viernes, 3 de septiembre de 2010

MOTIVACIÓN-MOTIVATION-UNE MOTIVATION-MOTIVIERUNG-OS MOTIVOS.

Motivación, se define como " lo que hace que un individuo actúe y se comporte de una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada, con qué vigor se actúa y en qué dirección se encauza la energía. Factores que hacen que las poblaciones o las personas actúen en cierta forma. La motivación es un termino genérico que se aplica a una amplia serie de impulsos, deseos, necesidades, anhelos, y fuerzas similares".
Es una buena definición, ¿Como motivarnos?, lo primero es saber si la actividad en la cual necesitamos esa motivación para ejercerla nos gusta, hay que saber por qué nos gusta, puede ser porque nos permite estar sanos, porque nos hace más delgados, porque nos ayuda a conocer gente, porque nos ganamos el reconocimiento de las personas, porque nos relaja. Una vez y sabemos eso ya hemos dado un paso. Si tenemos razones de por qué nos gusta una actividad física, pues entonces, ¿por qué un día deja de gustarnos?, ¿por qué necesitamos buscar motivación para hacerla?. Se supone que es algo que nos gusta, pues ¿por qué tanto problema?. Pues porque ninguna de las razones de preferencia que antes mencioné es en sí misma  afín a nuestra naturaleza, porque son roles sociales,  han sido impuestas como estándares y que de por sí, no son naturalmente posibles de integrar en nuestra vida.
No podemos tener el móvil de realizar una actividad pensando en estar más delgados, ya que si no lo conseguimos aborreceremos la actividad en sí. Hay que focalizarla con ese mensaje pero aprendiendo algo de ello. Yo empezaría a implantar la idea de que estar delgados no es sinónimo de salud, pero que si hacemos deporte tendremos una tendencia de aprendizaje de buenos hábitos alimentarios, de descanso, de paciencia, de relajación, todo un proceso, que al ir aprendiéndolo, el estar delgado llegará sólo de forma natural y cuando llegue, en mi opinión, ya no nos importa nuestra figura en sí. Ésto para mí sería una forma más correcta de integrar ese mensaje en nuestra vida y de motivación con pilares. Nuestra sociedad nos bombardea con fórmulas mágicas, alimentos extraordinarios, endocrinos milagrosos, la respuesta está en nosotros. Tendemos a ver el estar delgado con sólo el hecho de la alimentación, pero influyen muchísimas cosas, el motor del coche no funciona sólo de combustible, hay mil engranajes que hacen que se mueva y desgraciadamente un endocrino va a hacer su trabajo, a dejarte a ti contento y a ganarse él su prestigio. Bajas peso rápido, sientes euforia y luego te sientes muy mal cuando has recuperado tu peso perdido y unos kilos más. Si lo haces de forma natural sin preocuparte por la figura, pero sí aprendiendo el por qué unos alimentos son dañinos, qué funciones tienen las grasas, las proteínas, etc..,  ésto se convertirá en parte de ti, será integrado en tu vida y tendrás una motivación con buenos cimientos para continuar aprendiendo y continuar responsabilizándote de tu salud.
Lo mismo pasa con el entrenamiento, veamos algunos de los factores que influyen en una caída de la motivación:
1º-. La imagen ilusoria de sí y auto crítica destructiva:
La mayoría de los deportistas tienen imagenes ilusorias de sí, constantemente su mente divaga del pasado al futuro, anhelando la forma física que tuvieron años atrás, diciéndoles a sus compañeros que para ellos, los triatlones llanos, que no son buenos subidores, otros afirman ser triatletas de corta, por eso no triunfan en la larga distancia. Todo ello es un compendio de ideas, de afirmaciones del ser, que nos frenan a conseguir nuestro objetivo primordial que no es otro que el disfrutar de nuestra actividad.
Esas imágenes hay que dejar de tenerlas, si afirmamos ser malos nadadores ya estamos poniendo una barrera a la mejora, si afirmamos ser buenos corredores, haremos todo nuestro ironman en función de la carrera, dejamos de esforzarnos en el agua y en la bici, sólo para dar fe de esa afirmación de que podemos correr rápido. ¿Por qué? pues porque nos hemos auto impuesto ésa imagen y estamos condenados por nuestro propio subconsciente a darle la razón a esa afirmación. Somos carne de cañón. Por eso recalco que no hay que tener ni buenas ni malas imágenes de nosotros, las imágenes son imagénes, no son reales, no existen, son sólo una carga que difumina nuestra atención en la actividad y en el disfrute de la misma.
¿Como evitaremos en gran medida éste mal hábito?, pues poniendo atención al lenguaje, el lenguaje tiene un poder muy grande sobre nuestro subconsciente, y si poco a poco comenzamos a cambiar nuestra manera de hablarnos, estaremos en el camino. Ejemplo, si estás aprendiendo una determinada técnica de natación y no te está saliendo muy bien que digamos, no es bueno decirte que eres un torpe o que nunca aprendes, ni tampoco es bueno que te digas, soy un máquina, lo estoy haciendo bien. En los dos casos estás mintiendo, en el primero no aprenderás porque te estás frenando, en el segundo aprenderás mal porque no estás siendo realista. Lo correcto podría ser el  decirte a ti mismo, "con paciencia, práctica y atención estoy aprendiendo", ni más ni menos, así de fácil, no hay que suicidarse, ni tampoco ponerse en plan superman, sólo ser realistas prácticos y honestos.
2º-. Toma de conciencia y afirmaciones de poder:
Como y cuando disfrutamos de nuestra actividad,  pues aprendiendo, evolucionando, mejorando, rompiendo las barreras físicas y mentales que antes nos parecían infranqueables. Muchas veces hacemos afirmaciones carentes de poder, llenas de total abandono y total despreocupación e implicación. Cómo podemos cambiar éste hábito, pues la clave es el lenguaje y el trabajo, otra vez. En lugar de afirmaciones tales como, "voy a intentar mejorar mi marca éste año", en la cual ya ponemos un freno o un muro, porque decimos que intentaremos mejorar, tenemos que decirnos que mejoraremos, intentar es una palabra de debilidad y de falta de compromiso e implicación. La afirmación correcta sería "voy a mejorar mi marca éste año". De ésta manera hemos dejado la puerta abierta, abierta al compromiso, al trabajo, a la consecución del logro, hemos tomado conciencia y hemos hecho una afirmación responsable para con el objetivo y no lo hemos dejado en un mero intento. Otras afirmaciones tales como "procuraré ser más constante en el entreno", ya estás diciendole a tu subconsciente que existe la posibilidad de ser más constante o quizás no, la afirmación correcta sería, "voy a ser más constante en el entreno". Con ello no dejas lugar a la duda, no dejas una vía de escape de atención, con ello activas toda una serie de mecanismos de implicación para con el trabajo y la consecución del objetivo, con ello estás dejando a tu subconsciente sin opciones de trabajar en tu contra.
3º.-Del Caserío me fío:
En nuestra vida no podemos concentrar toda nuestra atención en una sola actividad, pero sí que debemos prestar toda nuestra atención a la actividad que estemos realizando. Por ejemplo, el deporte ocupa un lugar en nuestra vida, una vez acabado el entrenamiento debemos de tener una tendencia a prestar atención a otros factores, cumplir con nuestra pareja, ser efectivos en el trabajo, disfrutar de los amigos, la familia etc..... Ésto parece que no, pero puede ser un factor de motivación y de desmotivación, ya que nuestra estabilidad emocional se podrá ver muy afectada si nos volcamos con uno sólo de esos frentes. Si tenemos una rueda de quesitos compuesta por 5 piezas, cada uno tiene que ser un ente de nuestra vida, el amor sería uno, la amistad otro, el deporte, el trabajo etc y que cada uno de ellos tienen que tener nuestra máxima atención en el momento en el que estemos mordiéndolo para saborearlo bien.
No podemos estar mordiendo el quesito del amor pensando en el triatlón jejejejeej. Y que por el contrario si de las 5 piezas que conforman el quesito, cuatro son del amor y una sola de la salud por poner un ejemplo, el día que nos falte el amor, la rueda dejará de rodar, ya que con un sólo quesito es imposible. Por el contrario si los 5 quesitos tienen un aspecto diferente de nuestra vida, si nos falta uno, no será un giro redondo por el momento, pero por lo menos seguirá cumpliendo su función, el seguir girando, el seguir viviendo.
De igual manera si sólo confiamos atención, importancia preferencia a un sólo factor, como puede ser el deporte, no terminamos de desconectar. Si terminamos el entreno y lo comentamos y re-comentamos con un compañero, lo descargamos del garmin, lo publicamos en el blog después de apuntarlo en nuestra bitácora y en la cena es el tema de conversación con nuestra pareja, hemos pasado casi todo el día entrenando mentalmente jejejeej. Si desconectas, te refrescas, muchas veces acudimos a entrenar físicamente descansados al día siguiente, pero mentalmente fatigados, ya que en nuestra cabeza el entrenamiento del día anterior fue revivido 7 veces. Estar fresco mentalmente, desconectar,  ayuda a sentir deseo por la actividad, y ésto es una buena motivación.
Bueno, éste artículo lo dedico a Jaime Vigaray, el cual, espero y deseo que nos acompañe en Pozo Power Training Camp de 2011, junto al resto del grupo del año pasado y a todo aquel que le pueda servir de ayuda en uno de esos días que nos cuesta arrancar. Un Abrazo a todos.

5 comentarios:

  1. Pero cómo me identifico en lo que explicas!!! esa es la causa principal, las barreras que me pongo de antemano sin darme la oportunidad de demostrarme a mí misma que yo puedo! y muy bueno eso de morder el quesito del amor...jejejej

    ResponderEliminar
  2. Gracias Valentino . He necesitado un momento especial para leerlo , jejjej.
    Muy bueno. Espero que sea de utilidad.
    Y no se dice "espero y deseo que nos acompañe a Pozo Power" , sería "Vigaray va a venir a Pozo Power 2011" :-))

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Vigaray, así me gusta, te has quedado con la idea, asi que ya sabes, a venir. jejejeje.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por los comentarios y la participación chicos, un abrazo.

    ResponderEliminar