domingo, 16 de octubre de 2011

Crónicas Hawaianas.

El día 8 de octubre de 2011 crucé la meta en la Calle denominada Alii Drive, en Kona, capital de Big Island, la mayor de las islas del Archipiélago de Hawai, estado de los afortunados Estados Unidos de América.
No sé, pero algo ha cambiado, cada día que pasa aprecio mejor los momentos allí vividos, ahora son recuerdos de un pasado muy próximo, y fuera ya de lo meramente deportivo he de decir que serán recuerdos para toda la vida, porque ese lugar tiene algo especial y lo que allí se fragua en esos días previos y post Ironman no se vive en ningún otro lugar.
Kona vive en sus calles un ambiente totalmente indescriptible, en los que los mejores triatletas de todo el globo terráqueo se dan cita para dar lo mejor de sí.
 Aguas cristalinas, arena blanca, olas de ensueño, sol radiante, cielo azul y despejado y sobre todo un ambiente de deporte al 100x100 desde las 5 de la mañana, momento en el que ya se ven deportistas corriendo por todas partes que te incitan a soltar el freno y fundirte en un esfuerzo contenido llevado por todo esa energía positiva.
 En Hawai es muy fácil ser triatleta, el ambiente te lleva, las carreteras te provocan por sí solas a rodar y rodar, el arcén es perfecta vía de escape a las zancadas, sudor a mares, baño de sal, comunión de espiritualidad con lo que hacemos y lo que para nosotros significa el estar ahí entre los mejores.
Hemos trabajado duro y seguiremos haciéndolo, porque nuestra vida tiene sentido gracias a la lucha que tenemos para con nuestros sueños y así será y seguirá siendo.
Mi carrera fue otra aventura, una mala natación con los problemas de siempre y tubular pinchado a escasos dos kilómetros de haber salido. He de decir que me desanimé mucho, pero bueno, como a lo largo del año, las circunstancias adversas las he ido superando y me han llevado a Hawaii, pues más de lo mismo. Bici al suelo, rueda fuera y a arrancar el tubular, que mi trabajo y mi tiempo me costó y a seguir adelante. Ya la meta era seguir en pié y terminar, no desistir y llegar a ser finisher una vez más. 
 Muchas veces nos centramos demasiado en los tiempos, posiciones y comparaciones con el resto y el día de la carrera me dí cuenta que lo único que te llevas de ése lugar son los buenos momentos que pases contigo mismo y con el resto de familia o compañeros, lo demás se olvida tan pronto, como el número del gordo que salió en el pasado sorteo de navidad. 
Crucé la meta y eso es lo más importante, ahora siento cada recuerdo muy intenso, me dio tiempo de pensar el camino que me llevó hasta allí, me dio tiempo de pensar en mi hijo, mi familia, mi futuro, mi pasado y me dio el tiempo de pensar que algún día volveré a saldar cuentas con la lava, el sol y mi espiritualidad para con la mayor isla de Hawai, Big Island. 
Pd: Muchas gracias por compartir buenos momentos especialmente con Ángela, Rafa Lao, Alejandro, Emilio, Julián Carretero, Ángel y Toni Cendón, Sarah y Dave Mawhinney un abrazo a todos.



8 comentarios:

  1. Tú, como tantos y tantos, has dejado una parte de tu alma allí, y téndrás que volver para reencontrarte con ella.

    Ya te dije, la vida a partir de ahora es inevitablemente distinta.

    Aloha!

    Pablo CABEZA

    ResponderEliminar
  2. Nunca he intervenido en tu blog, aunque llevo tiempo leyendolo. Tan solo queria decirte que tu cronica me ha emocionado porque creo que has sabido captar el autentico Ironman de Hawaii.
    Yo sigo soñando con estar alli algun dia; llevo mas de veinte años soñandolo. Solo espero tener fuerzas para, algun dia, tener lo que hay que tener para no tan solo soñarlo, sino atreverme a recorrer el duro camino que te lleva hasta alli.
    Toda mi admiracion y todas mis felicitaciones.
    Un abrazo de otro "loco" de Kona.

    ResponderEliminar
  3. Hola león!
    De nuevo, muchas felicidades por todo lo vivido y lo que has conseguido como deportista y como persona.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo los días antes a IMLZ, cuando comentabas, que no habías tenido una buena temporada, yo te comente,,,"cuando tengas el Slot en el bolsillo, esto sera una pequeña anecdota,, hoy puedo leer tu crónica Hawaiana, y me emociono, pues se lo mucho que te costo,,,Lo bueno esta por venir.ALOHA

    ResponderEliminar
  5. Te he seguido casi desde que terminastes Lanzarote , tus entrenos, tu viaje etc,etc.

    Te dejado varios comentarios pero la informatica no ha querido que te lleguen , espero que este si ya que eres finisher en Hawaii
    Mi mas enhorabuena y ahora disfrura.


    See you in Lanzarote

    Ironpeter

    ResponderEliminar
  6. Me parece que está bien que describas en tu blog tus experiencias lo que parece es que eres el primer canario que llega alli cuando tantos ya lo han hecho y hacer 11 hora y pico en kona es casi como 12 en lanzarote , no creo sea para tanto valentin. con todos mis respetos eres un triatleta aficionado que habla como un profesionas.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por todos los comentarios chicos, un abrazo a todos, ha sido una experiencia muy bonita que algún día podreis vivir como lo he hecho yo. Mahalo Much, hermanos, aloha.

    ResponderEliminar