martes, 13 de septiembre de 2011

Últimas Semanas.

Las semanas van pasando, el trabajo ya está en las piernas, ahora sólo falta ultimar la mente, aunque siempre pienso que la última semana previa a un ironman es en la que la motivación más sube. Tengo que decir que lo he pasado bien éste verano entrenando, pero han habido momentos duros, pero gracias a todos los que me habéis apoyado el camino no ha sido tan tortuoso. 
 He entrenado de noche, de madrugada y sobre todo a medio día con mucho calor, me siento preparado, pero hay que tener en cuenta que el de Hawai será mi quinto Ironman.
Primordialmente me gustaría disfrutar de la experiencia y para ello pienso ir sin presiones, a pasarlo bien, espero tener una imagen buena para toda mi vida. 
Éste año ha dado para mucho, muchos kilómetros han pasado por mis piernas desde antes de Lanzarote y después, para llegar a Kona, aunque aún faltan tres semanas para partir. 
Mis zapatillas, que son el segundo o tercer par de ésta temporada, dan fe de ello, pero aún sigo con ganas de seguir dando guerra y es ahora en éstas últimas semanas cuando con más ilusión y motivación me encuentro. 
Y tengo que admitir que he aprendido mucho éste año, sobre todo he aprendido a levantarme las veces que me he caído, he aprendido que no importa el método ya que lo que mueve a nuestro ser somos nosotros mismos, es nuestra voluntad, podemos tener el mejor de los entrenamientos programados, el mejor descanso, la mejor alimentación, que no sirve de absolutamente nada si no tenemos fe, si no creemos en nosotros, si nos ponemos límites, si no nos vemos jóvenes, si  no somos positivos, si no queremos a los que nos quieren.........
Muchas veces tenemos más de lo que necesitamos y nos escoramos en la falta de aquello y lo otro a modo de escusa o escondite a nuestra falta de entrega para con todo en la vida, miramos la bicicleta del progimo porque según no se qué revista es mejor que la nuestra, cuando la esencia está en el motor de la misma. Nos comparamos con otro rival a modo de ver que nos sobran dos kilos para llegar a tener su figura, ojala fuera más alto, ojala mis piernas fueran más largas, tal persona es buena por tal motivo o por el otro. Dispersamos nuestra atención en todos esos comentarios y dejamos de disfrutar, dejamos de creer en nuestro potencial y caemos en un círculo de negatividad, en una lacra de "por qués", motivos inventados que llevamos a cuestas, por eso en la próxima apuesta, apuesta por tí mismo, será la apuesta más segura. 
Un abrazo a todos. 

7 comentarios:

  1. "...apuesta por tí mismo, será la apuesta más segura." Con tú permiso me la apunto como una de las tantas frases que recojo a modo de motivación.
    Sigo dándote ánimos y deseándote mucha suerte en esta recta final.

    Saldos león.

    ResponderEliminar
  2. muchisima razon en tus palabras. Ya no queda nada para tan esperada cita, disfruta y todo saldrá mejor de lo que puedas esperar... bueno, no esperes, simplemente deja que fluya... muchisima suerte, que poco te hace falta teniendo la seguridad en ti mismo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sólo unos pocos son merecedores de ese premio que vas a disfrutar. Tú puedes con ello, tan sólo ve allí, mójate, suda, respira hondo y disfrútalo al máximo.
    Un abrazo.


    Sigfri.

    ResponderEliminar
  4. A por todas compañero...a brillar en Hawai,pq en nuestro municipio ya lo haces, por lo menos para los que te apreciamos...abrazo y como siempre, para lo que necesites.

    ResponderEliminar
  5. Yo apuesto por Valentin, un valiente en el deporte y en la vida. Ese día voy a estar delante del ordenador siguiendote y animandote con todas mis fuerzas ¡¡¡Arriba carallo!!!

    Un abrazo amigo.
    Guillermo.

    ResponderEliminar
  6. Eres una maquina y todos estamos contigo. V te queremos y sabemos q lo haras lo mejor q puedas. TAVA el mejor. Mil besitosssssssss

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los comentarios, muy emotivos y necesarios a ésta altura de preparación en la que las fuerzas son limitadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar