lunes, 31 de enero de 2011

No soy lo que ves.

Me encontré ésta semana con Kevin Skinner en Internet. Un chico de unos 36 años si mal no recuerdo. Es granjero y se presentó al concurso de talentos americanos en el año 2009. En la introducción de su actuación fue víctima de la vista cínica de aquellos que se creen siempre en la verdad y con el derecho de burlarse por la apariencia, procedencia y status social de una persona. No me alegro de lo que pasó al principio, pero tampoco me alegro de lo que pasó al final. Éste chico, tranquilo cuyo oficio es el de recolectar gallinas en la granja de su padre, pudo llegar al corazón de las mentes prejuiciosas de toda la audiencia. Vivimos en un mundo cínico, carente de valores, en el que vemos cualquier despiste de cualquier semejante para alimentar nuestro podrido ego, nuestra despiadada y competitiva mente y burlarnos de él. Aliados a aquellos que buscan la verdad, que humildemente intentan con su lucha demostrar que el trabajo, el esfuerzo y la sinceridad enarbolan, los cantos inmaculados y la bandera transparente de la verdad. Dejan con ello atrás, sin pasar por su mente, las segundas intenciones, el recibir algo a cambio, la alimentación parasitaria del trabajo de otros. Son en definitiva seres plenos, caminantes del camino, emprendedores del destino, almas llenas de paz y de pleno sentido.

lunes, 24 de enero de 2011

Vamos arriba ¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Algunas fotos de éstos dos años. Un abrazo a todos.

video

martes, 18 de enero de 2011

Agárrate a la tabla.

La lucha, definida como el esfuerzo que se realiza para conseguir una cosa es un tema muy curioso. En el entrenamiento deportivo muchas veces tenemos que usar el símil del naufrago que se agarra a la tabla para sobrevivir. Intentamos hacer nuestro entrenamiento y sin conseguir llegar a los parámetros establecidos por nuestro guía no tenemos que caer en la desilusión, hay que seguir por intentar mantener esos parámetros o en su defecto lo más próximo, y si no podemos, tenemos que agarrarnos a esa tabla de naufrago e intentar sobrevivir, es decir ,intentar terminar nuestro entrenamiento lo mejor que se pueda. Con ésto no estoy diciendo que hay que llegar al extremo de caer en un sobre agotamiento pero sí vencer esos muros que nos pone nuestra mente.
En un Ironman esas barreras están ahí y mi corta experiencia y espero que no desacertada, me dice que cuantos más entrenamientos superemos mejor preparados estaremos mentalmente para el día de la prueba. Sobre todo una prueba como ésta en la que lo que prima siempre es terminar. Son en las condiciones extremas de esos entrenamientos que intentamos superar en cansancio donde mentalmente nos ponemos a prueba, donde vencemos esas tentaciones de parar, de dejar sin hacer esos largos, de no hacer la última serie de bici. No son deshabituales las veces en las que en medio de una sesión de natación pienso en parar, presupongo que mis brazos ya no podrán hacer más series a un determinado tiempo, es verdad, probablemente físicamente no sea posible y me doblego. Me doblego, me vence el tiempo, por más que lo intento no llego a ese parámetro, pero si que mentalmente no me dejo vencer, bajando un poco la velocidad pienso que seré capaz de terminar el entrenamiento, que para mí ese día es motivo de mucha alegría porque no me he desilusionado, no me he dejado llevar por la negra visión de no haber llegado en ese tiempo, quizás no he llegado a tiempo pero he llegado. Es a base de esas pequeñas victorias, como metro a metro podemos ir consiguiendo esa fortaleza, podemos ir aprendiendo a no ver un problema en la no consecución de una serie, sino una oportunidad de aprender a conocernos y doblegar nuestro ego.
Continuamente veo a muchos deportistas buscar problemas donde no los hay, guerrero es aquel que mira hacia adelante, el que no se queda maldiciendo o quejándose por su mala suerte, el que de una lesión se re-inventa con la creatividad para poder seguir manteniéndose en forma de alguna u otra manera, guerrero es aquel que no ve en el problema más que una forma diferente de buscar otro camino para llegar a labrar su destino.


lunes, 10 de enero de 2011

La verdad.

La verdad es transparente, no tiene puntos opacos ni tiene trabas, viaja rápido y sin interrupciones. 
La verdad es aquella que te deja dormir por la noche, la verdad contigo, la verdad consigo, la verdad con vosotros. La verdad no pesa, más te libera y te da ligereza, la verdad te hace ir más rápido más lejos más alto más claro. La verdad te cura, te agranda el alma, no te pudre como la mentira. La mentira se arrastra, la mentira se carga, la mentira pesa. La mentira se plasma, la mentira castiga, y en tu alma arraiga y la carne cicatriza. La mentira es mala, como pizarra que borras y aprecias la tiza, la huella, la peste la tristeza. Con mentiras vives, en tu conciencia la cargas y de ello haces tu camino y la angustia alargas, tu mierda prolongas y la tragas muy honda, te acostumbras al hedor y de ello te jactas. Esa mentira ahora es tu verdad, ya que como el hedor, como el aroma, como lo bueno como lo malo a todo se adapta, y mentira es ahora verdad para ti.
Tus buenas y malas acciones te persiguen como tu propia sombra, de lo que practicas te especializas, eres lo que comes, tienes más o menos sombra depende del árbol al que te cobijas. 


Busca amparo en la verdad, limpia tu cara con agua fría y cristalina, aclara tu conciencia, ama, aprende a quererte por la mañana, por la tarde a toda hora, muchos días, semanas, años. Aprende y practica y predica lo aprendido y sé maestro de la entrega, mirada altruista, corazón abierto, alma clara, lectura fluida de tu mente sana.
La mentira tiene poder, fundamento en las arcas, las cuentas llenas de dinero y tesoros. La competencia es amplia y la lucha dura, la guerra perdida sin ninguna duda. Para que alzar tu voz, para que decir que está bien o mal, para qué intentar cambiar el exterior. 
Tu lucha es silenciosa, es grande, milagrosa, en tu interior tienes la herramienta que te llevará a la calma, sentir la paz del que de poco hace mucho, del que con nada se siente rico, del que cuando todos hablan el escucha, del que da más de lo que recibe, del que altruistamente su vida hace un gozo.

lunes, 3 de enero de 2011

Sara Fernández

Todos los días que nos levantamos de la cama no sabemos lo que el destino nos tiene deparado. Hoy he tenido la triste noticia de que Sara Fernández, una de las mejores corredoras de Triatlón de larga distancia de España junto a Virginia Berrasategui y algunas otras valientes, ha sufrido una caída. Como consecuencia de ello se a roto la clavicula. Te deseo una muy pronta recuperación. Ya verás que cuando pases página de éste suceso saldrás aún más fortalecida y que cuando menos te lo esperes estarás dando guerra otra vez.
Aquí os dejo un vídeo para levantar el ánimo, hay veces que comenzamos el día y aún poniendo todo de nuestra parte las cosas van torcidas. Bueno, hay que dejar que el día pase haciendo lo que buenamente podamos de la manera que las circunstancias nos dejen, al siguiente día saldrá el sol por el mismo lugar y morirá al lado contrario.De nosotros depende el ver las cosas de una manera o de otra. Somos esclavos de nuestras circunstancias pero sí que tenemos la libertad de decidir el humor con la que las afrontamos.  
Un fuerte abrazo a todos, y ánimo compañera.