viernes, 29 de octubre de 2010

Llegó la fecha.

Bueno ya estamos aquí, no queda nada, he alargado la temporada para acudir a un Campeonato de España. Concretamente el Campeonato de España de Larga distancia de Grupos de Edad, en el cual estoy inscrito en la categoría de 30 a 34. Ahora me asaltan un millón de preguntas, nadaré bien, cogeré ritmo en la bici, llegaré con fuerza para correr rápido jejejeejj. Seguro que nos pasa a todos, yo por mi parte he entrenado lo mejor que he podido dentro de mis posibilidades, ha sido un camino largo por lo prolongado de la temporada, pero llego yo creo que bien preparado. Y sobre todo muy contento, si miro dos años atrás, nunca pensé que a mis 33 años estaría en una forma tal de atreverme a acudir a un campeonato de España, pero todo es posible. Han sido dos años entrenando con Pablo Cabeza y guiado por Carmelo Ruíz en los que hemos trabajado muy bien. Me he metido en éste fantástico mundo del deporte otra vez. 
Mi último campeonato de España oficial fue en San Sebastián, cuando era cadete, ahí corrí la final de 1000m quedando séptimo, jejejeeej, que tiempos aquellos, la final fue ganada en 2´35´´, mi entrada en meta fué de 2´37´´ y algo más. A llovido desde entonces y con ello quiero decir que después de más de 10 años de una casi inactividad física, estoy en forma para acudir a otro evento de ésta índole. 
Para mí ha sido toda una cura en salud, un camino que me ha hecho ver las cosas de otra manera, una escuela que me ha vuelto a poner frente a mis miedos y vencerlos. Un peregrinaje que me ha enseñado a trabajar para mí, a ser constante, a saber que sin cumplir con la familia, sin cumplir con el trabajo, no se puede cumplir con el deporte. Y aquí estoy, a punto casi te tomar otra salida y ya victorioso de ante mano. Victorioso por poder contar que tengo un filón inagotable de riqueza con mis buenos amigos, felicidad en el trabajo, adelante con mi hijo, orgulloso de mi esfuerzo, retomando mis estudios, encontrando el equilibrio.
Mañana dejo éstos afilados barrancos atrás por unos días, en mi recuerdo vendrá para los momentos duros las veces que he coronado mi reino barranco con sus serpenteantes carreteras. Las horas que he pasado pedaleando junto a mi hermano y junto a Carmelo, proyectando, ilusionando, editando, probando, sonriendo, esforzando, gozando. 
Espero regresar con el mejor de los premios, las ganas de poder seguir contando en futuras líneas que seguiremos aficionados, y enfrentados un año más al coloso o titán que sin duda hay que doblegar, la conciencia, nuestro yo, nuestros miedos, nuestras metas y deseos. 

"Dedicado a mi mejor amigo, Carmelo Ruíz, por su paciencia y entrega con mis proyectos, por ser una persona que crece viendo crecer a los demás".



jueves, 21 de octubre de 2010

Llegaremos a tiempo.

 Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro,
Si te quitan la teta y te cambian de cuento
No te tragues la pena, porque no estamos muertos
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Si te anclaran las alas, en el muelle del viento
Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo
Llegarás cuando vayas más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo
 
Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la respiración
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo, te eche un pulso y pueda más
No te rindas no te sientes a esperar.

Si robaran el mapa del país de los sueños
Siempre queda el camino que te late por dentro
Si te caes te levantas, si te arrimas te espero
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Mejor lento que parado, desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la imaginación
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo te eche un pulso y pueda más
No te rindas no te sientes a esperar.

domingo, 17 de octubre de 2010

El legado de nuestros padres.

En muchas ocasiones veo a personas que poseen multitud de terrenos y propiedades, familias con apellidos determinados que han ido transmitiendo esa riqueza material de generación en generación. En mi último viaje, el cual fue a la ciudad de Talavera, descubrí un ejemplo de lo antes descrito, pero para ser más exactos la riqueza transferida no se trataba de bienes materiales, estaba ante una herencia de riqueza emocional. Dicha herencia es transmitida en vida, y día a día, tarda muchos años en ir siendo adquirida, concretamente desde nuestro nacimiento hasta la edad adulta. Hay momentos en los que dicha riqueza tiene que ser aportada de forma más generosa, sobre todo en los momentos claves en que nos estemos formando como personas.
El estímulo del buen ejemplo predicado, es como un río de agua calma en el cual nos reflejamos, y eso es lo que hacen o intententan hacer nuestros niños en su proceso de convertirse en adultos. De ahí la gran influencia que tienen nuestros padres y que tenemos como padres en el devenir de nuestro futuro y el de nuestros retoños. 

En ambientes en los cuales predomina la cordialidad, la lucha, el emprendimiento, la cultura, el respeto, florecerán personas implicadas en la bella tarea del saber vivir. Son seres emocionalmente avanzados, adelantados a su tiempo, personas que ven más allá de lo que haría alguien que crece en otro ambiente diferente al aquí descrito. 
En el caso opuesto, tenemos individuos que han crecido con la desaprobación, la falta de estimulación y poco menos que un ejemplo vago de lo que no tiene que ser el camino del crecimiento emocional.
Por todo ello y para concluir añadiría que de todo se aprende, y como ya antes mencioné, éste viaje a Talavera me ha traído motivación, lo he visto en unos cuadros colgados en la pared, y luego he sabido, que venían de alguien que ha sabido, dar con la "tecla" del tono adecuado, para saber "dibujar", el camino de unos hijos ejemplares. 
"Entrada dedicada a Doña Carmen, madre de Pablo Cabeza".



domingo, 3 de octubre de 2010

Talento.

Cuando estoy desanimado me gusta ver éste vídeo. Es un vendedor de móviles de Gales, su nombre es Paul Potts. Es un señor muy tímido, el cual siempre a querido cantar delante de mucho público. En el 2009 decidió probar suerte en un programa de televisión Inglesa, "Britain's Got Talent". Le costó mucho tomar esa decisión, todo eran dudas y titubeos hasta que logró reunir la confianza necesaria para salir al escenario. Una vez allí comenzaron las preguntas de los jueces, ¿Paul, para qué estás aquí?, "para cantar ópera contestó él". Los jueces se miraron unos a otros pensando, otro pobre desgraciado más que viene a ser ridiculizado por tanta gente. " VEAMOS QUE PASÓ".