martes, 30 de mayo de 2017

Sin parar.

 Sin parar están viendo las cosas y los gastos, jajajaaj, hemos comenzado la semana liados con la preparación de la madera para una pérgola que hacía años que queríamos montar en nuestra terraza. 
Mis hermanos me han subido todo el material y por la tarde entre Jose, Abián y yo hemos terminado de subir el palo más grande y pesado, una ardua tarea que tendrá su fruto cuando disfrutemos todos nosotros de la buena sombra y vista que tendremos.
Tocaba currar y tratar toda la madera para al día siguiente empezar a hacerla con Pedro, el carpintero que normalmente me suele hacer los trabajos, me gusta su manera de trabajar y cada vez que hemos hecho algún trabajo juntos paso un buen rato. 
Viernes por la tarde tocaba acudir a la representación de un poblado aborigen canario por parte de los niños de la guardería. Aquí está Juanito cuidando de una obejita con tu traje típico. 

Comenzamos el viernes a las 8 de la mañana a construir la pérgola que llevábamos como 3 años planeando hacer, cogimos buen ritmo y ya sobre las 4 o 5 de la tarde ya la teníamos montada. 
Había engañado a Ángela diciéndole que Pedro se había tenido que ir y que solamente había colocado un par de palos y se había quedado sin montar hasta la semana próxima, pero cuando llegó del trabajo la vio montada y se llevó una sorpresa. 
El finde a disfrutar de algunas compras y una barbacoa en la finca, que rápido pasan los días libres y los de trabajo aún más. 
Me adelanto el domingo de mañana para preparar todo, lo hago caminado por la montaña desde nuestra casa a nuestro terreno y lo disfruto mucho a pesar de no estar muy en forma, necesito quitar el óxido al cuerpo, empezando a hacer algo de deporte. 
Una semana estupenda, un abrazo a todos. 












No hay comentarios:

Publicar un comentario