domingo, 26 de diciembre de 2010

Martes.

Me levanto a las 8:30, despierto a Abi, le hago el desayuno, preparo su vestimenta del cole, chandal camiseta, zapatillas y también su bolsita de la clase de gimnasia. Luego le preparo algo de comer para el recreo casi siempre un bocata de jamón serrano, antes de marchar lo peino, siempre se quiere marchar despeinado al cole jejejeje. Una vez y Abi se ha ido al cole me hago mi desayuno, batido de tres frutas con leche de soja y parte proporcional de proteína, 3 capsulas de omega 3 de 1gr, y algunas almendras, unos 20´ antes he tomado medio litro de agua con un complejo vitamínico efervescente.
Saco a Triki a dar un paseo de unos 20´, regreso a casa y me tomo un café con leche de soja. Apunto el entrenamiento de natación y pillo el coche para ir a la piscina más cercana a unos 40´de coche entre pitos y flautas. Antes de la piscina si toca correr, pues corro y luego una sesión de gimnasio, y si toca bici pues haría las dos horas de bici y luego conduciendo hasta la piscina para luego volver.
Sesión de natación de una hora y algunos minutos, después de lo que tocara antes, luego otros 40´de regreso a casa y otro paseo para Triki de unos 15´.
Ya son las dos de la tarde, se me ha ido la mañana entrenando, me hago la comida, hoy toca ensalada de fruta, (plátano, manzana, pera), con yogur de soja, y tortilla de dos huevos con atún, algunas nueces y una cápsula de omega 3. Si me da tiempo de comer antes de las 2:30 pues como, si no pues como después de las 2:45 cuando haya regresado de recoger a Abi del cole. Pues eso una vez en casa, le pongo la comida a triki, recojo la mesa y la bajilla, hago las camas, ordeno el sofá el baño y un poco todo en general. Cuando termino todo ya con muchas ganas de sentarme después de haber estado todo el día sin parar, suelo acostarme unos 20 o 30´ en la cama con Abi mientras él juega a algún video juego. Luego saco un poco de fuerzas para ponerme con él a hacer las tareas del cole, nos suele llevar unos 30´, ha sacado buenas notas éste trimestre, pero hay que seguir machacando las tablas de multiplicar y las restas con llevadas, jejejeej.


Una vez dan las 4 menos algo, pues ya me estoy preparando para ir a trabajar, preparo mi bolsito con un poco de leche de soja para un café como merienda en la jefatura, algún fruto seco y unas lonchas de pavo, pillo los libros y, a currar de 4 de la tarde a 11 de la noche, con 30´de descanso para ir a cenar a casa. Ángela me tiene un salmón al horno con verduras y Abi también suele comerlo, pero muchas veces prefiere un huevo frito y pavo, jejejee. Regreso al trabajo, lo tengo a sólo 1´de casa, una vez terminada la documentación, denuncias, trámites de informes, etc,  que me suele llevar de 3 a 4 horas hacerlo, dispongo de unas 2 horas al día entre llamada y llamada para estudiar un poco de la carrera de psicología que he comenzado éste año. A las once acuesto a Abi que ha pasado la tarde con Ángela o con su madre, entrenando al fútbol o jugando en la cancha de al lado de casa. Para dormir nos vemos el principio de alguna peli de Disney, ésta semana toca Hermano Oso, jejeejejej.
Una vez Abi dormido, me tomo una infusión y a la cama hasta el día siguiente.
Muchas veces me gustaría tener más tiempo para poder descansar un poco más o hacer más cosas con Abi o con Ángela, pero creo que sería peor el tener trabajo a turno partido, el no poder ver a tu hijo todos los días aunque sean dos o tres horas, o el no tener tiempo para entrenar. En definitiva, que mejor, tener cosas que hacer que no estar pensando en qué poder matar el tiempo. Un abrazo.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Pedalea con cabeza.

El Ironman es para muchos una prueba mental, sobre todo en esos momentos en los que tienes que estar concentrado con tu máximo esfuerzo, todo lo que has trabajado durante el año sale a la palestra ese día. En la carrera a pié es seguramente el momento clave para sacar a relucir tu fortaleza mental. Los pensamientos negativos te vienen a la cabeza cada vez más a menudo hasta que terminas parándote o bajando el ritmo. Hay una forma de combatir eso y es entrenable, lo dejaremos para otra entrada jejejee.

Hoy quiero concentrarme en el ciclismo, con una técnica de visualización que a mi me funciona muy bien. Para ello tenéis que situaros en una cuesta de unos dos kilómetros y hacer un test, subiendo el puerto acoplado y al máximo de vuestras fuerzas, anotad los datos de tiempo de realización del test, así como pulso y potencia media máxima desarrollada, pasado unos días cuando os encontréis descansados repetiremos la tarea pero después de realizar el siguiente ejercicio.
En primer lugar tenéis que relajaros por un momento y usar la imaginación, hay que volver a nuestra niñez, cuando teníamos una de esas bicis con los pedales incrustados en la rueda delantera, hoy subiremos el puerto con una de esas bicicletas. Una vez en situación comenzaremos el ascenso, lo haremos con una frecuencia de pedalada un poco superior a la de la última vez, pero no sin dejar de realizar el máximo esfuerzo. Nuestra visualización tiene que centrarse en dos puntos, primero imaginar ese tipo de ruedas con los pedales a los lados y segundo imaginad que las bielas son muy pequeñas, y al ser muy pequeñas, no podéis machacarlas a modo de pistones, sino que para poder ir rápido tenéis que hacerlas girar lo más rápido y redondo posible, como si estuvierais caminando sobre ascuas. Siempre concentrados y exigiéndonos cada vez más a medida que avanza el puerto. 
Podemos ir repitiéndonos cuando la fatiga nos invada, las siguientes palabras, (mi pedalada es eficiente, redonda y fácil), con ésto cambatiremos un poco la fatiga mental y que nos asalten pensamientos negativos. Anotad el tiempo de realización de la prueba y comparadlo con la anterior, pero no sólo en cifras, también en sensaciones. Con la depuración de ésta sencilla técnica conseguiréis un ahorro vital de energía además de tener vuestra musculatura menos dañada a la hora de afrontar la carrera a pié. Recordad que como todo en la vida ésto requiere de práctica y constancia hasta llegar a tener una pedalada eficiente. La base de todo éste ejercicio es simplemente la concentración, cuando nos centramos en una tarea con nuestros cinco sentidos le estamos otorgando la máxima eficiencia con la mínima energía a nuestra práctica. 
Espero que os sea de utilidad y que me contéis vuestras experiencias un abrazo.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Semana de Invierno.


Seguimos entrenando, ya entrado el invierno, el descanso ha sido poco, teniendo en cuenta que finalicé mi temporada en noviembre. Los días siguen pasando y el que más o el que menos, ya ha hecho sus test de natación, carrera y algunos que otros de bici, que marcarán nuestros parámetros de inicio de temporada. Espero ésta nueva temporada sea tan buena como la que ha pasado, que la alegría y las ganas nos permitan seguir soñando con nuestros proyectos. Los días por aquí en Canarias están muy buenos, ojalá que sigan así para cuando lleguen nuestros hermanos de la península a pasar una buena semana de risas y muchos entrenos.
Ya tengo la mirada puesta en Lanzarote 2011, mi objetivo será mejorar lo del año pasado, y para ello seguimos trabajando, de forma tranquila pero sin pausa, jeejje, bueno las justas y necesarias.
En unos días tendremos piscina nueva cerca de casa, y atrás quedará el tiempo perdido conduciendo hasta llegar a la más próxima que estaba a 35´de ida y otros 35´de vuelta desde mi casa. 
Ya han pasado tres temporadas desde que hice mi primer Ironman en Lanzarote 2008, ese año el objetivo era acabar, muy distinto de lo que intentamos ahora, puedo decir que fue una gran satisfacción el terminar y me sentí muy orgulloso de mi logro, pero más me satisface el seguir adelante e intentar superarme.
Para éste año he pensado intentar integrar a algún antiguo compañero de trabajo, aprovechando la ocasión que tendrá el boom de la apertura de la nueva piscina y poder ayudarle  a cumplir su deseo de terminar alguna prueba deportiva y de paso contar con  un compañero para poder entrenar algún día que otro.
Bueno sin mas dilación os deseo un feliz comienzo de temporada y no darle muy duro, que siempre comenzamos con muchas ganas y luego nos faltan al final.

martes, 7 de diciembre de 2010

Inferencias - creencias - atribuciones.


