lunes, 23 de enero de 2012

Renta positiva.

Semana marcada por estrés en el trabajo y más aún viendo que el fin de semana tenía una competición de las programadas para invierno. De lunes a jueves fueron los peores días, lumbago algo cargado y cervicales tensas hasta el punto de que al girar la cabeza a un lado sentía mareos. Menos mal que el viernes y el sábado todo cambió y concilié bien el sueño y el descanso. 
 El domingo estaba programado el Medio Maratón de Las Palmas, que se está convirtiendo en un referente en nuestra nación en vista de que éste año se han llegado a 4000 inscripciones con un total de 1960 en la distancia de la media maratón que fue la que yo corrí. 
 La verdad es que estoy muy contento por el resultado y la forma de correr, sufrí lo mío pero terminé y mejor de lo que esperaba, sobre todo por como afronté la prueba mentalmente. Tengo que añadir que no he cambiado aún el chip, sigo pensando que para poder rendir hay que machacarse y sentir que uno ha trabajado muy duro hasta el agotamiento físico y no es así. Es así en parte pero en otra no, ya que otras muchas cosas cuentan más como puede ser el descansar y asimilar la sesión de entrenamiento, la técnica de la actividad que estemos haciendo y la calidad y grado de implicación con la que la realizamos.
 Por eso creo que el día anterior a la media maratón hablé con Clemente para concretar unos ritmos y él me contestó que tenía que ser más ambicioso y así lo hice, por eso ahora estoy un poco sorprendido de mi resultado, por tener ese sentimiento de haber rentabilizado mucho lo entrenado. 
 En lo referente a las sensaciones de carrera diría que a partir del kilómetro 8 me sentí cansado y un poco cascado comenzando a pensar que necesitaba de esa pequeña botella de geles que perdí antes de ni tan siquiera poder probar en el km 4 de carrera. Y ya puestos diría que en el 17 si que la eché en falta cuando ya me vi literalmente falto de energía y muy fatigado. 
 Pero bueno, todo esto es parte del juego, al final contento con el promedio de carrera y con el tiempo final. Poniendo en la balanza los dos meses que he entrenado y las tres semanas que no he podido hacer todo lo programado en esos dos meses, dos por catarro y una por lesión y añadiendo que sigo con dos kilitos de más me sale una renta muy positiva. 
Promediando 3´36´´ por km y acabando el 11 de la general con 1h 15´45´´ según mi garmin y GPS´S de los demás, además de comentarios y sensaciones de los participantes, comprobando muchos, que del km 17 en adelante los pasos no coincidían con los puntos kilométricos, saliéndonos casi 600 metros de más y sumándonos en mi caso 1´50´´en ese último 600.  
Un abrazo a todos amigos.

4 comentarios:

  1. Muchas felicidades Valentino!!! El que se lo curra tiene derecho a recoger sus resultados. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades Valentino!!! El que se lo curra tiene derecho a recoger sus resultados. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Mi más sincera felicitación IRONMAN. Si a estas alturas de temporada estás rodando a esos tiempos, no quisiera saber como rodarás en Lanzarote, aunque son pruebas diferentes. Enhorabuena y que sepas que te intento copiar jajajajajaja, aunque algo lejos. Un saludo de corazón. Félix

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rubén y Gracias Félix, soy muy tozudo, tengo una meta a largo plazo en mente y eso es lo que me motiva. No te digo que muchas veces esté cansado pero ésto me ayuda a tener mi vida en orden y por eso me gusta. Un abrazo.

    ResponderEliminar