viernes, 27 de agosto de 2010

IRON-DIETA

Inevitablemente, si queremos tener un rendimiento óptimo en un deporte de resistencia, tenemos que tener un buen entrenador, muchas ganas de entrenar, un buen entrenamiento mental, descanso y sobre todo, una buena dieta. Normalmente empleamos mucha energía y horas preocupándonos de lo que verdaderamente no tiene mucha importancia, como puede ser el leer y releer las ventajas aerodinámicas de un casco, cuadro o ruedas. Pasamos horas analizando datos de potencia, hablando de umbrales, de lactato, de potato y de fosfato jejejeje. Olvidamos la dieta, ¿qué comes?, ¿has visto aviones que funcionen con carbón?, pues entonces por qué el 80% de los triatletas del panorama  nacional siguen teniendo una dependencia masiva de los altos índices de azúcar en sangre para competir.
 Por qué un avión no puede funcionar con carbón, pues porque para volar 6000 km ese combustible aporta muy poca energía y ocupa mucho volumen de carga, lo mismo pasa con nuestra alimentación para la larga distancia. Tenemos que dejar a un lado el carbón (azúcar-glucógeno) y empezar a funcionar con queroseno (grasas). Dietas como la paleolítica o la dieta de la zona, son pioneras en éste campo ya que aportan al organismo en porcentajes casi paralelos los tres pilares alimentarios, grasas, hidratos de carbono y proteínas. La dieta tradicional y la vendida a los deportistas erróneamente ha sido siempre la de la ingesta de muchos hidratos de carbono y pocas proteínas, siendo las grasas tratadas como el mismísimo lucifer jejejejeej. Con ésta dieta tradicional, nuestra azúcar en sangre será muy alta y nuestro metabolismo se moverá con carbón (glucógeno), que es un combustible muy bueno para actividades cortas pero no así para las largas. Con la dieta de la zona al contrario, conseguiremos que nuestra insulina en sangre sea estable y por lo tanto nuestro metabolismo con el paso del tiempo se nutra de las grasas almacenadas. ¿Por qué vemos en una etapa del Tour a los ciclistas que van a unas intensidades muy altas y apenas comen?, pues porque han entrenado lo que he expuesto anteriormente, con la ingesta de alimentos equilibrados, han dejado de depender del azúcar y han vencido la ansiedad que nos produce el alto índice de insulina, por consumo de azúcares, que son de combustión muy rápida y poco duradera. El azúcar funciona en un círculo vicioso, cuanta más ingiráis más cantidad el cuerpo os pedirá, como dicen los expertos de la zona, el hombre vive drogado con el azúcar, afirmando incluso que la comida es una de las drogas más potentes que existen.
Tratemos los errores fundamentales de todos aquellos que comienzan una nueva dieta. El primero es dar pasos demasiado poco escalonados, no podemos hacer en dos días que nuestro cuerpo no dependa del azúcar,  hay que desintoxicarlo y para ello, iremos sustituyendo los alimentos de alto índice glucémico ( mucha cantidad de azúcar o basados en azúcares de absorción rápida en sangre), como el pan, pasta, arroz, patatas, bollería, por alimentos de bajo índice glucémico, como frutas y verduras. El segundo paso será el aumentar la ingesta equilibrada de proteínas (preferentemente, pescado, huevos y carnes blancas), grasas no saturadas (omega 3 en forma de aceite de salmón, y frutos secos), y los hidratos que antes mencionábamos como válidos. Todo ello de forma progresiva. Si en una comida tenemos pan y patatas, pues quitamos el pan y con el paso del tiempo la patata la sustituimos por fruta o verduras. Otro paso importante sería el dejar de comer pasta, si "pasta", estaríamos unos meses comiendo pasta integral, siempre con atún o carne, sin pan ni patatas añadidas, disminuyendo la cantidad de pasta y agregando verduras, hasta que logremos quitarla definitivamente de nuestra dieta como hábito. Con lo de hábito quiero decir que no tiene por qué desaparecer, pero sí que la podemos comer una o dos veces al mes si nos apetece. Los cereales del desayuno es otra falacia muy difundida. El único cereal no dañino a nuestro organismo es la avena, nos han vendido como dieta saludable y llena de energía el tazón de cereales con miel por la mañana y no es así. Los niveles de azúcar que sufrimos con éste plato son asombrosos, un desayuno equilibrado puede ser a base de avena, leche de soja (muy rica en proteínas y baja en grasas saturadas), huevos frescos cocidos, jamón, atún, fruta y frutos secos, siempre en las cantidades aconsejadas y personalizadas que fundamentan ésta dieta.
Para mejor entendimiento de los pasos a seguir, recomiendo visitar la página www.enerzona.net, donde encontrareis información más detallada.
Las ventajas que conseguiremos con éste cambio, el cual queda fundamentado en nuestro organismo en un período mínimo de medio año, serán:
Mantener un tipo de energía más constante tanto en nuestros entrenamientos como en nuestra planificación, dejando de sufrir de una vez por todas las llamadas pájaras.
Un mejor descanso y conciliación del sueño.
Optimización de tu masa corporal ideal, ya que con la ingesta proteica y de grasas no saturadas conseguiremos quemar la grasa acumulada en nuestro organismo.
Tendremos una tendencia a no ponernos enfermos constantemente o si enfermamos menor afección y duración de la infección ya que al tener una dieta equilibrada nuestros niveles de eicosanoides encargados de la estabilidad hormonal será óptimo, todo lo contrario a si tenemos niveles altos de azúcar.
Menor peso en la bici ya que la carga de alimentos se reducirá a la mitad e incluso a tres cuartas partes de lo habitual y muchas otras más.
En definitiva creo que es un tema a tener en cuenta, y mi opinión particular, es que sería más importante y ganaríamos muchísimo más tiempo si en vez de comprar la rueda aerodinámica o el cuadro último modelo, adoptáramos una dieta como la expuesta. Un abrazo chicos.

