lunes, 11 de diciembre de 2017

Unos días sin mami y peque.

Comienza una nueva semana, ésta semana Ángela y Juanito tienen previsto ir a Inglaterra unos días, a partir del miércoles y hasta el domingo.
Por la tarde Juanito nos deleita escribiendo en el papel del 1 al 3 y lo hace super bien, nos deja sorprendidos. 
Al día siguiente después de dejar a Juanito en el cole me voy con mi primo Jose Carlos a Bricomart y Leroy a comprar la instalación eléctrica de la finca y de paso pillé dos puertas que estaban de oferta para el baño y la habitación. 
                                                   
Tienen muy buena pinta, son simulando madera, creo que va a quedar bien con el resto del entorno,
 A la mañana siguiente vamos a Veneguera y en lo que él va haciendo un poco la instalación yo voy ya rematando y terminando los muros que me quedan por hacer, que he decidido terminarlos ésta semana. 
                            
 Así ha quedado la parte derecha norte del terreno, he rematado los muros y dejado el hueco para una puerta y además hemos colocado ya algunos puntales, creo que hemos salvado los muebles en esa esquina que era un poco complicada. 
Dividimos el día con un poco de descanso y pasando nuestra última tarde juntos de la semana, ya que Ángela y Juanito tendrían el vuelo por la tarde, en lo que Abi entrenaba yo los alcanzaría al aeropuerto. 
 Una foto de los dos muy guapos antes de despegar, esperaron mucho rato antes de que el avión saliera pero se portó muy bien y luego tuvieron un vuelo muy agradable. 
 Abián y yo decidimos ir al cine y antes comer algo en Hollywood´s Foster, yo unas costillas que estaban de muerte y él una hamburguesa. 
 Nos jugamos unas partidas en la sala de juegos haciendo tiempo para ver la película que se llama Wonder, lloramos como dos niños pequeños. Muy bonita y llena de emociones. 
Me llega una foto de Inglaterra, un carro de la compra, Juanito lo pasa pipa, es un coche acoplado al carro, menuda idea, creo que se quedó dormido ahí, el calorcito y el cansancio del viaje lo han dejado ko. 
Por la noche me manda Ángela una foto de cuando era pequeña, es preciosa, tiene una sonrisa super bonita.
Por lo visto Juanito no para de jugar con un tren y una vía que le han regalado, me parece super bonito éste regalo y estoy seguro de que él está flipando con éste juego, sobre todo por el puente o (cuente) como él dice de color azul que se ve en la foto.
 La semana va pasando muy bien, mucho trabajo en la finca y muy buena compañía, sobre todo para comer ajajaja.
 En Inglaterra Ángela y Juanito disfrutando de una buena nevada, hicieron un hombre de nieve super guapo, le encuentro un parecido a Triki.
Sábado por la mañana partido en el que Abián tras una galopada por la banda hizo un gol al Unión VIera, me gustó mucho como jugó. Al final empate a 2 contra el tercer clasificado no ha estado nada mal.
 Por la tarde en uno de éstos días de ir y venir a la finca Abián y Paola y me ayudaron a rematar un tramo de muro, lo pasamos bien. Por la noche hicimos una pizza que más o menos estaba buena, no tan rica como las que hace Ángela
 Llega el domingo y nos ponemos guaperas para ir a buscarles al aeropuerto, mi padre me dice si soy un ministro y Tony me dice que I look Smart, ¿have you been to court?, que cabrón.
Juanito aparece por el corredor de salida del aeropuerto sentado en una melata, llegó con un humor un poco irritable, creo que por cansancio del viaje, al poco tiempo se le quitó y volvió a ser el encanto de niño que es.
Una semana muy buena en la que nos hemos echado mucho de menos pero en la que también me lo he currado muchísimo en la finca y he pasado tiempo de calidad con Abi.
Un abrazo a todos. 

lunes, 4 de diciembre de 2017

Mañanas de calor...