Inferencias, creencias y atribuciones. Inferir significa deducir una cosa de otra o extraer una conclusión, esto tiene un marcado carácter de mirar hacia el futuro, pero para llegar a ello, estaremos influenciados por nuestras creencias, las cuales vienen marcadas por nuestro pasado. Con todo ello llegaremos a hacer uso de las atribuciones, tanto para nosotros como para los demás. La atribución es la explicación que elaboramos sobre las causas de la conducta de los demás y de uno mismo. Todo ello nos ayudará a dar sentido, manejar y predecir el mundo social que nos rodea. Y os preguntareis, ¿a qué viene todo esto?, jejejejeje. 
Bien, como animales sociales que somos, estamos marcadamente influenciados por el grupo, por el fuerte sentimiento de pertenencia al que nos hemos yugado desde el comienzo de nuestra raza, nuestras acciones en mayor o menor medida están marcadas por las predisposiciones grupales que subyacen a éste motivo. En el alocado mundo en el que hoy por suerte o por desgracia nos ha tocado vivir, nos vemos partícipes de valores cada vez compartidos por la mayoría de integrantes de nuestro grupo (sociedad). Valores tales como el que el otro día en una peluquería tuve el privilegio de leer, con foto de primer Plano, donde se proclamaba a "BELEN ESTEBAN, LA PRINCESA DEL PUEBLO". Bueno pasado ya éste mal trago ¿a dónde quiero llegar?, jejeeje. 
Nuestras creencias, inferencias y atribuciones están siendo cada vez más bombardeadas y menos salvaguardadas por los valores que nos promulga la acción de grupo. Todo ello hace una tarea difícil el mantener nuestra motivación intrínseca (motivación interna por la cual nos mantenemos motivados con una actividad por el mero placer de llevarla a cabo) en detrimento de la motivación extrínseca (motivación proveniente del exterior, de los valores que nos proporciona la sociedad, como metas y logros a conseguir). Cada vez la tarea de mantenerse activo en un deporte tan duro como el Ironman se ve truncada por la idea de nuestros vecinos de que no estamos bien de la cabeza, los valores de superación, de compromiso, de salud, de esfuerzo por conseguir un logro, quedan manchadas por valores tales como la ley del mínimo esfuerzo. 
Acudimos a nuestro puesto de trabajo por norma, con la intención descarada de sólo tener en cuenta nuestros derechos y olvidamos nuestros deberes, ensalzamos por aprendizaje imitatorio del grupo, el derecho a la buena vida confundiendo dicho término con la pereza y dejadez generalizada.
Por todo ello amigo, propongo y promulgo que ante las inferencias que las personas lanzan en forma de atribuciones hacia tu modo de vivir la vida, con tu esfuerzo y compromiso, con tu locura por muchos compartida, no te haga dudar de tu meta. Sigue con paso firme, y escribe tu propio titular con letras de oro, y deja atrás el terror generalizado y putrefacto del grupo nuestro grupo, reinado por la decadencia y principado por la "PRINCESA DEL PUEBLO", Belén Esteban.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Tecno-manía.

He visto muchos casos de compañeros esclavos de los kilómetros, empeñados en cumplir una cierta cantidad de esa medida distancia que según los gurús de éste tema del triatlón hay que cumplir a toda costa. También los hay obsesionados con las horas, ciertas horas son necesarias para bajar de tantas horas en un ironman afirman los entendidos.
¿Cómo guardas tus entrenamientos?, bueno, puedo decir que esto es el reflejo de cómo nos tomamos de enserio éste tema. La mayoría de la gente suelen hacerse una hoja de cálculo sumatoria con el Power Point, dándote al final de semana las horas o kilómetros entrenados. Estos atletas son personas muy comprometidas con su proyecto y fieles a esas tendencias que antes describí. 
Mi experiencia y lo que a mí no me funciona es esto mismo. Todos queremos llegar en la mejor forma posible en el momento preciso y no siempre 1+1 suman dos, el registrar nuestros entrenamientos puede servirnos de referencia para años siguientes en cuestión de contrastar nuestras mejoras, pero nunca ha de ser una carga psicológica. 
El trabajo que nos llevará a la mejora viene dado por la constancia, la buena planificación, y es un trabajo de semanas, meses y años, y si somos honestos con nosotros mismos, los días que se nos hace imposible el poder entrenar son una insignificancia si miramos esa globalidad. Cada vez más somos esclavos de aparatitos sofisticados que nos bareman fisiológicamente nuestras cargas de trabajo, pero no podemos tomar eso como un peso. Seamos buenos con nosotros mismos, siempre dentro de una fidelidad al compromiso de nuestros proyectos, no siempre el GPS tiene que marcarnos nuestro mejor día, ni tampoco el reloj de la piscina tiene que ser generoso con nosotros, hay que aceptar que somos humanos y que no siempre nuestro organismo está a pleno rendimiento por multitud de factores. Somos seres psíquicos y emocionalmente ligados a nuestra energía, la cual puede ser creciente o decreciente por factores tan insignificantes que ni siquiera se nos podrían pasar por la cabeza. 
En definitiva, sé fuerte y constante con tus metas, pero también sé consciente de tu carácter humano y emocional, deja en el plano meramente cuantificador de tu esfuerzo las modernas herramientas de las que disponemos, no las mal uses para hacer que con el tiempo dejes de disfrutar de lo que en esencia disfrutas, corre libre, nada relajado y pedalea como un niño, sé dueño de tu control y no dejes que una máquina controle tus sueños.

Para todos los compañeros y compañeras que con mucho tesón y esfuerzo en mucho de los casos se sobre-exigen y se sobre-esfuerzan para conseguir sus metas, almas comprometidas con el trabajo , que olvidan su parte humana en el esfuerzo de la consecución de sus sueños. 


domingo, 21 de noviembre de 2010

El rostro del esfuerzo.

Referente a una reciente lectura que he hecho de un libro recomendado por uno de los punteros del triatlón internacional, el rostro juega un papel importante en el buen devenir de una actividad física aunque parezca mentira.
Bueno de todos es sabido, según el popular dicho, que el rostro es el espejo del alma, haciendo referencia a ese dicho, he comprobado y practicado en esta temporada algunas veces ésta técnica y para mí los resultados han sido muy satisfactorios.
El libro en cuestión se llama, Guerreros de La Roca, de Arno Illgner, un escalador profesional el cual describe muchas técnicas de entrenamiento psicológico aplicado a la escalada. Os preguntaréis el por qué leo un libro de psicología aplicada a la escalada, pues bueno, por dos razones, la primera porque me lo recomendó esa persona y me picó la curiosidad, la segunda pues porque pienso y considero, que un ser humano que puede estar a 200 metros de altura agarrado de espaldas con el 20% de la longitud de algunos de sus dedos de una mano y con el talón de una pierna, sin cuerdas para evitar una posible caída, tiene que tener una fortaleza mental digno de ser investigada, o en mi caso de intentar serlo.
La técnica, en cuestión, es la que él denomina, técnica de ojos blandos, si mal no recuerdo, y hace referencia a los gestos faciales que hacemos en la ejecución de un gran esfuerzo. El autor describe que en momentos de máxima dureza física, tenemos una propensión a crispar nuestra cara, es decir arrugar nuestras cejas, cerrar nuestros ojos en señal de apretar un poco más, tendemos a morder con fuerza, tensar el cuello, y por consiguiente se congestiona toda la musculatura mandibular y facial. 
Pues bueno, con todo ello, ¿qué estamos consiguiendo?, pues estamos mandando una señal a nuestro subconsciente, (que es siempre quien nos intenta jugar la mala pasada),  de estar crispados, de estar agotados, de estar en nuestro límite y no es así, por consiguiente el cúmulo de pensamientos negativos nos invaden y dejamos de luchar prematuramente.
A partir de ahora os propongo, en esos momentos de partes finales de series largas de tempo,  recordar lo siguiente: 
Respirar con más calma, relajar la cara, pensar que tenemos una marcha más e intentar sacarla, pensar que no pasa nada, que es sólo un esfuerzo y que de nosotros depende hacerlo con la carga negativa de la crispación o con la descarga positiva de la relajación.
Recomendable no hacer fuerza con la mandíbula, no apretar los ojos ni tensar los hombros, hay que estar relajados y con el paso del tiempo veréis que vuestro rendimiento en esos momentos mejorará. Véase el ejemplo de pómulos caídos en el rostro de Linford Christie en la final de 100m de Barcelona 92, en cámara lenta podemos observar un rostro totalmente relajado a pesar de estar realizando un esfuerzo en su máxima intensidad.
En otra vertiente ganaremos, aparte de una mejor eficacia de trabajo, que en el ejemplo anterior referíamos al ciclismo, y a la velocidad, (aplicable a cualquier otro sector del triatlón), una menor huella psicológica de percepción del esfuerzo y con ello contribuir a una menor saturación del recuerdo del mismo por parte de nuestro cerebro, con lo que en teoría, sufriríamos de una menor fatiga mental. 
Añadir que el ser humano por instinto tiene una tendencia a alejarse de lo que le produce daño y dolor y de acercarse a lo contrario, y en la mayoría de los casos  esos esfuerzos los vemos descritos por casi todos los deportistas como muy fatídicos, teniendo un mal recuerdo de los mismos y generando una tendencia a su no repetición en tal intensidad en el futuro. Con ésta técnica podríamos controlar un poco ese efecto.
Bueno chicos espero haber contribuido con un granito de arena más en vuestros entrenamientos, buena suerte y mucha salud para todos, sobre todo mental jejejejejej.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Ok Love.


Nuestras buenas y malas acciones nos persiguen como nuestra propia sombra
Nuestros días van pasando y nuestras decisiones tomando
Recorremos esos caminos, unas veces salimos ilesos y otras veces tropezando
En ocasiones nos embarga la alegría, otras la tristeza, el enfado y la calma.

Salta de la cama temprano, saluda al nuevo día con templanza
No te des prisa en anticiparte a lo que no ha ocurrido todavía
Recuerda que el pasado ya está en el olvido, no lo lleves a rastras
Céntrate en el aquí y en el ahora pues no hay nada más en tu vida

Trabaja humildemente, paso a paso, piedra a piedra, sienta los cimientos
Y no busques la recompensa del más allá, más que el disfrutar lo que haces
Pues la meta ya está presente solamente con mirarte, y recrearte
Ya que ves al hombre que has creado con tesón y mucho esmero.

El fruto de todo ello verás reflejado con ver de lo que eres capaz
No busques riqueza, no busques plata no busques diamantes ni oro
Pues son engaños, son sólo destellos de luces falsas que ciegan tus ojos
Abre tu pecho, respira hondo, sonríe de cara al sol y siente la paz

Mira al horizonte con la brisa fresca de la mañana rozando tu cara
Deja que el sol del medio día dore tu piel y siente su energía
Disfruta de la caída del astro madre en la tarde que se tiñe de malva
Siente el silencio de la noche, descansa, sueña, hasta el nuevo día.

Surca tus mares, rompe el agua con tus manos brazada a brazada,
Pedalada a pedalada, siente tu esfuerzo al coronar la montaña,
Mira hacia delante, que la vida no te tumbe, zancada a zancada
Levanta los brazos, y mira al cielo victorioso, eres dueño de tu alma.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Principio del orden natural.

Las cosas evolucionan en el tiempo según el principio del orden natural. En la naturaleza, las estaciones se suceden dentro de un orden, sin prisa. El retoño se convierte en árbol, al igual que el niño en adulto. Este proceso no sucede al revés y no se puede acelerar más; todo está calculado dentro de un orden natural de las cosas.
Sólo el ser humano tiene prisa. Nuestra mente corre más rápida que la vida. No somos conscientes de la ley del orden natural; nos fijamos metas en el tiempo, para tener luego prisa por alcanzar esas metas arbitrarias. Es cierto que debemos tener metas, dan un sentido a la vida, si no las tuviéramos, ni siquiera nos levantaríamos de la cama. Sin embargo, no debemos fijarnos metas rígidas en el tiempo. Las metas delimitadas por el tiempo son irrealistas, porque no podemos preveer el futuro. Cuanto mayor es el plazo, menos se realizan. Podemos preveer el sentido de nuestra evolución, pero no su ritmo. La vida nos reserva demasiadas sorpresas y cambios para que intentemos adivinar el orden natural de las cosas.
Sabemos que el progreso depende de la intensidad y del tiempo: puede llevarse menos tiempo y más intensidad, o más tiempo y menos intensidad. Debe haber un equilibrio entre estos dos factores. Si entrena con mucha fuerza e intensidad - lo que se llama sobre entrenamiento - es posible que desaparezca tras una gloria efímera, como una estrella fugaz. Por otro lado, si entrena poco tiempo y sin gran intensidad, márquese una meta más baja.
Cualesquiera que sean los ciclos que atravesemos - poco importa nuestro ritmo - será mejor confiar en el orden natural y ser feliz con lo que venga cada día, con la alegría y el humor que tengamos (aunque a veces sea muy poco).
Después de todo, por muy sorprendentes que sean nuestras aspiraciones y logros atléticos, no dejaremos de ser unos pequeños granos de arena en el universo: "hacer una mala competición no va a cambiar el mundo".
Las aplicaciones psicofísicas del orden natural:

Es posible que todos nosotros hayamos pensado alguna que otra vez: "Debería hacerlo mejor, debería triunfar antes". Esto indica normalmente que hemos olvidado la ley del orden natural. La palabra "debería", como la palabra "intentar", no tiene lugar en el espíritu del atleta natural. "Debería" significa que se está descontento con las cosas tal como son. Es la contradicción absoluta, es el fundamento mismo de la neurosis.
Seguro que hay altibajos, pero, en general, si somos muy exigentes con nosotros mismos, observaremos que hemos perdido la alegría que teníamos al principio como debutantes. El atleta natural está siempre como debutante, lleno de inspiración.
Tengamos en cuenta que el fuera de la ley de la naturaleza, crea su propia prisión en la ignorancia. Así, tanto en el terreno de juego como en la vida, vemos tantos prisioneros como hombres y mujeres libres. Busquemos el equilibrio entre el placer y el dolor, pongamos siempre en práctica la no-resistencia, sacando partido de todo lo que nos depara el destino, de ésta manera podremos disfrutar de nuestro éxito personal, esto es lo que nos demuestra el principio de adaptación en toda la naturaleza. Quizá, en cierta medida, seamos prisioneros de los límites que nos hemos creado, los principios naturales nos dan las primeras claves para llegar a la libertad atlética.

viernes, 29 de octubre de 2010

Llegó la fecha.

Bueno ya estamos aquí, no queda nada, he alargado la temporada para acudir a un Campeonato de España. Concretamente el Campeonato de España de Larga distancia de Grupos de Edad, en el cual estoy inscrito en la categoría de 30 a 34. Ahora me asaltan un millón de preguntas, nadaré bien, cogeré ritmo en la bici, llegaré con fuerza para correr rápido jejejeejj. Seguro que nos pasa a todos, yo por mi parte he entrenado lo mejor que he podido dentro de mis posibilidades, ha sido un camino largo por lo prolongado de la temporada, pero llego yo creo que bien preparado. Y sobre todo muy contento, si miro dos años atrás, nunca pensé que a mis 33 años estaría en una forma tal de atreverme a acudir a un campeonato de España, pero todo es posible. Han sido dos años entrenando con Pablo Cabeza y guiado por Carmelo Ruíz en los que hemos trabajado muy bien. Me he metido en éste fantástico mundo del deporte otra vez. 
Mi último campeonato de España oficial fue en San Sebastián, cuando era cadete, ahí corrí la final de 1000m quedando séptimo, jejejeeej, que tiempos aquellos, la final fue ganada en 2´35´´, mi entrada en meta fué de 2´37´´ y algo más. A llovido desde entonces y con ello quiero decir que después de más de 10 años de una casi inactividad física, estoy en forma para acudir a otro evento de ésta índole. 
Para mí ha sido toda una cura en salud, un camino que me ha hecho ver las cosas de otra manera, una escuela que me ha vuelto a poner frente a mis miedos y vencerlos. Un peregrinaje que me ha enseñado a trabajar para mí, a ser constante, a saber que sin cumplir con la familia, sin cumplir con el trabajo, no se puede cumplir con el deporte. Y aquí estoy, a punto casi te tomar otra salida y ya victorioso de ante mano. Victorioso por poder contar que tengo un filón inagotable de riqueza con mis buenos amigos, felicidad en el trabajo, adelante con mi hijo, orgulloso de mi esfuerzo, retomando mis estudios, encontrando el equilibrio.
Mañana dejo éstos afilados barrancos atrás por unos días, en mi recuerdo vendrá para los momentos duros las veces que he coronado mi reino barranco con sus serpenteantes carreteras. Las horas que he pasado pedaleando junto a mi hermano y junto a Carmelo, proyectando, ilusionando, editando, probando, sonriendo, esforzando, gozando. 
Espero regresar con el mejor de los premios, las ganas de poder seguir contando en futuras líneas que seguiremos aficionados, y enfrentados un año más al coloso o titán que sin duda hay que doblegar, la conciencia, nuestro yo, nuestros miedos, nuestras metas y deseos. 