domingo, 22 de agosto de 2010

¿ATENCIÓN?

Cuantas veces de jóvenes hemos pedido los apuntes a los colegas después de clase por no estar atentos?, seguro que muchas, el motivo por el cual nos pasaba era por no estar atentos. Éramos jóvenes y nuestra atención se dispersaba, en el patio (futuro), en el beso que le dimos a la novia el día anterior (pasado), y en otras muchas cosas.
Nuestra atención se dispersa, en la vida cotidiana, en nuestro trabajo, y sobre todo aunque no lo creamos en nuestro entrenamiento o actividad deportiva. En el momento en el que no estemos realizando la actividad, es un buen momento para proyectar nuestro entrenamiento, para elegir nuestras próximas competiciones, para probar un plan alimentario, para terminar de atar cabos del por qué no progresamos, etc etc etc..... pero, si todo eso lo hacemos en el desarrollo de nuestro entrenamiento todo cambia. Siguiendo el hilo del primer ejemplo, ¿pensáis que no nos hubiera ido mucho mejor prestando atención al profesor en el momento de la explicación y no sólo los días antes del examen?, pues sí, pero algunos saldaron esa situación con un suspenso y otros con un aprobado por los pelos, lo mismo  nos puede pasar en un ironman o en los entrenamientos diarios.
Constantemente acudimos a la piscina a nadar y la atención se dispersa pensando en otras cosas, en lugar de concentrarse y atender a lo que estamos haciendo, se nos pasan los segundos de recuperación, imprimimos más fuerza a la brazada con el brazo derecho que con el izquierdo, o en una serie de 400 a los 250 metros ya no sabemos si hemos nadado 250-300 o 350, jejejeje. En la bici pasa tres cuartos de lo mismo, machacamos las bielas como pistones, se nos dispersa la atención hablando con los compañeros, que no digo que esté mal, pero también estaría bien el imaginar una pedalada redonda, en imprimir más cadencia cuando subimos, en concentrarnos en la trazada de un descenso, en conseguir dosificar una larga serie de tempo.
Con todo ello, quiero decir, que si atendemos a lo que hacemos, pasaremos de un suficiente a un notable, jejejeej, hay un dicho que reza diciendo que son los pequeños detalles los que marcan las grandes diferencias. 
Para mí el gran ejemplo de dispersión de atención lo tenemos en concentrarnos en una cosa en la cual no tenemos control en absoluto. Por ejemplo, una lesión de rodilla, miramos al pasado maldiciendo lo que no debimos haber hecho, no está mal, pero eso no soluciona el problema, hay que pasar a la acción, hay que centrar la atención en la solución y no en el problema. Normalmente, nos quedamos con la lesión continuamente rondándonos la cabeza, machacándonos, si nuestra lesión es de tendón, nos auto imponemos en nuestra mente una fotografía de un tendón radiografíado roto, o distensionado. Seguimos dispersando nuestra atención en algo que no interesa, con algo que no nos dará la mejora. El siguiente paso y error es confundir la lesión con que ya no podemos seguir entrenando. Cuando el plano físico del tren inferior está lesionado, nos queda el plano físico del tren superior, el plano mental, la táctica de alimentación en carrera y aunque no lo pensemos, podríamos incluso hasta correr, sí por ejemplo hiciéramos aquajogin. Ésto sería estar atentos al problema, atendemos a la solución y evolucionamos con el aprendizaje. 

