lunes, 26 de septiembre de 2011

Ceepo Experience.

In my recent Ironman of Lanzarote I found that the sector of cycling in this emblematic test is
essential. You must be very prepared to face those hard winds for 180km, prepared both
physically and as far as material is concerned. This year Ceepo mounted the "Katana", which
has outstanding features and extreme stiffness without losing a shred of comfort and a very
successful geometry for the Ironman distance in question. We could say it's a cheating bike as
it does not comply with the rules UCI, both in the thickness of the frame being very fine in
parts as in the geometry in question.
Another key feature for me is the correct disposition of the anchor bolts which hold the bottle
holder in place, for fans of aerodynamics in which I include myself, here is the perfect
opportunity to attach any bottle to our aerodynamic frame, in which it fits perfectly. As can be
seen in the second picture, I used a specific bottle, made by the brand name Specialized, as
you can see meets what I have described above. Another notable feature is the rear brake
hidden at the bottom and behind the cranks and also hidden inside the frame is the brake and
gears wiring.
 I see a real Katana CEEPO weapon for anyone who wants to improve their cycling sector for
any Ironman, in my opinion, one of the most versatile models from CEEPO. The brand has
the aerodynamics of a Nippon and stiffness of the Viper to the comfort and geometry of the
Venon, resulting in this authentic machine called the "Katana".
I say and reaffirm with strong evidence, "my power meter." Last year, using another more
standard brand, I completed the bike course with a time less than 5h 30, and to my surprise,
this year, nearly equaling that time in worse weather conditions, "having the same weight as
last year", with my average watts being "15 less". All this means tremendous energy savings
for the last and most demanding sector, "the run", which means that this technological jewel
transfer power like no other.
Beyond the technical details of this unique bike, which has many good ones, are the feelings
that it conveys. With its rigidity and comfort and with its unique and exclusive "for" and
"for" Ironman, make it a hallmark of those who love the sport. For me it is an indescribable
pride and feeling that this year I left my bike in the pits, to know that I possess of something
as unique as the legendary "Cheetah" rode by Natascha Badmann.
And further, as the bike has taken me the first time and hopefully not to be the last, to the
"Olympus of sports trí" our beloved and revered "Kailua Kona."

martes, 20 de septiembre de 2011

Contando los días.

Bueno ya ha pasado otra semana de preparación la cual tengo que admitir que ha sido una de las mejores de todo el año en cuanto a resultados. Sigo acompañado de mi hermano el cual ha decidido alargar su final de temporada hasta que yo me marche a Hawai para no ir solo en bici, aunque la semana que trabajo sólo podamos entrenar juntos el sábado y domingo que son sus días libres y me acompaña de mañana. 
Semana caracterizada por recuperar la confianza y motivación al 100x100, unos parámetros tanto en bici como en carrera muy buenos, quizás los mejores de siempre.
He estado arropado por los de siempre, una semana que ha dado para mucho y en la que ya comienzo a realizar que echaré de menos ésos días de viaje, a los que quiero y a los que me quieren, ya que iré sólo. 
Bueno lo que se dice sólo no, estaré con Toni Cendón y Julián Carretero, dos auténticas máquinas que también se han clasificado para Hawaii.
Pero bueno así es la vida, a veces para crecer hay que desapegarse de lo que uno quiere por un tiempo para luego sentir más amor y retomar con una nueva perspectiva la rutina, que ya no será rutina pues. 
Bueno por si las moscas he dejado a éste señor llamado Abián Abrante González a cargo de ser el hombre de la casa en mi ausencia y estoy seguro que lo hará muy bien. 
Los entrenamientos de ésta semana han transcurrido por los lugares de costumbre, esos lugares que tantas veces he recorrido éste año y que tantas espero recorrer el que viene. 
A ver si mi isla redonda me ha servido de buena preparación y aclimatación para afrontar con garantías la carrera en Kona, dejo fe de que mucho calor he pasado durante el verano y que litros de sudor se han vertido. Sobre todo éste último domingo que ya con casco de crono subí el puerto de las Presas y sudé a mares, pensé que perdía el conocimiento jejejejeje, pero no fue así.
Uno de los días de la semana si mal no recuerdo, el sábado, decidí terminar mi entreno de bici en Pozo, donde cada año nos encontramos todos los amigos para celebrar el Pozo Training Camp, ahí mismo me dí una ducha reparadora para luego dar un paseo con la familia que me estaban esperando. 
Una semana más y una menos según se mire.....
Un abrazo a todos. 





martes, 13 de septiembre de 2011

Últimas Semanas.

