jueves, 29 de julio de 2010

Raíz.

Raíz que debo a mis viejos
a mis hijos y a los besos
que me guardo y que no di

raíz que busco y no encuentro
que vive oculta en los versos
que no escribo y que perdí


raíz de todos nosotros
raíz que aguarda en los ojos
que hacen guardia para ver

raíz abierta a la vida
raíz hoguera y guarida
raíz que está por hacer
¿sin esa raíz
qué será?

raíz dormida en la tierra
raíz que enreda mis piernas
y me toca el corazón
raíz que gana mis guerras
la guerra contra la guerra
y el estado del dolor


raíz de toda la gente
raíz que esquiva la muerte
que me enseña dónde ir

raíz que roza lo incierto
raíz que abrazo y me invento
para así sobrevivir
¿sin esa raíz
qué será?

2 comentarios:

  1. Cuando pasan los años y se nos van marchando los viejos, añoramos sus palabras, sus cuentos de antes, sus sabrosos platos, sus casas humildes llenas de calor. Aprecia a tus viejos, siente sus raices, pasa tiempo con ellos, o si es poco por lo menos hazlos felices, que un día se marcharán y sólo nos quedarán sus recuerdos.

    ResponderEliminar