lunes, 10 de enero de 2011

La verdad.

La verdad es transparente, no tiene puntos opacos ni tiene trabas, viaja rápido y sin interrupciones. 
La verdad es aquella que te deja dormir por la noche, la verdad contigo, la verdad consigo, la verdad con vosotros. La verdad no pesa, más te libera y te da ligereza, la verdad te hace ir más rápido más lejos más alto más claro. La verdad te cura, te agranda el alma, no te pudre como la mentira. La mentira se arrastra, la mentira se carga, la mentira pesa. La mentira se plasma, la mentira castiga, y en tu alma arraiga y la carne cicatriza. La mentira es mala, como pizarra que borras y aprecias la tiza, la huella, la peste la tristeza. Con mentiras vives, en tu conciencia la cargas y de ello haces tu camino y la angustia alargas, tu mierda prolongas y la tragas muy honda, te acostumbras al hedor y de ello te jactas. Esa mentira ahora es tu verdad, ya que como el hedor, como el aroma, como lo bueno como lo malo a todo se adapta, y mentira es ahora verdad para ti.
Tus buenas y malas acciones te persiguen como tu propia sombra, de lo que practicas te especializas, eres lo que comes, tienes más o menos sombra depende del árbol al que te cobijas. 


Busca amparo en la verdad, limpia tu cara con agua fría y cristalina, aclara tu conciencia, ama, aprende a quererte por la mañana, por la tarde a toda hora, muchos días, semanas, años. Aprende y practica y predica lo aprendido y sé maestro de la entrega, mirada altruista, corazón abierto, alma clara, lectura fluida de tu mente sana.
La mentira tiene poder, fundamento en las arcas, las cuentas llenas de dinero y tesoros. La competencia es amplia y la lucha dura, la guerra perdida sin ninguna duda. Para que alzar tu voz, para que decir que está bien o mal, para qué intentar cambiar el exterior. 
Tu lucha es silenciosa, es grande, milagrosa, en tu interior tienes la herramienta que te llevará a la calma, sentir la paz del que de poco hace mucho, del que con nada se siente rico, del que cuando todos hablan el escucha, del que da más de lo que recibe, del que altruistamente su vida hace un gozo.

2 comentarios:

  1. REFLEXION SOBRE LA VERDAD



    soy un buscador de la verdad. todas nuestras actividades deberían estar centradas en la verdad.laverdad debería ser nuestro aliento de vida.la verdad absoluta es inalcansable,como la perfeccion,sin embargo una busqueda exitosa de la verdad exige ciertos parametros de conducta,la regla de oro de nuestra conducta es la tolerancia mutua.jamas tendremos todos la misma opinion hacerca de la verdad,por eso,¡atención!,imponer a otros nuestra verdad es una distorsión intolerable de la libertdad de conciencia.en esta busqueda vale mas robustecer el corazon que el ser erudito.sabemos que nuestra verdadera naturaleza es espiritual,ya que nuestra existencia depende del respeto a la vida.y la primera exigencia de toda espiritualidad es la intrepidez.resulta imposible que un cobarde sea virtuoso.el sano descontento es el preludio del progreso.debemos observar con ojo imparcial las verdades ajenas de cualquier procedencia,y no solo no debemos vacilar en incorporar aspectos aceptables de otras creencias,por el contrario,es nuestro deber.cuando veo a un hombre caer en el error,o en el vicio,me digo,que eso tambien me pasó a mí no hace demasiado tiempo.

    ResponderEliminar