jueves, 31 de marzo de 2011

Mi traslación y rotación.

 Hoy me he sentido bien. Las preocupaciones están desapareciendo, la confianza regresa a mí. No se puede vivir con ellas. Cuando entran por la puerta, la creatividad sale por las ventanas. He leído mucho sobre eso. Muchos proverbios lo avalan, si te caes 6 veces levántate 7, mientras hay vida hay esperanza, no está muerto el que lucha. Hay que ver lo bien que suena. Hay que estar muy atentos, trabajarlo, hay que distribuir nuestro día como si fuera una vida de principio a fin. Digo esto porque no se puede uno levantar de la cama con la quinta puesta, hay que saludar al día con paciencia, preparar el desayuno, disfrutarlo y poco a poco ir incrementando nuestra actividad. Es difícil pero hay que intentarlo. Tenemos que hacer mil cosas en el día, pero tenemos que buscar unos minutos para relajarnos un poco, quizás en el almuerzo, apagar el móvil, apagar la tele y tener una conversación con nuestra pareja o compañero. Saborear los alimentos, sentir los sabores y los aromas, si no, para que vivir pues. Escuchar más que hablar, eso relaja, y sobre todo enseña a ser paciente y ver otros puntos de vista. 
Escucha a la persona con la que comes, está a tu lado, deja el mensaje del móvil para luego jejeejeje. Cuando cae la tarde es momento de recapacitar, de hacer un baremo, de sentirnos orgullosos por el día que hemos tenido y dar gracias por estar sanos y poder contarlo. Poco a poco desaceleramos, nos mentalizamos que hay que ir bajando una marcha y otra y prepararnos para el descanso. Dejar lo de mañana para mañana, no pensar en la cuenta del banco, dejar la ITV del coche para cuando toque y despreocuparse uno de las cosas. Con preocupación o sin ella, si tenemos salud podremos hacerlas y si no las hacemos tampoco será el fin del mundo. En definitiva cuando perdamos el norte hay que pensar que nuestros problemas y preocupaciones en éste mundo son insignificantes, es sólo el problema de un habitante de los miles de millones de personas que pueblan la tierra y la tierra comparada con el universo es como un grano de arena en una playa. Mira que grande es tu problema. El problema es no saber darse cuenta a tiempo de lo que importa. Un abrazo a todos, TERRÍCOLAS, jejejeejjeejej.

3 comentarios:

  1. Sabias palabras y sabios consejos de mi hermano canario , disfruta el momento y lucha por lo que quieres , tio que tu eres un fenomeno en todos los aspectos de la vida . un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  2. estoy muy pero que muy de acuerdo con esto que escribes y con el comentario de tu amigo Jose Carlos Gudiel, eres grande!

    ResponderEliminar
  3. Valentín, este mensaje sólo es para darte las gracias por los pequeños momentitos que nos das al leer cada una de tus palabras,las cuales se que te suponen esfuerzo y tiempo para finalmente plasmarlas en este blog. Seguramente
    es una de las formas que utilizas para ayudarte en el día a día,bonita forma de hacerlo.Pero es de agradecer que quieras compartir todas esas experiencias con todo aquel que quiera entrar en tu blog. Tb felicitarte por mi parte y por la de Laura por esa gran marca que has echo en Lanzarote,aunque no te lo hayamos dicho, estamos super orgullosas de ti y te animamos y estaremos aquí para lo que necesites mientras decidas seguir en este camino. Un saludo muy grande.

    ResponderEliminar