Las semanas van pasando, el trabajo ya está en las piernas, ahora sólo falta ultimar la mente, aunque siempre pienso que la última semana previa a un ironman es en la que la motivación más sube. Tengo que decir que lo he pasado bien éste verano entrenando, pero han habido momentos duros, pero gracias a todos los que me habéis apoyado el camino no ha sido tan tortuoso. 
 He entrenado de noche, de madrugada y sobre todo a medio día con mucho calor, me siento preparado, pero hay que tener en cuenta que el de Hawai será mi quinto Ironman.
Primordialmente me gustaría disfrutar de la experiencia y para ello pienso ir sin presiones, a pasarlo bien, espero tener una imagen buena para toda mi vida. 
Éste año ha dado para mucho, muchos kilómetros han pasado por mis piernas desde antes de Lanzarote y después, para llegar a Kona, aunque aún faltan tres semanas para partir. 
Mis zapatillas, que son el segundo o tercer par de ésta temporada, dan fe de ello, pero aún sigo con ganas de seguir dando guerra y es ahora en éstas últimas semanas cuando con más ilusión y motivación me encuentro. 
Y tengo que admitir que he aprendido mucho éste año, sobre todo he aprendido a levantarme las veces que me he caído, he aprendido que no importa el método ya que lo que mueve a nuestro ser somos nosotros mismos, es nuestra voluntad, podemos tener el mejor de los entrenamientos programados, el mejor descanso, la mejor alimentación, que no sirve de absolutamente nada si no tenemos fe, si no creemos en nosotros, si nos ponemos límites, si no nos vemos jóvenes, si  no somos positivos, si no queremos a los que nos quieren.........
Muchas veces tenemos más de lo que necesitamos y nos escoramos en la falta de aquello y lo otro a modo de escusa o escondite a nuestra falta de entrega para con todo en la vida, miramos la bicicleta del progimo porque según no se qué revista es mejor que la nuestra, cuando la esencia está en el motor de la misma. Nos comparamos con otro rival a modo de ver que nos sobran dos kilos para llegar a tener su figura, ojala fuera más alto, ojala mis piernas fueran más largas, tal persona es buena por tal motivo o por el otro. Dispersamos nuestra atención en todos esos comentarios y dejamos de disfrutar, dejamos de creer en nuestro potencial y caemos en un círculo de negatividad, en una lacra de "por qués", motivos inventados que llevamos a cuestas, por eso en la próxima apuesta, apuesta por tí mismo, será la apuesta más segura. 
Un abrazo a todos. 

domingo, 4 de septiembre de 2011

Décimo cuarta semana ( looking forward to Kona).

El tiempo pasa volando, cuando miro el blog pensando que ha pasado una semana ya han pasado dos. Estas semanas han sido especialmente muy duras y estresantes, no tanto por el entrenamiento sino por aquellas personas que siempre tenemos en nuestro trabajo que son especialistas en encontrar el momento justo para desequilibrarte con sus injusticias e historias patateras dignas de ninguna atención. Es fácil hablar desde afuera ahora habiendo ya pasado la tempestad pero me he tragado el anzuelo que me ha tendido hasta lo más hondo y yo y nadie más que yo, me estropeé la semana anterior. Pensamientos de ira me iban y venían y al final esa persona consiguió lo que estaba buscando que no es más que si ellos mismos no están bien, los demás tampoco. Pero bueno, como el dicho dice, agua pasada no mueve molinos, pero siempre algo queda. Con tanta tensión, sumada a la que ya de por sí uno tiene, entrenando, trabajando, la cercanía de la fecha de Hawai al final, se paga en forma de bajones físicos. Hoy mismo no he podido entrenar por un dolor en el sóleo, a la hora de estar rodando en bici me he tenido que dar la vuelta. Supongo que será una pequeña contractura que ya estoy tratando, aunque a decir verdad es la primera vez en toda la temporada que tengo una molestia y a razón del volumen que realizamos los triatletas de larga, toco madera, por ser tan afortunado. 
 La recta final se acerca y estoy seguro que el próximo miércoles miraré hacia atrás y esto será una anécdota más de entre tantas que uno tiene en el camino de preparación de un ironman. Éste año he preparado dos por primera vez en los 3 años y algo que llevo en éste deporte, Lanzarote y Hawai y no sé por qué, a pesar de ya haber estado en la lucha ya tantos meses, ésta segunda periodización no me ha sido tan dura, estoy seguro que ha sido porque ha estado bien estructurada para tal fin. Aunque no he de esconder que ya estoy deseando pasar esos días en Kona ya estoy poniendo una mirada en esos patines que quiero pillar para mi recuperación de después del Mundial, supongo que será hasta final de octubre, sobre todo espero hacer cosas diferentes que me mantengan en forma. Pero eso será después de Kona, ahora toca terminar éste mes lo mejor posible y esperar que éstos contratiempos ya sean laborales, familiares o deportivos, sepa torearlos como el mejor diestro. 
Un abrazo a todos........