jueves, 10 de marzo de 2011

Carmelo Ruiz, Ironman.


Carmelo Ruiz Sánchez, ha sido y seguirá siendo un referente del triatlón de la larga distancia en España. Y quiero aventurar y no por ser mi amigo que es referente en muchas partes del mundo. Y digo esto por la gran cantidad de triatletas internacionales que lo conocen de su paso por Lanzarote y de su paso por Hawaii. Carmelo es un hombre, canario, amante de su tierra, generoso con el prójimo y muy muy comprometido con lo que el Rol ironman significa. Ha hecho de ello su estilo de vida, hablar de ironman es hablar de Carmelo Ruiz, el triatleta en activo que más veces ha terminado el Ironman más duro del Mundo, el Ironman de Lanzarote y estoy seguro que no desistirá hasta dejar el listón tan alto, que el próximo que lo intente, se lo pensará dos veces antes de emprender tan ardua empresa. Ojalá sea yo quien iguale esa cifra, y honrar así de igual manera que él me ha honrado a mí, con su tiempo, su dedicación y entrega, en hacerme resurgir de entre las cenizas. 
En el 2008 tras terminar mi primer ironman, me crucé en la vida de Carmelo. Fue por el afán que tenía de buscar nuevas maneras de entrenar. Noté que mi entrenamiento en bicicleta no reflejaba los resultados en carrera. Me topé con el entrenamiento por potencia y con Carmelo. Él fue uno de los pioneros en instaurar dicho método en España. Cuando los medidores de potencia estaban casi en el anonimato,  ya él había conocido a Jan Ullrich y había notado dicho artilugio en la bicicleta de éste profesional. 
En su afán de superación que siempre le ha caracterizado como persona, indagó en el tema y junto a Pablo Cabeza hicieron posible el comenzar un camino que llega hasta el día de hoy. A través de una lista de potencia entré en contacto con éste teldense afincado en la preciosa y pintoresca playa de Salinetas.
Fue el quién me convenció en dar el paso y entrenar por potencia y a la vez ser entrenado por Pablo Cabeza. No quedando así la cosa, se empeñó en que cambiara mi forma de alimentarme, y gracias a él puedo decir que he llegado a tener mi peso ideal, el mismo que tenía con 17 años. Se dice pronto, pero sin su ayuda no lo podría haber conseguido. Otra vez me sorprendió con el hecho de que la alimentación era importantísima para ser triatleta de larga distancia, y como no, haciéndole caso lo conseguí.
Carmelo es un hombre de su tierra, caracterizado por su honestidad, un ser humano que siempre te recibe con una sonrisa, un canarión pintoresco y conocido en cualquier parte donde se encuentre. En la Avenida de Las Palmeras de Puerto del Carmen, en su isla vernáculo, donde Carmelo vivió algunos años de su vida, no pasan 20 metros de su carrera, en la que alguien le anime gritáno "Venga Carmelo". Son muchos años los que pesan sobre su espalda curtida en mil batallas. Cuantos manotazos habrá resistido en tantos ironmans, cuantas horas de sol pesan sobre ella.
Un luchador, un ejemplo a seguir y sin duda mi referente, él tiene el ingrediente secreto del triatlón y afortunados aquellos que pueden llegar a descifrarlo en sus palabras. El ironman es una prueba muy especial, y Carmelo lo sabe y quien lo conoce también lo siente. El ingrediente secreto es "ninguno" y Carmelo lo sabe, las cosas no son especiales por que sí, son especiales porque uno las hace especiales, y yo, siento esa prueba como algo muy mío, identifico cada brazada, pedalada y zancada con el afán de superación, con el luchar por vivir, y todo ello, es reflejo de lo que Carmelo trasmite con su ser.
Por todo ello amigo, y como siempre digo, que gran deportista y persona llena de experiencia y sabiduría se está perdiendo cualquier institución de nuestra amada tierra, no teniéndote entre sus filas, para impregnar de ese espíritu a futuros aventureros que se embarquen en lo que tu te has embarcado. En lo que de tu vida has hecho tu estandarte, tu norte a seguir.
Muchos hablan de Marck Allen, es visto como una leyenda, pero los verdaderos héroes permanecen en el anonimato, sólo unos pocos tenemos el privilegio de conocerlos,  por suerte para mí y para otros, te tenemos a ti. Hawaii es Hawaii, pero la Gran Canaria es la afortunada y tu Salinetas es y seguirá siendo para mí nuestra Kailua Kona. 
Como tú siempre dices a cada persona de la que te despides, "GRACIAS POR LA COMPAÑÍA".
UN ABRAZO CARMELO RUIZ.

6 comentarios:

  1. Me siento muy honrado y halagado de ser tu amigo y compañero, GRACIAS
    PD/ Lo que hace una buena pella de gofio con miel y plátano,,,hee¡¡¡¡ nji nji nji

    ResponderEliminar
  2. Lo que has escrito te honra, Valentín.

    Cada cual, con lo que escribe, deja impronta de su carácter y personalidad, si bien Carmelo siempre dejará su personal sello con su manera de ser.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Inconfundible por donde pase, siempre deja sus dotes de experiencia plasmado con cada persona que hable, luchador por exelencia y humilde de buena casta como buen Canario que es. Poder disfrutar de su tiempo no tiene precio y aprender de el un verdadero Lujo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me honra ser un poco amigo suyo , un abrazo Gacela de Telde

    ResponderEliminar
  5. Bueno, no me queda nada más que decir, está todo dicho. "POR QUE LOS BUENOS MOMENTOS SE VUELVAN A REPETIR".

    ResponderEliminar
  6. Tengo q dar fe que el Mely se lo curra a diario en el gym en la pista de atletismo y en el asfalto de nuestra CIudad de Telde enhorabuena por tu esfuerzo y dedicación un salu2 Jesus Aleman

    ResponderEliminar