martes, 7 de marzo de 2017

A currar.

Semana de mucho trabajo, trabajo mezclado con deporte para poder seguir compatibilizando los proyectos que tengo sin dejar de lado ninguno de los dos.
Ahora mismo tengo más en mente el ir avanzando en el terreno que hace ya casi dos años tenemos y de paso seguir manteniéndome en forma, ya que puedo ir y venir por la montaña desde casa. 
He comenzado a hacer los muros organizando un poco el terreno con las pocas ideas que tengo, y de como quiero tenerlo dispuesto más o menos y parece que ya va cogiendo forma. 
Muchos de los días regresamos de noche, y así nos hacemos 45 minutos extra de entrenamiento después de estar trabajando unas horas.
Así ha pasado la semana y tengo que decir que aparte de ir manteniendo la forma voy avanzando en éste proyecto que metí en nuestras vidas hace ya casi dos años. 
Los días están espectaculares tanto para andar por la montaña, como para estar currando. Tengo la sensación de que es verano. Mi hermano Jose me está acompañando en algunas salidas y le va entrando el gusanillo de entrenar otra vez.  
Sigo aprendiendo y atreviéndome a hacer cosas nuevas y la verdad que es muy gratificante cuando tú mismo vas terminando las tareas que pensabas que no podías hacer. 
 Los días han pasado volando ésta semana y hemos pasado buenos momentos a pesar del cansancio que acumulamos, el colega se está despertando por las noches con alguna que otra pesadilla y nos corta un poco el poder dormir de un tirón.
Me gusta escribir éstas entradas ya que en un año toman un valor incalculable el haber plasmado un poco nuestras vivencias semanales.
Y ver como las pequeñas plantas que plantamos ahora, en un año o dos ya estarán echando flores y nuestros retoños también pasarán a ser adultos y adolescentes.
Un abrazo a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada