jueves, 1 de abril de 2010

Las Aptitudes Mentales 3ª Parte.

El temor al fracaso


El fracaso es una parte más de nuestra cadena de aprendizaje, es un mal necesario que nos ayuda a avanzar. Para aprender o progresar hay que ver lo que no funciona para valorarlo. Nosotros por término general de niños fuimos predeterminados a temer al fracaso y eludirlo de cualquier manera creando mecanismos que normalmente en un alto porcentaje actúan en nuestra contra, ya que éstas defensas suelen activar aquello que más tememos. Para vencer ese temor, hay que aliarse con el fracaso, hay que hablarle y formar parte de él. Pensemos por un momento que estamos en una competición muy importante, los nervios nos crispan, no nos dejan respirar, no nos dejan pensar con claridad, ¿qué pasaría en el peor de los casos?, ¿Perderemos la vida? ¿dejaremos de estar sanos? ¿no tendremos amigos? ¿no podremos disfrutar de un buen chocolate caliente en nuestro sofá?.
Para aquellos que sobre sufran éste mal, propongo que fracasen a posta, que experimenten a propósito un pequeño fracaso, corred con un mal planteamiento de carrera, nadad técnicamente forzados, haced una transición nefasta, comed mal la noche antes, dormid poco. Una vez y se experimenta un fracaso a posta ya deja de ser algo que no podemos controlar porque lo hemos creado nosotros y por lo tanto, normalmente toda creación puede ser destruida por su creador o cuanto menos controlada a su antojo.

2 comentarios:

  1. De nuevo... muy cierto todo lo argumentado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Y si no le damos tanta importancia a los errores?? Unas veces será mejor que otras y tampoco hay mucho más, en ese proceso ya aprendemos. No hace falta que fracase a posta, por cada éxito llevo a mis espaldas 2 meses de fracasos!! Debo de saber la leche!! Pues no! A volverse a equivocar.

    ResponderEliminar