sábado, 6 de octubre de 2012

Fin de temporada.

Recién llegado de Calella y con un resfriado de campeonato, echo cuentas de ésta temporada que toca su fin y estoy más que satisfecho, ha terminado con el Ironman de Calella en el cual me he retirado, problemas estomacales unidos a calambres desde el sector de bici, hicieron que allá por la mitad de la carrera a pié desistiera de mi intento. Es el primer triatlón en el que me retiro, no estoy orgulloso de ello pero tampoco derrotado por ello. En la mayoría de las ocasiones se aprende mucho más cuando no salen las cosas tal cual están previstas que cuando sí.
Ahora mismo en la tranquilidad del descanso toca hacer todas esas cosas que dejé pendiente durante el año, que si pintura de la casa, que si ordenar ésto, colocar lo otro etc....
Lo bueno de todo es que ya he analizado algunas cosas con las que tengo que trabajar y las he dejado aparcadas para cuando comience nuevamente la temporada retomarlas y no llevarlas ya de carga en mi descanso. 
Éste año estreno nueva máquina,
Cervelo P2 de 2012, una ganga de cuadro nuevo que he pillado, y tengo que decir que desde que comencé a practicar triatlón éste ha sido uno de los cuadros que más me ha gustado, sobre todo por su sencillez y línea y ni que decir tiene el bonito diseño de su pintada.
Sigo empeñado en ir mejorando poco a poco y creo que éste año he dado un paso adelante firme, he terminado la temporada muy fuerte y lo que es más importante, la misma se me ha ido volando y eso quiere decir que a pesar de haber días malos he disfrutado mucho y lo más importante de todo es que la familia no ha notado tanto mi ausencia en esos largos entrenos.
Un abrazo a todos.