Paso fundamental del buen aprendizaje sería el no dispersar la atención, que no nos engañen con materiales para la bici super-aerodinámicos y ligeros, céntrate en pedalear, que no te vendan las últimas zapatillas del campeón del mundo, céntrate en correr y en saber lo mejor para ti, hay que estar atentos y no dejarnos despistar por la novia del recreo o por el chiste del colega, nuestro curso es la temporada y el examen final el Ironman. Un abrazo.

viernes, 20 de agosto de 2010

MUERTE


Nuestro destino final, aunque muchos no lo crean será la muerte y nuestro lugar el cementerio o quizás nuestro cuerpo hecho cenizas será vertido en un barranco o en nuestra playa preferida. El cementerio está plagado de proyectos futuros, de enfados, de personas que murieron sin hablarse, de hermanos que prometieron verse a final de verano, de gente muy rica, de gente muy pobre, de viajeros y de personas que en su vida salieron de su propio entorno. Fueron vidas en muchos de sus casos vividas en el pasado o en el futuro, vidas que dejaron el presente para el futuro y esperaban del futuro encontrar sus deficiencias malditas del presente, por culpa de los males del pasado. Pasado, presente, futuro, me remito a una sabia frase pronunciada en una de mis películas preferidas, Kung-fu Panda, jejje, el maestro Oogway (una tortuga centenaria muy sabia), dijo, “el pasado ya es historia, el futuro es un misterio, pero el ahora es un regalo, por eso se le llama presente”.

Vivimos predeterminados e influenciados por nuestro pasado, maldiciendo lo que no tenemos, usando el tiempo presente para sentir esos recuerdos, que en realidad no existen, son sólo producto de nuestra mente, intangibles, carentes de forma, y de igual modo seguimos desperdiciando el tiempo presente, proyectando las soluciones de esos problemas a un futuro mejor. Un futuro mejor que tampoco existe, son nuevamente producto de nuestra mente, sólo ideas, no tienen cuerpo físico, ni en tiempo, ni espacio, sólo es una imaginación, nada más. En ese salto del pasado frustrante al futuro esperanzador nos dejamos siempre lo mejor, el momento presente, lo único que existe, lo único que tiene cuerpo, lo que no es producto de nuestra imaginación ya que está aquí ahora y no en nuestra cabeza en forma de ayer o de mañana. Ese salto temporal no escalonado es lo que nos produce la enfermedad de la Ansiedad, conducimos nuestro coche con ansiedad proyectándonos en el destino y olvidándonos del camino, nos dejamos sin ver, el paisaje, dejamos de apreciar una bonita canción en la radio, nuestra atención se dispersa, se centra en un hecho que no existe en ése momento espacio tiempo, existe sólo en nuestra imaginación y ésta nos juega la mala pasada de sentirlo de tal modo que altera nuestro sistema nervioso en forma de estrés o ansiedad por llegar a él con nuestra mente y no físicamente.

