domingo, 27 de junio de 2010

Vuelta a Casa.

26 de junio, 01:00 o las 06:00 de la tarde según se mire, un precioso atardecer augura la vuelta a casa, sobrevolamos el sur de Canadá de regreso de nuestras vacaciones en Florida. Han sido 15 días de relax laboral pero de entrenamiento, hemos disfrutado el calor intenso y humedad alta, que hacían mi carrera a pié una empresa exigente. Me ha sorprendido la amabilidad de la gente, sobre todo los hispanos al saber que eras español, también me ha llamado la atención lo mal que se alimentan los americanos. La filosofía reinante es de cuanto mas cantidad más felicidad, de lo que luego queda patente de que en un restaurante 6 de cada 10 personas son muy obesas. Pero bueno cada uno entiende la palabra felicidad a su manera y todas ellas son respetables, aunque sea por motivos de felicidad y no de salud.
En éste atardecer del atlántico me queda el sabor de estas dos semanas que he pasado en Orlando y pensando en los nuevos proyectos como el de Ibiza y el Ocean Lava de Lanzarote y como no, en Lanzarote 2011. Cada vez que me inscribo en un Ironman es como si firmara un contrato que me mantiene todo el año centrado, invirtiendo en salud, disciplina y sobre todo buenos momentos con mis amigos y familia en esas mañanas o tardes de entrenamientos.
Regreso ahora a mi cálida isla redonda a fundirme con mi acople, a perderme en mi pinar silencioso de Inagua y con el mar de mi Playa de Mogán, compartir momentos con mi hermano y Carmelo y llegar a casa cansado y disfrutar de la comodidad merecida del hogar con mi hijo, mi pareja y mi perro. Esperando que por mucho tiempo como bien dice uno de mis colegas (Toni), cuando cenamos juntos, alzando su copa siempre adelantándose a todos.............. "Por que los buenos momentos se vuelvan a repetir".