"Dedicado a mi mejor amigo, Carmelo Ruíz, por su paciencia y entrega con mis proyectos, por ser una persona que crece viendo crecer a los demás".



jueves, 21 de octubre de 2010

Llegaremos a tiempo.

 Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro,
Si te quitan la teta y te cambian de cuento
No te tragues la pena, porque no estamos muertos
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Si te anclaran las alas, en el muelle del viento
Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo
Llegarás cuando vayas más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo
 
Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la respiración
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo, te eche un pulso y pueda más
No te rindas no te sientes a esperar.

Si robaran el mapa del país de los sueños
Siempre queda el camino que te late por dentro
Si te caes te levantas, si te arrimas te espero
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Mejor lento que parado, desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la imaginación
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo te eche un pulso y pueda más
No te rindas no te sientes a esperar.

domingo, 17 de octubre de 2010

El legado de nuestros padres.

En muchas ocasiones veo a personas que poseen multitud de terrenos y propiedades, familias con apellidos determinados que han ido transmitiendo esa riqueza material de generación en generación. En mi último viaje, el cual fue a la ciudad de Talavera, descubrí un ejemplo de lo antes descrito, pero para ser más exactos la riqueza transferida no se trataba de bienes materiales, estaba ante una herencia de riqueza emocional. Dicha herencia es transmitida en vida, y día a día, tarda muchos años en ir siendo adquirida, concretamente desde nuestro nacimiento hasta la edad adulta. Hay momentos en los que dicha riqueza tiene que ser aportada de forma más generosa, sobre todo en los momentos claves en que nos estemos formando como personas.
El estímulo del buen ejemplo predicado, es como un río de agua calma en el cual nos reflejamos, y eso es lo que hacen o intententan hacer nuestros niños en su proceso de convertirse en adultos. De ahí la gran influencia que tienen nuestros padres y que tenemos como padres en el devenir de nuestro futuro y el de nuestros retoños. 

En ambientes en los cuales predomina la cordialidad, la lucha, el emprendimiento, la cultura, el respeto, florecerán personas implicadas en la bella tarea del saber vivir. Son seres emocionalmente avanzados, adelantados a su tiempo, personas que ven más allá de lo que haría alguien que crece en otro ambiente diferente al aquí descrito. 
En el caso opuesto, tenemos individuos que han crecido con la desaprobación, la falta de estimulación y poco menos que un ejemplo vago de lo que no tiene que ser el camino del crecimiento emocional.
Por todo ello y para concluir añadiría que de todo se aprende, y como ya antes mencioné, éste viaje a Talavera me ha traído motivación, lo he visto en unos cuadros colgados en la pared, y luego he sabido, que venían de alguien que ha sabido, dar con la "tecla" del tono adecuado, para saber "dibujar", el camino de unos hijos ejemplares. 
"Entrada dedicada a Doña Carmen, madre de Pablo Cabeza".



domingo, 3 de octubre de 2010

Talento.

Cuando estoy desanimado me gusta ver éste vídeo. Es un vendedor de móviles de Gales, su nombre es Paul Potts. Es un señor muy tímido, el cual siempre a querido cantar delante de mucho público. En el 2009 decidió probar suerte en un programa de televisión Inglesa, "Britain's Got Talent". Le costó mucho tomar esa decisión, todo eran dudas y titubeos hasta que logró reunir la confianza necesaria para salir al escenario. Una vez allí comenzaron las preguntas de los jueces, ¿Paul, para qué estás aquí?, "para cantar ópera contestó él". Los jueces se miraron unos a otros pensando, otro pobre desgraciado más que viene a ser ridiculizado por tanta gente. " VEAMOS QUE PASÓ".

jueves, 23 de septiembre de 2010

Descanso y recuperación.


En nuestros días frenéticos de sacar 48 horas a las 24 de la salida y puesta del sol, solemos dejar a un lado nuestro cuidado. A eso sumado el tiempo que dedicamos a nuestra preparación para eventos de tal índole como un Ironman y acentuado más aún  por los que trabajamos entre 7, 8 y 9 horas al día, terminando con el cuidado de nuestros hijos y el llevar a buen puerto nuestro hogar, cualquier minuto cuenta.
¿Qué podemos hacer para canalizar nuestra energía y sacar el máximo fruto de ella?. Pues primero tendríamos que estar centrados y saber que la mejor manera de descansar es no cansarse mucho, con ello no estoy diciendo que no entrenemos en los parámetros que nos establezca nuestro entrenador por temor a cansarnos, o dejarnos sin hacer algo por sentir fatiga. Hablo de prestar atención en nuestras sesiones de entrenamientos a las diferentes partes del mismo. No podemos comenzar un entrenamiento de bici al 100x100 los primeros 15 minutos, tenemos que dar tiempo a que se produzca la vasodilatación necesaria y que nuestra musculatura esté acondicionada para exigir más esfuerzo. Pero qué pasa al finalizar la sesión, cuántos de nosotros nos concedemos de 10 a 15 minutos de una intensidad más baja para devolver al organismo en la medida de lo posible su estado original. Es aquí cuando comienza el descanso, en ese momento estamos preparando la sesión del día siguiente, soltando con un trote menos exigente, aplicando más cadencia durante 10 minutos en un terreno menos exigente y retomando el nadar regenerativo en nuestros últimos largos de piscina.
El rendimiento óptimo de mañana comienza en la buena recuperación del día anterior, son muchas las veces en las que después de entrenar dejamos pasar más de una hora sin ducharnos, estresando nuestro sistema nervioso aún más de lo que lo hicimos con el entreno, y cuando accedemos a la ducha, la cual recomiendo tomarla en la primera media hora después de finalizada la sesión, lo hacemos sin ningún tipo de paciencia, de una manera rápida. Una ducha para que sea efectiva tiene que ser de una duración de entre 10 y 20 minutos y a ser posible hacer contrastes de frío y calor.
Otro factor determinante en la buena recuperación sería tomarnos nuestro tiempo para hacer estiramientos en el momento adecuado. Normalmente en nuestro día de triatletas no profesionales, tenemos que sacar tiempo de donde no lo hay y andamos siempre estresados quitando tiempo de las cosas que consideramos menos importantes, valoramos más el entrenamiento que el descanso y por ello el estiramiento es el gran olvidado. Le concedemos un tiempo pequeño y justo después de la sesión, cuando estamos pensando en nuestro próximo compromiso con la familia o la proximidad del horario del trabajo, es decir ,con tensión psicológica. Mi opinión al respecto y lo que yo defiendo es que el estiramiento y la relajación van al unísono, y que dicha tarea tiene que ser efectuada en un momento del día en la que no estemos a la prisa, como puede ser en el mismo trabajo o en casa mientras vemos la tele o tenemos la tertulia con la familia. Tenemos que educar a la mente de una manera que el estiramiento simbolice relajación y veréis que resultados se obtienen, con el paso de los meses en situaciones de estrés cuando comencéis a estirar se producirá un acto reflejo de la mente y os calmareis. Otro consejo muy útil es la de realizar el estiramiento sin la finalidad de ser más flexibles. No se puede desear quedarse dormido, ya que cuando lo deseas creas un estrés que produce el efecto contrario y no te duermes. El estiramiento efectivo tiene el mismo principio, hay que hacerlo relajado sin forzarse por estirarse, respirando profundamente y sin mucho dolor.
Un punto muy importante para afrontar con garantías la sesión del día siguiente es la alimentación post ejercicio. En la primera hora que transcurre después de la finalización de la sesión el organismo es capaz de absorber un porcentaje muy alto de nutrientes y es éste período el ideal para reponer nuestras energías, tomando los tres nutrientes fundamentales (proteínas, hidratos, grasas) y sales, fundamentalmente. La mayoría de nosotros no incluimos en la bolsa de entreno una barrita, unos aminoácidos y algún isotónico, es más útil el mp3, jejeje. Cuando llegamos a casa, estaremos con un hambre de campeonato y en el proceso de preparación de la cena que suele ser de unos 20 minutos no nos aguantamos y es cuando caemos en las redes de las galletas, chocolate o cualquier otra cosa que esté a nuestro alcance.


En cuanto a las horas de descanso, recomendable para los deportistas hacerlo durante 8 horas siendo el número de horas pares ya que la hormona del crecimiento encargada de nuestra mejora y recuperación se segrega cada dos horas, obteniendo la máxima ventaja de la misma si dormimos 8 horas en lugar de 7.  Lo normal por casi todos, es pensar en esa hora de bici que no hemos podido hacer, o maldecir que no hemos llegado a las tantas horas de entrenos semanales, pero ¿cuánto tiempo hemos dedicado a dormir, cuánto tiempo para una buena ducha, cuanto tiempo para estirar, cuánto tiempo para alimentarnos correctamente, cuanto tiempo de nuestra sesión a la vuelta a la calma?.
Bueno chicos y chicas, os he dejado algunas pequeñas recomendaciones que espero sean útiles, un abrazo a todos.

sábado, 18 de septiembre de 2010

La Felicidad de lo Inmaterial.

Entrada redactada por José María Abrante Segura.

Muchas veces no sabemos apreciar lo que tenemos, siempre delante de nosotros y que no nos cuesta un “duro”, todo aquello que por mucho dinero que tengamos nunca será suficiente para poder comprar .Esa felicidad, esos buenos momentos, esas vivencias. Muchas personas se pierden en lo material, en ser felices por tener lo último que ha salido al mercado, por llevar lo mismo que el que sale por televisión, por seguir una moda en la que todos se visten igual. Hoy en día si no tienes un buen móvil o no llevas el peinado de moda no eres feliz.


Vivimos en una sociedad muy material, en que la falta de personalidad es el mayor problema de todos. Desde pequeños nos consienten todos nuestros caprichos, sin saber el valor real de lo "material", ni el trabajo y sacrificio que han tenidos nuestros padres para poder conseguirlo. Mi humilde opinión es que estas personas no se sienten plenamente bien consigo mismas ( y lo digo por experiencia).

No hay nada mejor que hacer lo que te gusta , ser feliz y disfrutar con ello, ya puede ser tu trabajo, tus hijos, tus perros o tu deporte, eso te llenará más que cualquier cosa que te compres para sentir felicidad.

En mi caso, mi mayor felicidad es tener salud para poder disfrutar de los entrenamientos. El hecho de calzarme las zapatillas para ir a correr, o ponerme mi casco para salir con la bici y sentir el aire fresco en mi cuerpo....... eso si que no tiene ninguna connotación material. Esas emociones, sufrimientos y alegrías son las que verdaderamente me hacen feliz, y más si la puedes compartir con personas allegadas a ti, que disfrutan de lo mismo, igual o más que tu ... para eso, no hay precio.

Una vez que comprendas el significado de lo inmaterial, sabrás valorar lo que tienes, el comprarte las cosas por necesidad no porque lo tenga todo el mundo. Lo que me ha ensañado el triatlón, es que por tener lo mejor (ruedas,bicis,cascos,neoprenos) nunca se es mejor. Por eso hay que disfrutar del entrenamiento desde el principio hasta el final, porque lo inmaterial ( voluntad, sacrificio,entrenamiento) va a ser lo que determine el lugar de cada uno.



jueves, 9 de septiembre de 2010

FIESTA DEL ENTIERRO

En los pueblos pequeños como en el que yo vivo, un entierro es como la fiesta mayor. Acuden personas de todos los lugares de la isla, preferentemente familiares del difunto o la difunta. He dejado de ir, me sentía muy mal, y no precisamente por la muerte de la persona que pudiera conocer, sino por lo que allí acontecía y sigue aconteciendo. Como decía antes la gente viene de todos los lugares luciendo sus mejores galas. Una vez en el tanatorio comienzan las muestras de alegría por reencontrarse con aquellas personas que hacía mucho tiempo que no veían y que nuevamente son en la mayoría de los casos familiares y se escucha mucho la típica frase, “siempre nos vemos cuando se muere alguien”.

Los motivos de mi pena ante ésta costumbre que tacho de cavernícola pueden ser varios, se me ocurre pensar, el porqué esos familiares afectados, que no suelen ser muy numerosos, tienen que sufrir esas 24 horas frente al cuerpo sin vida de un ser querido. Qué incomodidad el no estar en casa, descansando y bien llevando esos momentos delicados y no en unas sillas incómodas mirando una caja que contiene un cadáver. Todo ello no sé si por una costumbre forzada, pero que en mi opinión y respeto la de los demás, no es más que un espectáculo morboso para los que allí asisten, como si fuera un reality show de ver qué familiar está más afectado y cual no, para poder luego comentarlo en las tertulias que se forman en los lugares más periféricos del tanatorio y que como norma general tienen de moderadora a una señora mayor bien al día de los problemas de la familia.

Para mí, si esos momentos son de sincero dolor, deberían estar reservados a las personas que íntimamente consideramos amigos o familiares, y no a todo aquel que quiera acudir como si de un espectáculo gratuito se tratara.

Otro aspecto que no comparto son los comentarios de la cantidad de gente que acude al entierro, como si eso fuera a darle más o menos importancia a la persona que ha dejado de existir. Hasta en eso somos competitivos y envidiosos, cuando comparamos la cantidad de gente que fue a un entierro y a otro. Qué hipocresía.
También existen los comentarios favorables al difunto, ya que si no los hacemos, pensamos que dicha persona vendrá del más allá a castigarnos. Por qué el día del velatorio tenemos que alabar la persona del difunto si en vida no lo podíamos ni ver. Pues sí, si no me caía bien, lo digo, y lo que no haré, será ir a su entierro sólo para hacer número y menos aún a pasarlo bien viendo el dolor de quien sí lo quería, ya que muchos de los que presumen haber estado toda la noche acompañando al cadáver y en primera fila del entierro, lo hacen por puro disfrute y por el qué dirán, meramente apariencia, por ser tratado de persona bondadosa de acudir en auxilio del dolor del prójimo. Son los mismos que en vida normalmente tenían algo que decir siempre del difunto, ya sea bueno o malo, y como arrepentimiento de tal acto, necesitan ser exculpados de tal losa el día del adiós de esa persona.



Por qué acudimos en masa al entierro de una persona, nos volcamos, por qué no repetimos el mismo acto cuando alguien consigue algo con esfuerzo y esmero. No es la misma persona a la cual estamos dándole el último adiós aquella que un día necesitaba ayuda y no se la dimos. No es la misma persona que si es verdad que sentimos su muerte y acudimos a esa llamada nunca nos preocupamos de la fecha de su nacimiento para decirle feliz cumpleaños.

Por todo ello todavía no alcanzo a comprender el sentido de los enterramientos y las muestras de pena por la marcha de esa persona, salvo las que se notan que son sinceras. Por qué siempre somos movidos por actos negativos y no por el contrario, por actos positivos ante una muestra afectiva hacia una persona, y aún peor, no hacerlo cuando la persona pueda ser sujeto contemplativo de esa muestra y no cuando ya no está en vida.

Bueno espero que con vuestros comentarios pueda comprender esto mejor. Un abrazo.



viernes, 3 de septiembre de 2010

MOTIVACIÓN-MOTIVATION-UNE MOTIVATION-MOTIVIERUNG-OS MOTIVOS.

