lunes, 24 de abril de 2017

Vuelven las ganas

Ya con mucho hecho en el terreno vuelven las ganas de hacer algo de deporte, el lunes imposible pero seguro que a lo largo de la semana algo haré.
 Tarde de muchísimo calor y apetecía un baño en la super piscina de Juanito, lo pasamos genial tirándose por el tobogán.
Angela sigue entrenando y preparando la carrera de empresa que tiene el domingo, a ver si da caña y tiene una referencia real de su potencial actual corriendo.
Mucho trabajo en la oficina pero me mantiene motivado y activo, es la manera que tengo de ser positivo, el cumplir con mi deber. 

 Seguimos creando poco a poco nuestro lugar de recreo y retiro, el Huertillo de Veneguera, poco a poco va tomando forma y ya se está convirtiendo en una realidad. 
Ésta vez llevó el coche Juanito, no sin  echarle yo una mano, porque la tendencia de él como media cabra que es, es tirar para el barranco, jajajajja 
Está super gracioso y grande, a veces pienso que ya se hace muy mayor y no me quiero perder éstas cosas que tanto me hacen reír.
 En el trabajo mucho estrés pero vamos pasando algunos buenos momentos, aquí una foto con Carmita la limpiadora, buena gente si señor.
 El colega ésta semana está super activo y muy obediente, le encanta la canción del Gallo Sube, jajjaja, me lo paso pipa los ratos que pasamos juntos.
 La casa patas arriba con sus juegos, lo bueno es que también lo recoge, aunque no siempre con las mismas ganas.
Sigo con el terreno viento en popa y cada vez queda mucho menos que hacer y eso me pone aún más las pilas.
Sábado de compras y menos mal que Juanito me echó una mano con el césped artificial que si no, no puedo con él, jajjajja. 
 Domingo llega la carrera de empresas en la que Ángela participaría en la distancia de 5km, una mañana super agradable, se mascaba un poco los nervios de ella, al final casi baja de 30´que para lo poco que está entrenando está super bien.
 A mi me tocó cuidar de Juanito y nos sacamos un pedazo de Selfie de infarto, me encanta ésta foto, sale super guapo.
 Domingo tocó un poco de finca por la tarde después de una buena siesta. Pudo estrenar su césped tanto él como Triki y la verdad que fue una gozada verlo entretenido jugando y hablando sólo durante un par de horas.
Por mi parte sigo arreglando cosas y creando otras, ha sido una gozada de semana en la que hemos hecho de todo y disfrutado al máximo.
Un abrazo a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario