseta con Abián y pasar la noche, para un niño de 3 años es una verdadera aventura y la verdad que para nosotros también lo fue.
Me alegra mucho de que Abián participara y me ayudara tanto como lo hizo, éstas cosas que no cuestan nada son las que se recuerdan por mucho tiempo...
Dormir en plena naturaleza y no tener todas las comodidades de la casa propia ayuda a valorar lo que tenemos, despertar por la mañana y escuchar solo el trinar de los pájaros es todo un lujo.
Una estupenda semana, un abrazo a todos. 

lunes, 5 de junio de 2017

Matando fantasmas

Llegó el esperado lunes y con ello el día de Canarias de la Guardería, Juanito estaba muy guapo y Abián nos acompañó para ver a su hermano y a nosotros bailando. 
El título de ésta entrada se refiere a dar muerte a uno de mis mayores miedos desde siempre que es el actuar en público, algunos padres habíamos formado un grupo de baile típico y me tiré a la piscina de lleno. Puedo decir que con ésto he matado dos pájaros de un tiro, el primero, el que no me importe lo que piense la gente de mi y el segundo deshacerme un poco del miedo al ridículo. Y lo más importante es que nos echamos unas risas y nuestro peque nos vio bailando, al final del día, él intentó imitarme a mi en nuestro baile y me gustó mucho porque eso le ayudará a ser una persona extrovertida en el futuro y no crecerá con los miedos que yo he tenido que crecer e ir quitando ya de mi cabeza con 39 años de vida. 
Martes día de Canarias y festivo en nuestra Comunidad Autónoma, Juanito disfrutando de tener la mañana libre y pasarlo en pipa jugando.
Después de que lo alejamos de las tecnologías se ha hecho un niño que juega mucho con sus juguetes y lo notamos mucho más relajado. 
 Tres fotos que me ha mandado Paco ésta semana, de un día de trabajo en la finca en la que decidimos acostarnos a dormir una siesta después de comer. 
 Otras dos de toda la familia haciendo algo, todo ésto tiene valor cuando pase el tiempo y veamos como poco a poco los árboles han crecido y el proyecto cumplirse como lo tenemos en mente. 
La verdad que ésto es una de las pocas cosas que he hecho mejor de lo que había imaginado en un principio y todo el que lo ve le gusta mucho.
Día de curro en la finca de y de vuelta a casa corriendo por la noche, me acompañó Héctor que es un puntal y el que veo que está muy en forma, como siempre, nos echamos muchas risas juntos.
Siguen llegando fotos de la actuación del lunes, aquí una familiar, me gustó mucho que mis hijos me vieran rompiendo barreras, Ángela me ayudó mucho a la hora de superar el miedo escénico.
Día de compras y helado, al final terminé comiendo yo dos porque Juanito no quería más, también terminé manchándome la camisa más que Juanito jajaajjajaja.
 Llega el fin de semana y con ello la Romería de San Antonio. Vestimenta típica y a disfrutar de una buena tarde.
 El vestido de Ángela cada año está más mejorado y le queda cada vez más bonito. Para Juanito todo es una fiesta.
Se lo pasó de película bailando y correteando con sus amigos, que bonita es la niñez.
Ésta foto la sacó Ángela y la he puesto en blanco y negro, de camino hacia el pueblo desde nuestra casa.
 Mi hermano Raúl y mi sobrina Gabriela que ya está más grande que nosotros dos también participaron y nos echamos unas risas viendo a Juanito saltar en las colchonetas.
Abián y Paola también disfrutaron de la Romería, él con la vestimenta típica marinera que le queda  muy bien. Estoy muy orgulloso de él.
El domingo tiempo de descansar y de terminar con un pequeño proyecto de colgar unas bicicletas en el muro que había hecho el año pasado. La verdad que Ángela ha sido quien la ha pintado, yo rematé la rueda delantera solamente y me ha gustado mucho como ha quedado.
Una buena semana, un abrazo a todos.