Motivación, se define como " lo que hace que un individuo actúe y se comporte de una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada, con qué vigor se actúa y en qué dirección se encauza la energía. Factores que hacen que las poblaciones o las personas actúen en cierta forma. La motivación es un termino genérico que se aplica a una amplia serie de impulsos, deseos, necesidades, anhelos, y fuerzas similares".
Es una buena definición, ¿Como motivarnos?, lo primero es saber si la actividad en la cual necesitamos esa motivación para ejercerla nos gusta, hay que saber por qué nos gusta, puede ser porque nos permite estar sanos, porque nos hace más delgados, porque nos ayuda a conocer gente, porque nos ganamos el reconocimiento de las personas, porque nos relaja. Una vez y sabemos eso ya hemos dado un paso. Si tenemos razones de por qué nos gusta una actividad física, pues entonces, ¿por qué un día deja de gustarnos?, ¿por qué necesitamos buscar motivación para hacerla?. Se supone que es algo que nos gusta, pues ¿por qué tanto problema?. Pues porque ninguna de las razones de preferencia que antes mencioné es en sí misma  afín a nuestra naturaleza, porque son roles sociales,  han sido impuestas como estándares y que de por sí, no son naturalmente posibles de integrar en nuestra vida.
No podemos tener el móvil de realizar una actividad pensando en estar más delgados, ya que si no lo conseguimos aborreceremos la actividad en sí. Hay que focalizarla con ese mensaje pero aprendiendo algo de ello. Yo empezaría a implantar la idea de que estar delgados no es sinónimo de salud, pero que si hacemos deporte tendremos una tendencia de aprendizaje de buenos hábitos alimentarios, de descanso, de paciencia, de relajación, todo un proceso, que al ir aprendiéndolo, el estar delgado llegará sólo de forma natural y cuando llegue, en mi opinión, ya no nos importa nuestra figura en sí. Ésto para mí sería una forma más correcta de integrar ese mensaje en nuestra vida y de motivación con pilares. Nuestra sociedad nos bombardea con fórmulas mágicas, alimentos extraordinarios, endocrinos milagrosos, la respuesta está en nosotros. Tendemos a ver el estar delgado con sólo el hecho de la alimentación, pero influyen muchísimas cosas, el motor del coche no funciona sólo de combustible, hay mil engranajes que hacen que se mueva y desgraciadamente un endocrino va a hacer su trabajo, a dejarte a ti contento y a ganarse él su prestigio. Bajas peso rápido, sientes euforia y luego te sientes muy mal cuando has recuperado tu peso perdido y unos kilos más. Si lo haces de forma natural sin preocuparte por la figura, pero sí aprendiendo el por qué unos alimentos son dañinos, qué funciones tienen las grasas, las proteínas, etc..,  ésto se convertirá en parte de ti, será integrado en tu vida y tendrás una motivación con buenos cimientos para continuar aprendiendo y continuar responsabilizándote de tu salud.
Lo mismo pasa con el entrenamiento, veamos algunos de los factores que influyen en una caída de la motivación:
1º-. La imagen ilusoria de sí y auto crítica destructiva:
La mayoría de los deportistas tienen imagenes ilusorias de sí, constantemente su mente divaga del pasado al futuro, anhelando la forma física que tuvieron años atrás, diciéndoles a sus compañeros que para ellos, los triatlones llanos, que no son buenos subidores, otros afirman ser triatletas de corta, por eso no triunfan en la larga distancia. Todo ello es un compendio de ideas, de afirmaciones del ser, que nos frenan a conseguir nuestro objetivo primordial que no es otro que el disfrutar de nuestra actividad.
Esas imágenes hay que dejar de tenerlas, si afirmamos ser malos nadadores ya estamos poniendo una barrera a la mejora, si afirmamos ser buenos corredores, haremos todo nuestro ironman en función de la carrera, dejamos de esforzarnos en el agua y en la bici, sólo para dar fe de esa afirmación de que podemos correr rápido. ¿Por qué? pues porque nos hemos auto impuesto ésa imagen y estamos condenados por nuestro propio subconsciente a darle la razón a esa afirmación. Somos carne de cañón. Por eso recalco que no hay que tener ni buenas ni malas imágenes de nosotros, las imágenes son imagénes, no son reales, no existen, son sólo una carga que difumina nuestra atención en la actividad y en el disfrute de la misma.
¿Como evitaremos en gran medida éste mal hábito?, pues poniendo atención al lenguaje, el lenguaje tiene un poder muy grande sobre nuestro subconsciente, y si poco a poco comenzamos a cambiar nuestra manera de hablarnos, estaremos en el camino. Ejemplo, si estás aprendiendo una determinada técnica de natación y no te está saliendo muy bien que digamos, no es bueno decirte que eres un torpe o que nunca aprendes, ni tampoco es bueno que te digas, soy un máquina, lo estoy haciendo bien. En los dos casos estás mintiendo, en el primero no aprenderás porque te estás frenando, en el segundo aprenderás mal porque no estás siendo realista. Lo correcto podría ser el  decirte a ti mismo, "con paciencia, práctica y atención estoy aprendiendo", ni más ni menos, así de fácil, no hay que suicidarse, ni tampoco ponerse en plan superman, sólo ser realistas prácticos y honestos.
2º-. Toma de conciencia y afirmaciones de poder:
Como y cuando disfrutamos de nuestra actividad,  pues aprendiendo, evolucionando, mejorando, rompiendo las barreras físicas y mentales que antes nos parecían infranqueables. Muchas veces hacemos afirmaciones carentes de poder, llenas de total abandono y total despreocupación e implicación. Cómo podemos cambiar éste hábito, pues la clave es el lenguaje y el trabajo, otra vez. En lugar de afirmaciones tales como, "voy a intentar mejorar mi marca éste año", en la cual ya ponemos un freno o un muro, porque decimos que intentaremos mejorar, tenemos que decirnos que mejoraremos, intentar es una palabra de debilidad y de falta de compromiso e implicación. La afirmación correcta sería "voy a mejorar mi marca éste año". De ésta manera hemos dejado la puerta abierta, abierta al compromiso, al trabajo, a la consecución del logro, hemos tomado conciencia y hemos hecho una afirmación responsable para con el objetivo y no lo hemos dejado en un mero intento. Otras afirmaciones tales como "procuraré ser más constante en el entreno", ya estás diciendole a tu subconsciente que existe la posibilidad de ser más constante o quizás no, la afirmación correcta sería, "voy a ser más constante en el entreno". Con ello no dejas lugar a la duda, no dejas una vía de escape de atención, con ello activas toda una serie de mecanismos de implicación para con el trabajo y la consecución del objetivo, con ello estás dejando a tu subconsciente sin opciones de trabajar en tu contra.
3º.-Del Caserío me fío:
En nuestra vida no podemos concentrar toda nuestra atención en una sola actividad, pero sí que debemos prestar toda nuestra atención a la actividad que estemos realizando. Por ejemplo, el deporte ocupa un lugar en nuestra vida, una vez acabado el entrenamiento debemos de tener una tendencia a prestar atención a otros factores, cumplir con nuestra pareja, ser efectivos en el trabajo, disfrutar de los amigos, la familia etc..... Ésto parece que no, pero puede ser un factor de motivación y de desmotivación, ya que nuestra estabilidad emocional se podrá ver muy afectada si nos volcamos con uno sólo de esos frentes. Si tenemos una rueda de quesitos compuesta por 5 piezas, cada uno tiene que ser un ente de nuestra vida, el amor sería uno, la amistad otro, el deporte, el trabajo etc y que cada uno de ellos tienen que tener nuestra máxima atención en el momento en el que estemos mordiéndolo para saborearlo bien.
No podemos estar mordiendo el quesito del amor pensando en el triatlón jejejejeej. Y que por el contrario si de las 5 piezas que conforman el quesito, cuatro son del amor y una sola de la salud por poner un ejemplo, el día que nos falte el amor, la rueda dejará de rodar, ya que con un sólo quesito es imposible. Por el contrario si los 5 quesitos tienen un aspecto diferente de nuestra vida, si nos falta uno, no será un giro redondo por el momento, pero por lo menos seguirá cumpliendo su función, el seguir girando, el seguir viviendo.
De igual manera si sólo confiamos atención, importancia preferencia a un sólo factor, como puede ser el deporte, no terminamos de desconectar. Si terminamos el entreno y lo comentamos y re-comentamos con un compañero, lo descargamos del garmin, lo publicamos en el blog después de apuntarlo en nuestra bitácora y en la cena es el tema de conversación con nuestra pareja, hemos pasado casi todo el día entrenando mentalmente jejejeej. Si desconectas, te refrescas, muchas veces acudimos a entrenar físicamente descansados al día siguiente, pero mentalmente fatigados, ya que en nuestra cabeza el entrenamiento del día anterior fue revivido 7 veces. Estar fresco mentalmente, desconectar,  ayuda a sentir deseo por la actividad, y ésto es una buena motivación.
Bueno, éste artículo lo dedico a Jaime Vigaray, el cual, espero y deseo que nos acompañe en Pozo Power Training Camp de 2011, junto al resto del grupo del año pasado y a todo aquel que le pueda servir de ayuda en uno de esos días que nos cuesta arrancar. Un Abrazo a todos.