Comenzamos la semana de trabajo, a las 5 de la mañana en pié, el día pasa rápido pero tengo que decir que siento un calor espantoso durante todo el día, el uniforme oscuro y el ir cargando con todo es agobiante, la mañana en el colegio noruego me regaló ésta linda foto de un avión cruzando el cielo.
 Por la tarde un poquito de tren para empezar la semana jugando a tope, antes de ir a la piscina. Tengo que decir que Juanito en la piscina se portó super bien e hizo todo lo que Irina le había marcado y que ya está empezando a sacar la cabeza al respirar.
 Me ha tocado trabajar algunos días por el Pueblo de Mogán y he podido ver a los niños entrar y salir del cole, me gusta mucho cuando Juanito ve a Abián.
A la salida también me encontré con Juanito, era el cumpleaños de Aram y le habían regalado un bolsa de golosinas, me dijo mi madre que él se puso a repartir entre los niños a la salida del colegio.
El estar de patrulla en la calle me regala buenos momentos, un foto panorámica de Arguineguín, que por cierto visto de cerca no es tan feo como desde arriba, mucho edificio y nada de zonas verdes, se ve como la especulación urbanística ha hecho que no quede casi un centímetro entre casa y casa.
Otro día que veo a Juanito salir del cole con mi madre, hoy me ha dicho que había comido espaguetis y hamburguesa, me imagino que se referirá a la carne picada.
Por la tarde había quedado con Pedro para ir a la finca y de paso regar, suelo regar los miércoles y los domingos. Pedro va a comenzar a vestir la casa por dentro de madera para dejarla bonita, quiero que parezca una auténtica casa por dentro.
 Al día siguiente vino mi primo Carlos que me va a hacer la instalación eléctrica de la caseta, para apuntar lo que hace falta comprar e ir un día de la semana próxima a comprarlo.
De paso he llevado a Canelo un nuevo recipiente para que él pueda comer y beber agua en la finca, le he dado una lata de carne y se ha quedado super contento. 
Otra mañana de trabajo y Juanito al cole, mi madre nos ha mandado ésta foto de él por la calle de manos con su compañero de clase Aram, que edad más bonita. 
Sábado decidimos pasar la mañana en la finca, he terminado de pintar la bici que Alba había comenzado y la he puesto en la pared. Me encanta como ha quedado, creo que con una buganbilia de color blanco quedaría un entorno super bonito.  
 Llovió un poco y mientras yo dormía una pequeña siesta Juanito jugaba debajo de la lluvia, se lo pasó genial.
 Ésta foto no sé que día de la semana fue tomada, la he publicado en Instagram y me encanta como ha quedado la casa, está muy bien decorada con la chimenea y el árbol y las luces de navidad.


 El Sábado de tarde noche hemos ido al cine y luego a comer algo con unos amigos, lo pasamos muy bien a pesar de estar cansados, hemos visto la película Coco y nos gustó mucho, a quien le guste llorar y ensalzar los sentimientos es una película ideal.
 Domingo de mañana a currar, último día de la semana, en el que creo que fue el día más motivador y productivo y por la tarde de compras con el nene y mi amor.
Una semana super bonita, llena de madrugones y cansancio pero lo mejor llena de vivencias.
Un abrazo a todos.



domingo, 26 de noviembre de 2017

A otro ritmo...