El enfado, discutimos con una persona, hemos vivido la discusión y seguimos pensando en ello, una vez terminada es pasado, el recuerdo de ése hecho ya no existe, no es real, sólo imaginativo, enfadémonos en el momento y sintamos el sentimiento de enfado como tal, dejémoslo en ese pasado, no lo traslademos al presente inmediato y mucho menos al futuro. Cuantas veces decimos, “a ese tío no le hablo más, recuerdas lo que me hizo”…..hemos trasladado algo del pasado, en éste caso algo negativo para estropear nuestro momento presente, y sólo ha sido un producto de nuestra memoria, en definitiva un pensamiento que ya no existe, pero le concedemos más importancia a eso que no existe, imaginario, que a lo que sí, el ahora espacio temporal.
Los cementerios existen, se pueden visitar gratis a diario si quieres, ahí terminaremos todos, tanto los que han sabido pasar página y vivido sin rencor, sin enfado, sin ansiedad, sin maldad, el momento presente. Como los que andan todo el día cabreados por el trabajo, enfrentados y ansiosos con su particular salto espacio temporal del pasado al futuro, a todos se nos acabará la vida y se podrá reafirmar lo único que podemos acertar de pleno en predicciones futuras, que moriremos.

Si cuerpo y mente nos componen, al morir nuestro cuerpo desaparecerá y no se sabe lo que con la mente pasará, pero no estamos ya muertos, si nuestra mente no está aquí con nosotros sino perdida en recuerdos que no existen, “pienso luego existo”, pero si pienso imaginaciones o cosas no reales, ya no existiré, por lo cual, la mayoría de nosotros estamos vivos corporalmente, pero muertos ya en nuestra mente.

lunes, 9 de agosto de 2010

INAGUA.

Entrada redactada por José María Abrante Segura.

El frescor de la mañana te recorre todo el cuerpo mientras te tomas un colacao calentito en la terraza. Te has despertado antes que el Sol y solo escuchas a los pájaros cantar, el mundo sigue durmiendo pero tu ya despierto, solo piensas en lo que se avecina. Preparas todas las cosas, con un nudo en el estómago, porque no se merece mayor respeto, sales de la casa con los primeros rayos de sol en busca de la persona que me enseñó el camino de la superación, el de ser mejor persona día a día, mi Hermano. También le debo el poder conocer ese inmenso bosque de Inagua.

El serpenteo de su carretera nos llevan a inmensas y preciosas vistas de nuestro pueblo aún dormido, pero cada vez estamos más cerca de llegar a nuestro destino. Seguimos subiendo cada vez más y su fauna nos dan la bienvenida, bandos de perdices y de palomas volando por sus barrancos y grupos de conejos que cruzan la carretera.

Ya hemos llegado a la entrada de Inagua, solo hay que saltar una cadena, que tienen puesta para que no entre ningún coche, y como si de un cuento se tratara, entras en otro Mundo. Una vez dentro no existen problemas ni remordimientos porque no tienes tiempo de pensar, solo tienes tiempo de mirar a boca abierta lo bonito de tu tierra. Empezamos a correr y los paisajes van pasando, barrancos enormes, pinos de incalculable valor, fuentes naturales..... pero no hay nada mejor que poder correr con tu hermano.

Van pasando los minutos y cada vez te das cuenta de lo afortunado al poder correr por ese hermoso paraje natural, invisible para algunos y fundamental para otros. No importa que vayas a 6' o 4' el kilómetro, lo que de verdad importa es poder disfrutar con la gente que quieres y comparte tu afición en tan hermoso lugar.

. Dedicado a mi hermano Valentín por enseñarme a disfrutar la vida con verdaderas emociones y valores.