viernes, 27 de agosto de 2010

IRON-DIETA

Inevitablemente, si queremos tener un rendimiento óptimo en un deporte de resistencia, tenemos que tener un buen entrenador, muchas ganas de entrenar, un buen entrenamiento mental, descanso y sobre todo, una buena dieta. Normalmente empleamos mucha energía y horas preocupándonos de lo que verdaderamente no tiene mucha importancia, como puede ser el leer y releer las ventajas aerodinámicas de un casco, cuadro o ruedas. Pasamos horas analizando datos de potencia, hablando de umbrales, de lactato, de potato y de fosfato jejejeje. Olvidamos la dieta, ¿qué comes?, ¿has visto aviones que funcionen con carbón?, pues entonces por qué el 80% de los triatletas del panorama  nacional siguen teniendo una dependencia masiva de los altos índices de azúcar en sangre para competir.
 Por qué un avión no puede funcionar con carbón, pues porque para volar 6000 km ese combustible aporta muy poca energía y ocupa mucho volumen de carga, lo mismo pasa con nuestra alimentación para la larga distancia. Tenemos que dejar a un lado el carbón (azúcar-glucógeno) y empezar a funcionar con queroseno (grasas). Dietas como la paleolítica o la dieta de la zona, son pioneras en éste campo ya que aportan al organismo en porcentajes casi paralelos los tres pilares alimentarios, grasas, hidratos de carbono y proteínas. La dieta tradicional y la vendida a los deportistas erróneamente ha sido siempre la de la ingesta de muchos hidratos de carbono y pocas proteínas, siendo las grasas tratadas como el mismísimo lucifer jejejejeej. Con ésta dieta tradicional, nuestra azúcar en sangre será muy alta y nuestro metabolismo se moverá con carbón (glucógeno), que es un combustible muy bueno para actividades cortas pero no así para las largas. Con la dieta de la zona al contrario, conseguiremos que nuestra insulina en sangre sea estable y por lo tanto nuestro metabolismo con el paso del tiempo se nutra de las grasas almacenadas. ¿Por qué vemos en una etapa del Tour a los ciclistas que van a unas intensidades muy altas y apenas comen?, pues porque han entrenado lo que he expuesto anteriormente, con la ingesta de alimentos equilibrados, han dejado de depender del azúcar y han vencido la ansiedad que nos produce el alto índice de insulina, por consumo de azúcares, que son de combustión muy rápida y poco duradera. El azúcar funciona en un círculo vicioso, cuanta más ingiráis más cantidad el cuerpo os pedirá, como dicen los expertos de la zona, el hombre vive drogado con el azúcar, afirmando incluso que la comida es una de las drogas más potentes que existen.
Tratemos los errores fundamentales de todos aquellos que comienzan una nueva dieta. El primero es dar pasos demasiado poco escalonados, no podemos hacer en dos días que nuestro cuerpo no dependa del azúcar,  hay que desintoxicarlo y para ello, iremos sustituyendo los alimentos de alto índice glucémico ( mucha cantidad de azúcar o basados en azúcares de absorción rápida en sangre), como el pan, pasta, arroz, patatas, bollería, por alimentos de bajo índice glucémico, como frutas y verduras. El segundo paso será el aumentar la ingesta equilibrada de proteínas (preferentemente, pescado, huevos y carnes blancas), grasas no saturadas (omega 3 en forma de aceite de salmón, y frutos secos), y los hidratos que antes mencionábamos como válidos. Todo ello de forma progresiva. Si en una comida tenemos pan y patatas, pues quitamos el pan y con el paso del tiempo la patata la sustituimos por fruta o verduras. Otro paso importante sería el dejar de comer pasta, si "pasta", estaríamos unos meses comiendo pasta integral, siempre con atún o carne, sin pan ni patatas añadidas, disminuyendo la cantidad de pasta y agregando verduras, hasta que logremos quitarla definitivamente de nuestra dieta como hábito. Con lo de hábito quiero decir que no tiene por qué desaparecer, pero sí que la podemos comer una o dos veces al mes si nos apetece. Los cereales del desayuno es otra falacia muy difundida. El único cereal no dañino a nuestro organismo es la avena, nos han vendido como dieta saludable y llena de energía el tazón de cereales con miel por la mañana y no es así. Los niveles de azúcar que sufrimos con éste plato son asombrosos, un desayuno equilibrado puede ser a base de avena, leche de soja (muy rica en proteínas y baja en grasas saturadas), huevos frescos cocidos, jamón, atún, fruta y frutos secos, siempre en las cantidades aconsejadas y personalizadas que fundamentan ésta dieta.
Para mejor entendimiento de los pasos a seguir, recomiendo visitar la página www.enerzona.net, donde encontrareis información más detallada.
Las ventajas que conseguiremos con éste cambio, el cual queda fundamentado en nuestro organismo en un período mínimo de medio año, serán:
Mantener un tipo de energía más constante tanto en nuestros entrenamientos como en nuestra planificación, dejando de sufrir de una vez por todas las llamadas pájaras.
Un mejor descanso y conciliación del sueño.
Optimización de tu masa corporal ideal, ya que con la ingesta proteica y de grasas no saturadas conseguiremos quemar la grasa acumulada en nuestro organismo.
Tendremos una tendencia a no ponernos enfermos constantemente o si enfermamos menor afección y duración de la infección ya que al tener una dieta equilibrada nuestros niveles de eicosanoides encargados de la estabilidad hormonal será óptimo, todo lo contrario a si tenemos niveles altos de azúcar.
Menor peso en la bici ya que la carga de alimentos se reducirá a la mitad e incluso a tres cuartas partes de lo habitual y muchas otras más.
En definitiva creo que es un tema a tener en cuenta, y mi opinión particular, es que sería más importante y ganaríamos muchísimo más tiempo si en vez de comprar la rueda aerodinámica o el cuadro último modelo, adoptáramos una dieta como la expuesta. Un abrazo chicos.

domingo, 22 de agosto de 2010

¿ATENCIÓN?

