lunes, 20 de marzo de 2017

Más sueño.

Comenzamos la semana igual que terminó la pasada, seguimos en la batalla con Juanito para que pueda dormir bien y sólo. 
Lunes ya deseando ir con mi hermano Jose a Veneguera por la montaña para de paso entrenarnos y hacer algo en el terreno.
Siempre hay mil cosas que hacer y otras mil que aprender, pero todo va saliendo, lo que un día parece un obstáculo al día siguiente parece una tontería. Parece que no pero el tema de construir cosas tipo muros y otros quehaceres te abre la mente y te lleva a la dimensión de la paciencia, algo que tenía olvidado. 
La experiencia de semanas pasadas nos dice que tenemos que tener un par de días a la semana para romper la monotonía y relajarnos y decidimos como el tiempo acompaña ir a la playa. Aquí un fotón que saqué a Juanito.
Miércoles reclutamos a Abián y a mi hermano Jose para cargar piedras en el camión y continuar haciendo los muros que tanto he querido hacer, espero que se hagan realidad algún día.
 Seguimos Paco y yo currándonoslo a tope los sábados por la mañana, el me marca los deberes y yo los hago ya se han unido a la familia dos olivos más que plantamos de una vez por todas.
 También hemos empezado a preparar la entrada para poner la puerta correspondiente y arrancar con los muros de piedras.
Otra idea ha sido el poner piedras en las pocetas para que mantengan mejor la humedad y el consumo de agua sea menor.
Lo que ha sido una pasada fue el regalo del día del padre de Juanito, él estaba super ilusionado y no paraba de repetir, mira, soy  yo, Juanito y Papi, jajaajajja.
Una semana super bonita, con Abián motivado y aprobando exámenes y todo lo demás en orden.
Un abrazo a todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario