viernes, 13 de enero de 2012

Semana 8 o algo así.....

Ésta semana ha estado marcada por la recuperación de la pequeña contractura que sufrí la semana anterior, la cual me costó unos días recuperarla. Todo el nuevo trabajo que estoy haciendo éste año y que para ser sincero no lo había hecho nunca, está produciendo en mis piernas una auténtica revolución. No tanto ya en la manera de correr que ha cambiado mucho sino en lo agresivo que está siendo para mí el cambio, aunque todo hay que decirlo ya estoy asimilándolo mucho mejor gracias a los periódos de descanso. 
 Hemos comenzado dando prioridad a la carrera continua y no a la cantidad de ésta, sino a la calidad de la misma. Haciendo hincapié básicamente en la técnica y en la manera de correr. Vengo del atletismo y cuando Clemente me explicó lo que quería con todos éstos ejercicios, me mostré un tanto escéptico, pero no salgo de mi asombro como con cierta facilidad ya estoy corriendo en éstas cuatro pocas semanas de trabajo a ritmos de casi 3´el Km., eso sí, fraccionado, pero algo es algo.
Con ello quiero decir que viendo la propuesta de trabajo que incluye, técnica, pliometría y gimnasio, no pensé en cambiar con ello mi manera de correr, pero me temo que en el futuro poco voy a gastar las zapatillas en los talones, si la cosa sigue así de bien.
En el agua también estoy llevando a cabo un trabajo totalmente opuesto a lo que yo pensaba como estándar y normal, pero la verdad sea dicha, éste entrenamiento en su totalidad es una caja de sorpresas y como el dicho reza, la definición de locura es hacer siempre lo mismo queriendo obtener siempre un resultado diferente, pues no, aquí estoy haciendo todo diferente, a ver si cambia la definición, jeje jeje.  

Para el agua he cambiado algunas cosas, sobre todo material, he necesitado hacerme con unas palas Tyr Catalyst que son una pasada. Quedan por venirme otras para series más largas.  A simple vista parecen enormes pero la sensación en el agua es de pura comodidad y sobre todo el diseño pensado para que no existan sobrecargas en los hombros.
Para la carrera he dejado atrás las típicas zapatillas de entrenamiento y me estoy decantando por recomendación de mi entrenador por las zapatillas rápidas, que no !!voladoras!! para entrenar, así además de ahorrar dinero, sigo el camino que hemos marcado de cambiar mi manera de correr. Ahora por ejemplo en lugar de entrenar con las Asics Gel Nimbus entreno con las Asics Sky Speed o las New Balance 890.
La cabra aún no la tengo ni montada, aún queda mucho tiempo, por ahora la mente puesta en la Media Maratón de Las Palmas que me pilla con muy poco entrenamiento y si todo sigue bien la Maratón de Sevilla que será un mes después para ya pasado febrero comenzar a pensar en triatlón.
Un abrazo amigos.

4 comentarios:

  1. No te pases Gebre, el talón seguro que lo gastaremos, pero gastaremos también la zapatilla de impulsar mejor. Da gusto verte motivado otra vez. Nuevas sensaciones y trabajos: toca prestar atención. Queda mucho camino que disfrutar.

    Ánimo Valentín.

    ResponderEliminar
  2. La verdad que me he flipado un poco jejejeje, sorprendido quizás por pensar que ya no tenía remedio.

    ResponderEliminar
  3. Valen que alegría verte con buen royo! No hay nada como dar con gente que le apasiona este deporte y tiene las ideas claras. Mucho animo amigo
    Rafa Lao

    ResponderEliminar
  4. Ánimo compañero que para mi eres un "modelo" a seguir, pero no lo digo por el cuerpo jajaja. Sigue en la brecha y yo intentaré seguirte a ti. Mi entrenador dice que suerte se le desea a quien no ha hecho los deberes, por tanto te deseo, lo mismo que para mi, Sin Novedad y con trabajo lo demás sale.
    Félix

    ResponderEliminar