Cuantas veces de jóvenes hemos pedido los apuntes a los colegas después de clase por no estar atentos?, seguro que muchas, el motivo por el cual nos pasaba era por no estar atentos. Éramos jóvenes y nuestra atención se dispersaba, en el patio (futuro), en el beso que le dimos a la novia el día anterior (pasado), y en otras muchas cosas.
Nuestra atención se dispersa, en la vida cotidiana, en nuestro trabajo, y sobre todo aunque no lo creamos en nuestro entrenamiento o actividad deportiva. En el momento en el que no estemos realizando la actividad, es un buen momento para proyectar nuestro entrenamiento, para elegir nuestras próximas competiciones, para probar un plan alimentario, para terminar de atar cabos del por qué no progresamos, etc etc etc..... pero, si todo eso lo hacemos en el desarrollo de nuestro entrenamiento todo cambia. Siguiendo el hilo del primer ejemplo, ¿pensáis que no nos hubiera ido mucho mejor prestando atención al profesor en el momento de la explicación y no sólo los días antes del examen?, pues sí, pero algunos saldaron esa situación con un suspenso y otros con un aprobado por los pelos, lo mismo  nos puede pasar en un ironman o en los entrenamientos diarios.
Constantemente acudimos a la piscina a nadar y la atención se dispersa pensando en otras cosas, en lugar de concentrarse y atender a lo que estamos haciendo, se nos pasan los segundos de recuperación, imprimimos más fuerza a la brazada con el brazo derecho que con el izquierdo, o en una serie de 400 a los 250 metros ya no sabemos si hemos nadado 250-300 o 350, jejejeje. En la bici pasa tres cuartos de lo mismo, machacamos las bielas como pistones, se nos dispersa la atención hablando con los compañeros, que no digo que esté mal, pero también estaría bien el imaginar una pedalada redonda, en imprimir más cadencia cuando subimos, en concentrarnos en la trazada de un descenso, en conseguir dosificar una larga serie de tempo.
Con todo ello, quiero decir, que si atendemos a lo que hacemos, pasaremos de un suficiente a un notable, jejejeej, hay un dicho que reza diciendo que son los pequeños detalles los que marcan las grandes diferencias. 
Para mí el gran ejemplo de dispersión de atención lo tenemos en concentrarnos en una cosa en la cual no tenemos control en absoluto. Por ejemplo, una lesión de rodilla, miramos al pasado maldiciendo lo que no debimos haber hecho, no está mal, pero eso no soluciona el problema, hay que pasar a la acción, hay que centrar la atención en la solución y no en el problema. Normalmente, nos quedamos con la lesión continuamente rondándonos la cabeza, machacándonos, si nuestra lesión es de tendón, nos auto imponemos en nuestra mente una fotografía de un tendón radiografíado roto, o distensionado. Seguimos dispersando nuestra atención en algo que no interesa, con algo que no nos dará la mejora. El siguiente paso y error es confundir la lesión con que ya no podemos seguir entrenando. Cuando el plano físico del tren inferior está lesionado, nos queda el plano físico del tren superior, el plano mental, la táctica de alimentación en carrera y aunque no lo pensemos, podríamos incluso hasta correr, sí por ejemplo hiciéramos aquajogin. Ésto sería estar atentos al problema, atendemos a la solución y evolucionamos con el aprendizaje. 

Paso fundamental del buen aprendizaje sería el no dispersar la atención, que no nos engañen con materiales para la bici super-aerodinámicos y ligeros, céntrate en pedalear, que no te vendan las últimas zapatillas del campeón del mundo, céntrate en correr y en saber lo mejor para ti, hay que estar atentos y no dejarnos despistar por la novia del recreo o por el chiste del colega, nuestro curso es la temporada y el examen final el Ironman. Un abrazo.

viernes, 20 de agosto de 2010

MUERTE


Nuestro destino final, aunque muchos no lo crean será la muerte y nuestro lugar el cementerio o quizás nuestro cuerpo hecho cenizas será vertido en un barranco o en nuestra playa preferida. El cementerio está plagado de proyectos futuros, de enfados, de personas que murieron sin hablarse, de hermanos que prometieron verse a final de verano, de gente muy rica, de gente muy pobre, de viajeros y de personas que en su vida salieron de su propio entorno. Fueron vidas en muchos de sus casos vividas en el pasado o en el futuro, vidas que dejaron el presente para el futuro y esperaban del futuro encontrar sus deficiencias malditas del presente, por culpa de los males del pasado. Pasado, presente, futuro, me remito a una sabia frase pronunciada en una de mis películas preferidas, Kung-fu Panda, jejje, el maestro Oogway (una tortuga centenaria muy sabia), dijo, “el pasado ya es historia, el futuro es un misterio, pero el ahora es un regalo, por eso se le llama presente”.

Vivimos predeterminados e influenciados por nuestro pasado, maldiciendo lo que no tenemos, usando el tiempo presente para sentir esos recuerdos, que en realidad no existen, son sólo producto de nuestra mente, intangibles, carentes de forma, y de igual modo seguimos desperdiciando el tiempo presente, proyectando las soluciones de esos problemas a un futuro mejor. Un futuro mejor que tampoco existe, son nuevamente producto de nuestra mente, sólo ideas, no tienen cuerpo físico, ni en tiempo, ni espacio, sólo es una imaginación, nada más. En ese salto del pasado frustrante al futuro esperanzador nos dejamos siempre lo mejor, el momento presente, lo único que existe, lo único que tiene cuerpo, lo que no es producto de nuestra imaginación ya que está aquí ahora y no en nuestra cabeza en forma de ayer o de mañana. Ese salto temporal no escalonado es lo que nos produce la enfermedad de la Ansiedad, conducimos nuestro coche con ansiedad proyectándonos en el destino y olvidándonos del camino, nos dejamos sin ver, el paisaje, dejamos de apreciar una bonita canción en la radio, nuestra atención se dispersa, se centra en un hecho que no existe en ése momento espacio tiempo, existe sólo en nuestra imaginación y ésta nos juega la mala pasada de sentirlo de tal modo que altera nuestro sistema nervioso en forma de estrés o ansiedad por llegar a él con nuestra mente y no físicamente.

El enfado, discutimos con una persona, hemos vivido la discusión y seguimos pensando en ello, una vez terminada es pasado, el recuerdo de ése hecho ya no existe, no es real, sólo imaginativo, enfadémonos en el momento y sintamos el sentimiento de enfado como tal, dejémoslo en ese pasado, no lo traslademos al presente inmediato y mucho menos al futuro. Cuantas veces decimos, “a ese tío no le hablo más, recuerdas lo que me hizo”…..hemos trasladado algo del pasado, en éste caso algo negativo para estropear nuestro momento presente, y sólo ha sido un producto de nuestra memoria, en definitiva un pensamiento que ya no existe, pero le concedemos más importancia a eso que no existe, imaginario, que a lo que sí, el ahora espacio temporal.
Los cementerios existen, se pueden visitar gratis a diario si quieres, ahí terminaremos todos, tanto los que han sabido pasar página y vivido sin rencor, sin enfado, sin ansiedad, sin maldad, el momento presente. Como los que andan todo el día cabreados por el trabajo, enfrentados y ansiosos con su particular salto espacio temporal del pasado al futuro, a todos se nos acabará la vida y se podrá reafirmar lo único que podemos acertar de pleno en predicciones futuras, que moriremos.

Si cuerpo y mente nos componen, al morir nuestro cuerpo desaparecerá y no se sabe lo que con la mente pasará, pero no estamos ya muertos, si nuestra mente no está aquí con nosotros sino perdida en recuerdos que no existen, “pienso luego existo”, pero si pienso imaginaciones o cosas no reales, ya no existiré, por lo cual, la mayoría de nosotros estamos vivos corporalmente, pero muertos ya en nuestra mente.

lunes, 9 de agosto de 2010

INAGUA.

Entrada redactada por José María Abrante Segura.

El frescor de la mañana te recorre todo el cuerpo mientras te tomas un colacao calentito en la terraza. Te has despertado antes que el Sol y solo escuchas a los pájaros cantar, el mundo sigue durmiendo pero tu ya despierto, solo piensas en lo que se avecina. Preparas todas las cosas, con un nudo en el estómago, porque no se merece mayor respeto, sales de la casa con los primeros rayos de sol en busca de la persona que me enseñó el camino de la superación, el de ser mejor persona día a día, mi Hermano. También le debo el poder conocer ese inmenso bosque de Inagua.

El serpenteo de su carretera nos llevan a inmensas y preciosas vistas de nuestro pueblo aún dormido, pero cada vez estamos más cerca de llegar a nuestro destino. Seguimos subiendo cada vez más y su fauna nos dan la bienvenida, bandos de perdices y de palomas volando por sus barrancos y grupos de conejos que cruzan la carretera.

Ya hemos llegado a la entrada de Inagua, solo hay que saltar una cadena, que tienen puesta para que no entre ningún coche, y como si de un cuento se tratara, entras en otro Mundo. Una vez dentro no existen problemas ni remordimientos porque no tienes tiempo de pensar, solo tienes tiempo de mirar a boca abierta lo bonito de tu tierra. Empezamos a correr y los paisajes van pasando, barrancos enormes, pinos de incalculable valor, fuentes naturales..... pero no hay nada mejor que poder correr con tu hermano.

Van pasando los minutos y cada vez te das cuenta de lo afortunado al poder correr por ese hermoso paraje natural, invisible para algunos y fundamental para otros. No importa que vayas a 6' o 4' el kilómetro, lo que de verdad importa es poder disfrutar con la gente que quieres y comparte tu afición en tan hermoso lugar.

. Dedicado a mi hermano Valentín por enseñarme a disfrutar la vida con verdaderas emociones y valores.