Parece que fue ayer cuando decidí dejar el tema del ironman y dedicar tanto tiempo a solo una cosa y ya hace dos años que pasó. Tenía el hábito de ir a la prisa y con ansiedad a todos lados. Seis años haciendo de un minuto, dos, pasa factura. comenzamos la semana, hoy Ángela ha tenido el día libre y ha llevado a Juanito al cole, ha sacado ésta bonita foto. 
A la vuelta nos ha contado que se ha portado muy bien y le hemos dado unas gafas de reno para que cuando hagamos el árbol de navidad se las ponga, le ha gustad mucho y parece que hoy se ha comido todo el puré en el cole, está comiendo mucho ya.  
 Ha hecho una tarde estupenda, he ido a comprar a Puerto Rico un poco de material para seguir haciendo cosas en la finca y el cielo estaba tal que así, una pasada, están habiendo unos atardeceres increíbles. 
 Viendo el entreno del equipo de Abián, a ver si se va marchando la mala racha que llevan, algunos partidos perdidos están haciendo que bajen los brazos.  
En el sofá de casa saqué esta foto de Triki antes de entrar a matar al calcetín, me ha hecho mucha gracia.
Ayer día de hacer cosas en la finca, recuerdo ya casi hace un año que encontré ésta planta media muerta en la jefatura y salvó la vida, está decorando una parte de la valla. 
A última hora de la tarde vinieron caminando Jose, Alba y Abián por la montaña, Alba me dijo que le gusta mucho esa ruta y no se le hizo del todo dura, es muy agradable caminar por las montañas. 
Paco y yo habíamos terminado ya la mesa rústica que estaba planeada, ha quedado super bonita, esperamos pasar muchos días de buenos momentos sentados ahí. 
Ya en casa me afeité la barba en plan broma y me dejé éste bigote tan molón, nos echamos unas risas, no creo que me deje un bigote así en toda mi vida jajajaaja.
Hoy miércoles he ido a la finca por la mañana pero me he limitado solamente a limpiar las hojas del suelo y reorganizar la cantidad de cosas que tengo dentro del terreno, hay que ver cuantas cosas se van acumulando. 
Las flores se están poniendo super bonitas, aquí unos geranios o jitanillas, son para colgar pero yo los tengo en el muro, supongo que cuando crezcan pues irán colgando hacia el suelo, la floración es muy bonita porque se abren como una rosa en su fase más temprana. 
Hoy he cogido algunos mangos, el año pasado estaban mucho más buenos según mi madre, y es porque los hemos regado más de la cuenta, ese árbol estaba acostumbrado a ser regado una vez por semana o menos y ahora lo regamos dos veces por semana. Es un Árbol que si no se riega tampoco pasa nada porque ya está hecho y las raíces cogen agua de todos los demás.
 Después de recoger a Juanito hemos ido a llevar a Paco el Flamboyant pequeño y de paso ir a cambiar al vivero la bugambilla de violeta a naranja pálido, voy a intentar hacer un trenzado con la parte de atrás de la finca y que cubra la valla, es una zona de mucho sol y creo que se darán bien.
 Por la tarde después de la natación hemos ido a buscar pinochas para decorar el árbol de navidad, Juanito ha estado super motivado buscándolas, se ha quedado muy contento porque ha encontrado muchas.
 El jueves por la mañana ha venido mi tía Clara a echarme una mano en la finca, es una máquina arreglando los terrenos, lo deja todo limpio en un abrir y cerrar de ojos.
 Por la tarde también hemos ido a la finca, Jose, Alba y yo en el coche con Juanito y Ángela caminando por la montaña.
 Juanito se quedó sopa, el cansancio del colegio y la tremenda comodidad del coche hacen que se durmiera enseguida.
El viernes de mañana también he ido, quería terminar unas cosas, sobre todo quitar la tierra de al lado de la caseta para poder aparcar el coche y tener más espacio, esa tierra la he desplazado a la terraza para dejarla más o menos transitable. 
 Ya se empiezan a ver los espacios libres y la disposición de como quiero que queden las cosas en el terreno, es mi sentido de la estética, supongo que otros tendrán otro pero éste es el mío.
 Aquí es donde he dejado ésta semana los arreglos a la finca, estaba reventado y medio cambado de la espalda, la semana próxima voy a dedicarla entera a nadar y descansar de la finca, sólo ir a regar o el día que Paco tenga pensado ir iré a ayudarle.
 A la vuelta Triki estaba derrotado, jajajaaj, el sobrepeso lo tiene medio adormilado, es un puntal, cuando vengo a la finca me da compañía.
 En la noche del viernes hemos ido a las Palmas al Irish Pub que nos gusta de la Calle Triana, es muy bonito y se come super bien, Ángela estaba preciosa, nos acompañaron Jose, Alba, Abián y Paola y nos echamos unas risas de escándalo.
 Sábado por la mañana tocaba partido, aún no se acaba la mala racha del Arguineguín, pero mi Abián siempre está a la altura en cuanto a entrega y comportamiento, para mí es un grande, estoy orgulloso de él.
 Juanito está muy grande y el paraguas para evitar un poco el sol le quedaba hasta pequeño pero lo pasó bien con Alba que se vino a ver el partido y con Ángela.
Por la noche nos fuimos a quedar a la finca y hemos puesto lúces al Flanboyant Grande, está muy bonito, aunque creo que quedará mejor con más luces aún, pero sólo en las ramas. 
 Se quedaron en la caseta, Abián, Paola y Juanito, les encanta esa sensación, creo que la próxima vez me quedaré yo con quien quiera quedarse, quiero repetir el poder dormir calentito ahí.
 Abián y Juantio posando en una especie de experimento que hicieron con los teléfonos, muy curioso y logrado a la vez.
 El domingo teníamos planeado un almuerzo en la finca con toda la familia y lo pasamos genial, las horas fueron volando a pesar de que comimos temprano, después jugamos a las cartas, al juego del ladrón, policía y prostituta y nos reímos lo que no está escrito. Antes de ese juego jugamos a un juego de palabras por tiempo en la que teníamos que a partir de una letra poner un nombre de país, marca, comida, ciudad, capital etc...
Algunos se durmieron su siesta, el día acompañaba mucho, una temperatura agradable y comodidades por todas partes, "El Huertillo" se está convirtiendo en un lugar donde pasarlo muy bien y olvidarse uno de los coches y ruidos.
Una semana estupenda llena de buenos ratos.
Un abrazo a todos.