jueves, 17 de febrero de 2011

Cumpleaños y sorpresa.

Hace dos días fué mi cumpleaños, cumplí 33, nací el 15 de febrero de 1978, en el Hospital Clínica Roca de San Agustín. Por casualidades de la vida hoy hace cuatro días que salí de ese mismo hospital por un accidente en el que volví a nacer. No había pisado un hospital desde entonces, como paciente. Me alegro de estar bien y de seguir con mis objetivos. Todo ésto me ha dado que pensar mucho. Sobre todo la redefinición del término poder, tener, estar. Todos ellos son términos efímeros, les damos mucho significado y mucho valor pero ahora más que nunca me percato de que no tenemos nada, no podemos controlar nada y no sabremos cuanto estaremos o no. 
En cuestión de minutos o segundos, todos los planes, objetivos, proyectos que tengamos en mente se pueden ver truncados. Todo ello es incontroloble, y al final del día sólo me quedo con el amor y cariño de mis seres queridos. El esfuerzo es importante, el objetivo es el fin, la meta es el destino, pero he aprendido más aún de que hay que disfrutar hasta del más mínimo detalle y momento de nuestras relaciones interpersonales, de nuestros amigos, de nuestros hermanos, padres, parejas, de nuestro momento a solas.
Ahora toca seguir adelante e intentar no mirar hacia detrás, solamente para coger impulso, quedan muchas cosas por hacer y voy a hacerlas. A finales de mayo espero cruzar nuevamente la meta del Ironman de Lanzarote y sobre todo espero poder contar que es con salud y haber disfrutado de ello y celebrado junto a mis familiares y amigos.
Os dejo un vídeo de lo que siempre he querido hacer a mi chica, nunca he tenido el valor de hacerlo, pero al final lo he hecho, porque nunca sabremos las cosas que siempre quisimos hacer, si las haremos o las dejaremos sin hacer.

4 comentarios:

  1. Me alegro mucho de que estes bien,y que solo haya sido un susto, ya sabes que este año nos ha mirado un tuerto a los Tritalavera.

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razón, por suerte estamos todos bien que es lo que cuenta macho. Un abrazo para tí y para todos, ojalá el año termine bien, ya que dicen que lo que comienza mal termina siempre muy bien.

    ResponderEliminar
  3. acabo de ver el blog de pablo y no me lo podía creer. Por suerte sólo chapa y pintura. Mucho animo desde la Isla de enfrente.
    Carlos.

    ResponderEliminar
  4. Valentin, Valentin.. confio en que este Stop and Go te lleve más lejos.. Cada vez tenemos más cosas en común, Angeles que vienen a vernos, coches que se empeñan en detenernos, hermanos de hierro, carbono o gofio tostao, que más da. Solo siento mucho no haberte podido dar un buen abrazo, este año..
    Cuidate mucho, un beso a Angela y un abrazo para tu Abian...

    ResponderEliminar